viernes, 21 de noviembre de 2008

"Smoking point", Pablo Moro

Hoy es viernes por fín, y el día de mañana está subrayado con rotulador rojo desde hace unas semanas, desde el preciso instante en el que me enteré de que Pablo Moro se venía a Bilbao. A cualquiera que le guste la música sabe lo especial que es ver a un artista al que admiras en directo, lo que se siente al escuchar las canciones que llevas en el mp3 o machacas en tu habitación en vivo. Para mí, un concierto es una de las cosas que mejor me hacen sentir, me gusta disfrutar de las canciones cara a cara, sin un reproductor de por medio, comprobar que el que está en el escenario también estornuda, fuma o se bebe un cubata, que, al fín y al cabo, son igual que tú y que yo.
Smoking point es el tema que le da el nombre al último disco del asturiano Pablo Moro, su segundo trabajo después de Emepetreses, su álbum de debut. Si algo caracteriza a Pablo es su inmensa capacidad para crear historias, a veces a través de anécdotas propias, otras mudándose de piel como las serpientes, pero siempre atrayendo nuestra atención gracias a su gran habilidad para escribirlo todo bien, bonito. No voy a insistir recomendandoos que os paseis por el Cotton Club mañana a las 20 horas, pero pocas oportunidades mejores vais a tener de escuchar un buen puñado de canciones por el precio de un ron con naranja, aunque esto, como todo, es cuestión de preferencias...¡Saludos!

2 comentarios:

Lupín dijo...

No me pilla muy bien el concierto, pero como ponga alguna fecha cerca si que me acercaré a verlo.
Luego nos cuentas que tal, aunque estoy seguro que vendras encantado.
Taluego tio.

Mikel dijo...

A mi no creo que un concierto me vuelva a pìllar más cerca en mi vida, el garito está a menos de 100 metros de mi casa, de hecho miro de vez en cuando por la ventana, por si pasa Pablo... jeje
Saludos!