viernes, 30 de abril de 2010

Pablo Moro en el Cotton Club de Bilbao, 29 de abril


Ayer tuve el enorme placer de volver a vivir un concierto de Pablo Moro, uno de los protagonistas principales de este blog en sus algo más de dos años de existencia. La de ayer era la tercera vez que asistía a uno de sus conciertos, y es que el de Oviedo nunca se olvida de Bilbao a la hora de confeccionar sus giras, algo que se agradece, ya que últimamente el norte parece un destino demasiado olvidado para muchísimos artistas.

Pablo vino en compañía del gran Álvaro Bárcena, músico de confianza y amigo inseparable, dispuesto a ofrecernos un set acústico de algo más de hora y media, un buen bocado de canciones sinceras para ir matando el hambre antes de cenar. Creo que a estas alturas puedo decir pocas cosas sobre Pablo y sus canciones, no va a ser nada nuevo que no haya escrito miles de veces antes pero, aún así, me apetece hacerlo. En unos tiempos tan confusos como los que corren, es una gozada escuchar, sentir canciones como las de Pablo, reacciones químicas que surgen al combinar dos elementos tan simples en apariencia como las palabras y la música. La teoría parece fácil, pero no son muchos los que consiguen llevarlo a la práctica. Él lo hace. Cada frase, cada palabra, cada acorde que suelta al aire resbala por tus brazos y consigue erizarte la piel.


Pablo y Álvaro desvistieron canciones de su ya lejano debut Emepetreses, de su maravilloso Smoking Point y, cómo no, de su último trabajo, Pequeños Placeres Domésticos, el disco que habían venido a presentarnos. Canciones que sólo precisan de un par de guitarras, la nítida voz de Pablo y los maravillosos coros de Álvaro, un guitarrista excepcional que consiguió que en nigún momento echara en falta la banda (conmovedor el solo final en la Ley de Murphy sustituyendo al piano de la versión original) para llenar de música toda la sala. Si tengo que elegir las que más me gustaron, destacaría Smoking Point como siempre, Golpe de suerte, Gente Feliz (emocionante a más no poder), La Ley de Murphy (con dedicatoria incluída, ¡eso no se hace! ;) ), Imitadores de Elvis (una de mis favoritas últimamente), La mejor manera, Dolores Club (aunque echara en falta a Alfredo e Ivo a los coros), Tic Tac, Canción de cuna (impresionante el silencio, casi se escuchaba la respiración del público), la eterna El último vals o la inédita El habitante, que no he dejado de escuchar desde ayer.

Una vez más, y ya son tres, Pablo dejó su sello en una ciudad que últimamente anda huérfana de buenas canciones. Os dejo con los videos que grabé, y espero que esta vez no tenga que volver a pasar un año hasta que vuelva a encontrarme con él. Si pasa por vuestra ciudad, ni os lo penséis, a nadie le viene mal una buena sesión de pequeños placeres domésticos...

Set-list

Smoking Point
Golpe de Suerte
Como Caídos del Cielo
Aldrin
Gente Feliz
La Ley de Murphy
Imitadores de Elvis
Pídeme
La Mejor Manera
Bagatelas
Dolores Club
Tic Tac
Canción de Cuna
Jólivuz
El Último Vals
El Habitante
Quédate


"Smoking Point"




"Como Caídos del Cielo"




"Aldrin"



"Gente Feliz"



"La Ley de Murphy"



"Imitadores de Elvis"



"Tic Tac"



"Dolores Club"



"Jólivuz"



"El último vals"



"El habitante"

6 comentarios:

Daniel Merino dijo...

MECAGÚEN TODO!! Me estaba preparando ahora para ir al concierto de Pablo Moro y me acaban de decir que fue ayer!!! Estaba a punto de salir y he llamado al del cotton para una cosilla y me lo ha confirmado. Que pena, estaba convencido de que era este viernes, me suena haberlo visto en su myspace o en su web el viernes 30 pero bueno...
Encima dices que fue muy bueno, espero que fuera gente.

Mikel dijo...

Dani!

Tío, a mi me avisaron esta semana, yo también pensaba que era el viernes!

La verdad es que lo pasamos bien, me extrañó no verte por ahí. No estuvo mal de gente, ya sabes!

Nos vemos el 14!

jorge dijo...

son muy grandes. y tipos estupendos. gente feliz es impresionante.
un abrazo

Mikel dijo...

Aupa Jorge!

Buena gente, sí señor. Y unos músicos como la copa de un pino.

Un abrazo, amigo!

illeR dijo...

Hoy me he comprado el ultimo de Pablo en la misma tienda donde me compre el de Alfredo Gonzalez por 2 euros y medio : )

Mikel dijo...

Joder Iller, quién pillara tiendas así, eso sí que son gangas!