viernes, 23 de enero de 2009

"Detrás de cada amanecer", Pablo Valdés

Ya os he hablado más de una vez de Pablo Valdés, un joven asturiano que tiene un puñado de buenas canciones y muchas ganas de hacer algo grande en esto de la música. Su música se podría calificar como rock convencional, del de toda la vida, y son palpables las influencias de mi Quique González, el de los primeros discos, donde la guitarra y la armónica son la base de la mayoría de los temas. Pablo ganó hace tiempo un concurso de los 40 Principales asturianos, y publicó Donde nos lleve la carretera, un buen disco que merece la pena que escucheis, donde Amor en vena brilla con luz propia. Hoy os dejo con el videoclip de Detrás de cada amanecer, una gran canción que sirve como síntesis perfecta para que aquellos que no le conozcais os hagais a la idea de lo que podeis encontrar en su música. Tengo entendido que en breves publicará un nuevo disco, espero que la carretera, esta vez, le traiga por Euskadi, mientras tanto, que ustedes la disfruten...

12 comentarios:

Nathaniel dijo...

Recuerdo cómo cayó en mis manos por primera vez el disco de Pablo. Un usuario de una página de acordes en la que colaboro, colgó dos tablaturas de él y dejó en el foro unos mensajes, en plan, es un supercrack. Yo, pasé de todo, francamente. Pero un día en Fnac vi el disco y lo escuché. La gente de allí, aquel día, como tantos otros, debió flipar conmigo. Un paisano media hora enchufado a unos cascos y moviendo las caderas!!! No hubo más remedio que comprarlo. Es un disco grandioso, sensible, evocador, en el que todo huele a carretera y manta, en el que no hay sitio para el amor, sólo para los corazones soltiarios.

Nunca le he oído en la radio ni visto en la tele, apenas había videos en youtube (ahora no sé, hace que no miro) y creo que eso era lo mejor de todo. Me pasa un poco con él como con Fabián o Alfredo González. Son excepcionales, pero casi desconocidos e, interiormente, me invade un sentimiento contradictorio, pensando en que me jode que músicos tan buenos y tan inspirados pasen desapercibidos para el común de la gente, pero por otro lado, temo que algún día les descubran, que dejen de ser mi pequeño tesoro, mis 'rarezas' geniales en la fonoteca.

Con Quique me pasó un poco así. No lo conocía 'ni dios', pero de Pájaros mojados en adelante, la cosa cambió bastante (y con todo lo que lleva remado el para que cambie, que bien merecido lo tiene) y no sé, fue como un 'parto' para mí. Lo llevaba dentro y ahora anda sólo y con vida propia.

En fin, parece esto mi particular 'Diario de Patricia' (ese programa que nadie ve, al contrario que los documentales de La 2). Si ves que me rayo mucho me mandas al carajo ;)

Un abrazo. Por cierto, te veo muy bizcochón estos días con las canciones :P

Mikel dijo...

Nathaniel, no te preocupes, lectores como tú dan gusto! ;)
Te entiendo perfectamnte cuando hablas de ése sentimiento contradictorio, a los primeros conciertos de Quique a los que iba había gente, pero podías elegir dónde ponerte y las entradas las comprabas en taquilla. La última vez conseguí entrada de milagro, no cabía un alfiler y el público iba desde quinceañeros enamorados a cincuentones melómanos. Es indudable que por el bien del artista esto es bueno, a ver si no cómo van a seguir sacando discos, pero también, por otro lado, me fastidia.
Estoy de acuerdo contigo, el disco de Pablo me parece muy bueno y sólo le encuentro un "pero", y son las letras, quizá algo simples, nada que no se pueda mejorar con el tiempo...
Bizcochón yo? Uno, que tiene corazoncito... ;)
Un abrazo!

Nathaniel dijo...

Jajaja, vaya por delante que lo del bizcocheo era de coña. Lo de las letras, no estoy del todo de acuerdo, creo que responden más al hecho de que es un disco hecho sin pretensiones de ningún tipo (cuenta lo que le apetece, guste o no) y de que son muy directas; digamos que no busca adornos para contar lo que cuenta y habla más de situaciones que de sentimientos. No sé, a mi me pareció un soplo de aire fresco para 2007. El año pasado era mi disco cabecera de camino a la playa. Lástima que, como casi siempre, a mis colegas ni les fuera ni les viniera... A ver cuando saca disco nuevo, tengo grandes esperanzas con él.

Mikel dijo...

No te falta razón, hay artistas como Rebeca Jiménez que escriben letras muy directas, sin florituras, y son igualmente buenas. lo que me pasa con pablo es que, a veces, es previsible lo que va a decir un verso antes, no sé si me explico. Aún así a mí también me parece un discazo y con mis amigos, ni lo he intentado... Satisfecho estoy de que les haya acabado gustando Vetusta Morla y alguna de Quique...
Saludos!

Traubert dijo...

Está grabando el disco nuevo detrás de mi casa, donde grabé yo, jeje

Nathaniel dijo...

Anda! Mira quien ha asomado la patita! xDD Un saludo, genio! A ver si te pasas por Galicia a dar un concierto.

Traubert dijo...

Pues aún no te puedo asegurar nada, pero hay bastantes posibilidades de que la gira que voy a hacer con Manolo Tarancón pase por Galicia, jeje

Un abrazo¡¡¡

Mikel dijo...

Alfredo! ¿Así que está grabando ya?. Eso es bueno. Por cierto, nunca te he preguntado, a Tucsn los conocerás también no?. Molan.
Un abrazo amigo!

Traubert dijo...

Sí, Tucson es Edu Vázquez, amigo mío. Ahora va a firmar sólo con su nombre, creo. Es muy probable que se haga algún tema con Manolo y conmigo cuando andemos por Xixón. A Pablo Valdés le conozco de hace mucho también, compartimos muchos bolos y "Detrás de cada amanecer" la cantó conmigo alguna vez, jejeje

Mikel dijo...

Imaginaba que lo conocerías, he escuchado pocas canciones pero me molaron muchísimo, sobre todo Georgina! ¿Cantabas ésta con Pablo? jejeje
Mola, y mucho, el movimiento que teneis montado ahí en Asturias, ya podía soplar un poco de ése aire por aquí tío...

Traubert dijo...

Ya ves, de la crisis salen canciones y músicos, y aquí en Asturies llevamos demasiados años críticos ;)

Mikel dijo...

Buena respuesta tío! Aún así, no creo que sea solamente cuestión económica!
;)