martes, 30 de septiembre de 2008

"Miss Misery", Elliot Smith

Elliot Smith es uno de los cantautores con más talento que jamás haya escuchado. No tuve la suerte de conocer su música mientras él vivía, y hoy que ya han pasado más de cinco años desde su misteriosa muerte sólo puedo disfrutar de las canciones que dejó como legado. El de Smith es otro de esos casos en los que se puede afirmar que su muerte lo convirtió en una leyenda e hizo que muchísima más gente escuchara su música y lo admirara. Murió en circustancias extrañísimas, tuvo una discusión con su novia, ésta se metió en el baño y cuando salió se encontró a Elliot con un cuchillo clavado en el pecho. Ella se lo sacó y lo llevó a un hospital donde murió poco después. La muerte fue considerada como un suicidio, aunque en la autopsia oficial se dejaban las puertas abiertas a un posible homicidio. La hipótesis del suicidio ganó peso al encontrarse en la casa un post-it que decía "Lo siento mucho cariño, Elliott. Dios, perdóname."Miss Misery es una de las canciones por las que más se le recuerda, ya que fue nominado a un Oscar a la mejor canción, que estaba incluída en la película El indomable Will Hunting. El director de la famosa película le pidió que pusiera música al largometraje, y la canción aparecía con los créditos de la misma. Con motivo de su nominación, Elliot fue invitado a cantarla en la ceremonia de los premios más importantes del mundo del cine, idea que él rechazó desde el principio. Hizo falta que los productores de la película le dijeran que su canción sería interpretada esa noche bien por él o por otro artista que ellos decidieran para que el canadiense aceptara actúar. Tampoco le dejaron que tocara sentado en un taburete como el pidió, y tuvo que hacer una versión reducida de su canción que durara menos de dos minutos. Smith calificó la experiencia como surrealista, ya que iba a tocar ante miles de personas que no habían ido a verle a él, y comentaba que cuando salió al escenario vio la cara de Jack Nicholson entre el público, por lo que decidió no volver a mirar hacia ése lado y fijar sus ojos en los palcos superiores...y el suelo. Pese a ser una de sus mejores canciones, no la interpretaba muchas veces ya que el público prefería otros de sus temas, esto le llevó a dedicársela a la audiencia en un programa de televisión. El tono de la canción es como era Elliot, triste y melancólico, acariciado por su suave voz y su inseparable guitarra acústica.
El vídeo es de su actuación en la ceremonia de los Oscars en los que estuvo nominado, galardón que, por cierto, se llevó Celine Dion con My heart will go on, el temazo de Titanic.

8 comentarios:

jmgil dijo...

Yo curiosamente lo conocí, me apasionó su música y al indagar me dí cuenta que hacía un par de años que había muerto. Una pena. Uno de los más grandes de los últimos 15 años.

Rober dijo...

Uno de mis favoritos, por su música y por una extraña coincidencia, tocaba el clarinete, el instrumento que yo toqué durante mis estudios musicales hasta que me enamoré de mi guitarra.

Mikel dijo...

Yo lo conocía hará tres años, con Waltz #2, me encantó la canción y busqué información...lo primero que descubrí fue que había muerto... ;(
¿Tocaba el clarinete? Eso no lo sabía, yo también estuve un tiempo dándole al viento, con la trompeta!
Saludos a los dos!

Rober dijo...

Si, tocaba el clarinete en la banda del instituto y después lo usó en algunas de sus canciones.
Aunque también tocaba la guitarra, la armónica, el piano, la batería y el bajo el muy ...en fin, un gran músico.;)

Anónimo dijo...

Sí, una de las cosas que sorprende es la cantidad de instrumentos que tocaba, en plan Richard Manuel o Paul McCartney o Leiva. ¿¡¡He puesto a Leiva al lado de Richard Manuel¡¡?, estoy echado a perder....
Tim Jose Porto

Mikel dijo...

Que sepas que noe te lo tengo en cuenta, a mi Leiva me parece un musicazo, y además me cae de lujo! No sé si estará a la altura de Richard Manuel, pero sí que es un músico que no tiene el reconocimiento que merece (y no me refiero al reconocimineto de quinceañeras).
Salud!

Anónimo dijo...

Mikel, hombre, que yo defiendo a Pereza en cualquier foro, del más intelectual al más cutre. Era intencionado y honorable y estoy seguro que si algún día Leiva se entera de que le comparamos con Richard o Paul, sonreirá más allá de las orejas y nos invitará a varias fiestas.
Estoy escuchando a Javier de Torres. ¿Hay entrada para Javier de Torres?
Y estoy muy de acuerdo con tus apreciaciones sobre Elliott Smith, uno de mis favoritos.
Salud. Tim.

Mikel dijo...

Tim, sé que tu comentario era bien intencionado, lo daba por hecho! ;)
Y además estoy de acuerdo contigo, si LEiva leyera lo que decimos seguro que nos invitaba a algo, aunque tienen que ser un peligro sus fiestas! jeje
Elliot Smith es dios. Javier de Torres, siendo sincero, ni fú ni fá. De hecho, bastante más fá que fú!