miércoles, 11 de marzo de 2009

"Imperfección", Havalina

Cuando ya estamos en el tercer mes del año, parece que el mundo discográfico empieza a moverse y con la primavera empiezan a florecer las primeras sorpresas. Para muchos el quinto disco de Havalina (segundo desde que cambiaran el inglés por el español y acortaran su nombre, Havalina Blu) no será nada sorprendente, pero para un servidor, pese a estar más que avertido, ha supuesto el trago de agua fresca que exigía esta soleada semana. Más de una vez me los habían recomendado, pero no ha sido hasta esta mañana, cuando he escuchado el que será su nuevo disco, Imperfección, cuando por fin he abierto los ojos y he visto la verdadera cara de este grupo. Liderados por Manuel Cabezalí (guitarrista de Russian Red) y su vertiginosa guitarra, publicarán el próximo 30 de marzo Impefección, y os puedo asegurar que sus canciones van a sonar, y mucho, los próximos meses. Con una guitarra, un bajo y una batería, los chicos de Havalina derrochan potencia en diez canciones que no te dan un respiro, en un tono oscuro y denso, pero atrayente a más no poder. Títulos tan sugerentes como Sueños de esquimal o Agosto en Bogotá dan forma a un disco más que redondo, un viaje por las cuerdas de Manuel, con el bajo de Ignacio y la potente batería de Javier como copilotos.
Hoy, a sabiendas de que a más de uno se le podrán los dientes largos y la espera hasta finales del mes cuesta arriba, os dejo Imperfección, tema que da nombre al disco y han elegido como single del mismo. Os gustará, seguro.





4 comentarios:

jmgil dijo...

Tienes el disco entero?¿?¿?¿?
Y yo sin enterarme...
Le tengo muchas ganas al disquito en cuestión...

Saludos Mikel!

jmgil dijo...

Estoy enganchado a una canción que se llama "Incursiones" :$
Brutal!

Lupín dijo...

Me gustó mucho el anterior, a ver como pinta este nuevo :)

Mikel dijo...

Sí, JM, lo tengo! Y las ganas que tienes están más que justificadas! ;)
A mí Imperfección, Agosto en Bogotá y Sueños de esquimal me tienen loco!

Lupín!
El anterior apenas lo escché, pero después de éste me tendré que poner manos a la obra, porque me ha encantado!

Abrazos!