sábado, 7 de febrero de 2009

"El cielo es del color de las hormigas", Mikel Erentxun

Una tarde de sábado más, da rabia tener que quedarse en casa obligatoriamente, menos mal que apenas quedan dos días para terminar con este encierro... De todos modos, hoy el tiempo no invita a pasar la tarde por ahí con esta mezcla de frío, lluvia y vientos huracanados. Hace poco me he levantado de la siesta, he subido la persiana de mi habitación y me ha parecido increíble cómo estaba el cielo de Bilbao, por un lado casi amarillo del efecto que hacía el sol luchando por salir detrás de las nubes, y al fondo, viniendo del norte, negro, muy oscuro. Estaba viendo cómo el negro se iba comiendo poco a poco al amarillo cuando me he acordado de esta canción de mi tocayo Mikel Erentxun, una de mis preferidas de su extenso repertorio. El cielo es del color de las hormigas es un tema que incluyó en El abrazo del erizo allá por 1996, y que desde em mismísimo momento en el que leí el título llamó mi atención poderosamente. Mikel, que después de grabar su último disco en directo recopilando las mejores canciones dijo que quería dar una vuelta de tuerca a su carrera musical, no ha podido empezar con peor pie su nueva vida. Ignoro si el cambio incluía empezar a aparecer en programas malos de televisión, pero fue una gran decepción encontrármelo ahí, en la tele, con Soraya, Manu Tenorio y compañía. Sí, está claro que cada uno tiene derecho a hacer lo que quiera, y que en estos tiempos que corren todo vale para ganarse el pan, pero pienso, y es mi opinión, que su carrera se merece más respeto. Admiro muchísimo al donostiarra, y por eso me duele el doble verle haciendo el paripé en la televisión, aunque me quedo con la esperanza de que haya sido algo circustancial, que no se va a convertir en compañero habitual de Romay, Ramón García, Chenoa o Cañita Brava...
En fín, menos mal que, haga lo que haga, sus canciones no van a cambiar con el tiempo...

2 comentarios:

Nathaniel dijo...

Miedo me da el próximo disco. Con la misma lo vemos antes con Ortega Cano y Salinas en 'Mira quien baila'. Suena muy conservador, pero, si algo funciona (de pasta no podía andar mal por narices, pq el corredor de la suerte fue disco de oro y los anteriores de platino), ¿por qué cambiarlo? (y más así...). Pongamos una velita y recemos lo que sepamos. Al final voy a acabar apreciando más los experimentos de Diego Vasallo, si no al tiempo. Buen sábado

Mikel dijo...

jajaja
Me hace gracia lo que comentas de Diego. No me disgusta lo que hace, pero la verdad es que, salvando sus excelentes letras, sus discos se me hacen demasiado lentos y monótonos...
Y de Mikel, ya te digo, prefiero no comentar nada. sé que estoy lleno de prejuicios pero es que no entiendo su participación en ese bodrío... ¿próximo disco, o próximo programa? ;)
Saludos