viernes, 13 de febrero de 2009

"El saben aquel que diu", The New Raemon

Pocas veces un puñado de euros fueron mejor invertidos que el día que decidí hacerme con el A propósito de Garfunkel, el discazo con el que Ramón Rodríguez se presentaba en solitario en sociedad. Es uno de esos objetos que sabes que van aumentado en valor con el paso del tiempo, y me siento orgulloso de haberle dado la oportunidad comprándomelo. Gasto mucho dinero en discos, pero, para qué engañaros, me descargo muchos más de los que me compro. La vida del estudiante sin trabajo no da para muchos lujos, y por eso mis euros suelen ir a valores seguros, grupos que sé que no me van a fallar o discos que previamente he escuchado y sé que no me expongo a un fiasco. Gasto mi dinero en artistas que lo necesitan, no creo que Bob Dylan o Bruce Springsteen necesiten mis escasos billetes, eso sí, si vienen por aquí no dudo en dejarme la paga en sus conciertos. Por eso gasto en música nacional, porque los de aquí son los que verdaderamente lo necesitan, los que de verdad notan esos 15 euros que te dejas en su trabajo. Pagar por el A propósito de Garfunkel es algo que, de no haber hecho, haría sin pensármelo. Que al menos Ramón se tome un par de cubatas a la salud de alguien que sonríe cada vez que escucha sus canciones. Sonrío, sí, igual que me sonríe el disco, ahí, en la estantería, codo a codo con Quique, Fabián, Alfredo, Manolo...
Hoy os dejo con una canción que ya sabía que me iba a gustar antes incluso de escucharla, y es que el título, homenaje al inmenso Eugenio, habla por sí solo. Temazo, como todos los de este hombre, que ustedes lo disfruten...

¿Dónde te has metido?
Puede que en una tragedia...


5 comentarios:

H dijo...

Totalmente de acuerdo con tu comentario. YO también me gasto demasiada pasta en música, y casi siempre en gente que realmente me gusta. Sobre todo grupos nacionales, y gente que no tiene fama internacional.
Casi siempre, he escuchado el disco antes de comprármelo, e incluso muchas veces lo tengo bajado, pero que coño! Como bien dices, que esa gente que te pone los pelos de punta, vea de algún modo recompensado su trabajo y sepa que hay alguien feliz escuchándo su música!

Ah, por cierto, a lo que venía, que me enrollo!! jajjaa. Si señor, pedazo canción! De mis favoritas del disco. Por cierto, como dices,una gran inversión!! Gran álbum el de Ramón!

Aguri
;)H

Lupín dijo...

Yo tambien me uno al club.
Cuando tengo un cd, normalmente pirata, que me gusta mucho, siempre me lo compro original.
A veces la gente me viene con "todavia te compras cds? si te los puedes bajar gratis".
Y yo, orgulloso de tenerlos, siempre digo que "pirata ya lo tengo, pero me gasto las pelas en los que me gustan de verdad".
De The new Raemon, no puedo elegir una, porque me gustan todas, y la invasión de los ultracuerpos tambien.
Creo que el tio ya esta preprarando el próximo, que dice que "menos el fin de semana que no le toca tener a los hijos, el resto del tiempo esta componiendo".
Saludos.

Mikel dijo...

Hola H!
Yo, aunque me lo compre, siempre tengo la versión digital, al final acabo teniendo un montón de cds que apenas utilizo, pero mola tenerlos.

Aupa Lupín!
Veo que estás mejor informado que yo, a ver si es verdad y saca algo pronto, aunque a éste ritmo de trabajo, se va aquedar sin ideas! ;)

Saludos!

Traubert dijo...

Yo también soy de los que compra música nacional a saco... Y el de Ramón, curiosamente, me lo compré ayer -una de las últimas copias de la primera edición, jeje-

P.D. ¿Nuria Ruiz de Viñaspre tiene algo que ver contigo?

Mikel dijo...

Alfredo!
Bueno es saber que, tal vez, el dinero que invertí en tus Dudas y Precipicios haya ido a parar al disco de The New Raemon! ;)
Y Nuria Ruiz de Viñaspre, creo, algo tiene que ver. La cosa es que hace ya décadas, hubo una "escisión" en los Ruiz de Viñaspre. Ella es de Logroño (que aunque en La Rioja, está al lado de mi pueblo), y creo que el apellido es único. Así que seguramente sea pariente lejana, aunque nunca hemos hablado ni nada...
Un abrazo hermano!