martes, 1 de diciembre de 2009

"Restos de stock", Quique González (y Miguel Ríos)


Ya han pasado unas semanas desde que Quique González publicara su esperadísimo Daiquiri Blues, tiempo suficiente para madurarlo y dejar que él mismo encuentre el sitio que merece en ese almacen de discos que todos guardamos dentro. Ayer leía las impresiones sobre el disco de mi compadre Juanito mientras asentía para mí mismo, y es que, aunque me pese, tiene bastante razón; el disco suena genial, tiene una producción excepcional y Quique González canta como nunca, pero sus canciones no llegan a emocionar como lo hacían en trabajos anteriores (exceptuando algunas, claro). Que nadie se equivoque, personalmente me parece un discazo y tiene algunos temas que me tienen loco como Su día libre, Deslumbrado, Cuando estés en vena o La luna debajo del brazo, pero otras, en cambio, siendo canciones notables, no acaban de producirme esa sensación que yo busco detrás de cada frase de Quique.
Todavía queda la duda de cómo sonará en concierto, con su nueva banda, y yo personalmente apuesto porque me partirá en dos como acostumbra. El concierto del año pasado fue el mejor que yo haya vivido en mi vida y dudo que pueda repetir algo parecido, pero tengo la sensación de que las canciones van a ganar, y mucho, en directo. En 26 días os cuento...
Hoy quiero compartir con vosotros uno de los temas más rockeros de Daiquiri Blues, Restos de stock, primero en una versión acústica y otra interpretada por el incombustible Miguel Ríos hace más de un año. No quería hablar de ello porque apenas me he repuesto del disgusto aún, pero creo que coincidireis conmigo en que entre esta versión a manos de uno de los más grandes del rock nacional y esta sucia violación hay una diferencia abismal. Y es que no todos pueden permitirse hacer suyo un tema ajeno sin ensuciarlo...

"Restos de stock", Quique González (acústico)



"Restos de stock", Miguel Ríos

5 comentarios:

Pedro dijo...

Bueno, esto al menos dará dinero a Quique por el tema de derechos para poder seguir haciendo discazos bien producidos como el Daiquiri Blues. De la canción no voy a decir nada.

Ainhoa dijo...

Yo he sido incapaz de escuchar esa gran versión entera...

Mikel dijo...

Pedro, si Quique necesita dinero que me lo pida, pero esto no por favor... ;)

Ainhoa, lo peor de todo es que saldré de fiesta y me tocará escucharla en algún bar pijo. Y, claro, mataré al dj y al que se me ponga por delante...

Saludos!

Marta dijo...

buffff dios mio mis timpanos acaban de deshacerse...como pueden dejar hacer semejante cosa? si esque es un destrozo horrible... la cancion original lo mejor que tiene es el sentimiento que le pone Quique al cantarla y directamente los del canto del loco se han cargado lo más importante, es una canción totalmente plana y sin arriesgar en ningun momento. No se si piensan que lo importante es la ejecucion (que tampoco lo hacen bien) pero el sentimiento es básico y más en esta canción. buffff me ha cabreado escuchar tal destrozo XD
un beso!!!

Mikel dijo...

Yo prefiero no hablar ni de esa canción ni de ese "grupo", lo único que quería era no ser el único que se llevara el disgusto! ;)
Besos!