martes, 15 de febrero de 2011

"Taberneros", Nacho Vegas

Siempre que empiezo a escribir un post sobre Nacho Vegas empiezo excusándome por no poder considerarme uno de sus mayores fans. Está claro que las canciones del asturiano no son ni las más accesibles ni las más fáciles de digerir, y aunque esto no suela influír en la música que habitualmente escucho, lo cierto es que en alguna ocasión he llegado a aburrirme soberanamente escuchando alguno de sus discos. Esta semana se acaba de publicar el nuevo disco de Nacho y yo, la verdad, no tenía muchas expectativas puestas en él, pero, joder, reconozco que me he pasado el fin de semana dándole vueltas a La Zona Sucia sin parar. No sé si es su mejor o su peor disco, lo que sí que tengo claro es que ninguno me había dado una primera impresión tan buena como éste en las primeras escuchas, y es que no me ha costado ningún esfuerzo entrar en el universo que nos propone con este nuevo trabajo. Más bien al contrario, lo que me está costando es despegarme de mi reproductor. Canciones como Reloj sin manecillas, Lo que comen las brujas, La gran broma final y, sobre todo, Taberneros, están consiguiendo que la música del asturiano sea prácticamente lo único que estoy escuchando estos últimos días. El domingo mi canción favorita era Reloj sin manecillas y ayer Lo que comen los brujas, pero hoy me he despertado con Taberneros incrustada en el centro de mi cabeza y mucho me temo que no va a haber quien la saque de ahí en todo el día. Toda vuestra...

5 comentarios:

Manolo dijo...

Es que es muy bueno!

Mikel dijo...

la verdad es que este último disco me tiene enganchadito... Y eso que no quiero seguir escuchándolo hasta que no tenga el vinilo...

Saludos!

Anónimo dijo...

Con Nacho vegas ocurre algo extraño, no sé si es la banda sonora de mi vida porqué él llega siempre en el momento adecuado o la clave está en que transmite tanto que es imposible no empatizar... Sea lo que sea, qué bonito y qué triste es sentirse en decadencia y disfrutarlo. Me voy a tomar una a nuestra salud (a la mia y a la de mi Christina Rosenvigne), esta noche me voy a emborrachar...

Lord Byron

Mikel dijo...

Lord Byron!

Qué tal la resaca? ;)

Curiosamente, yo nunca había conseguido empatizar con la música de Nacho, hasta este disco.

Creo que, esta vez sí, va siendo hora de ponerme al día con su discogafía. Es el momento.

aludos

Anónimo dijo...

Pues al final me estoy tomando mi brebaje ahora mismo, eso si, todo muy decadente, mi guitarra susurrándome (no son horas de dar la coña, bastante me aguantan normalmente), mi copichuela, en un sábado por la noche yo sólo en casa y ganas de que la anestesia haga efecto rápido.

Un saludo Mikel y ya te contaré cómo ha ido la resaca, que espero que no sea mucha jeje. Por cierto, me ha encantado lo del vinilo, me apunto la idea.

Lord Byron