domingo, 3 de enero de 2010

"Little Lion Man", Mumford and Sons


Ayer por la noche vólvía a casa conduciendo solo (¡valiente!), con la carretera desierta y la niebla de enero respirando sobre mi coche. Si no recuerdo mal, ayer era la primera vez que me atrevía a conducir de noche y sin compañía, y como la ocasión lo merecía, decidí llevarme unos cuantos discos al coche para que la vuelta a casa fuera más llevadera. A la hora de ponerme en marcha para vover a casa, alargué la mano y escogí Sigh no more, ese discazo de Mumford and Sons que se ha convertido ya en una parte más de mí y dejé que fueran los londinenses quienes me hicieran compañía en mi primera aventura automovilística. Ya os he dicho más de una vez que el descubrimiento de esta banda ha sido una de las sorpresas más agradables que me ha dejado ese 2009 de quien ya nadie se acuerda, pero ayer, conduciendo de noche, en el mayor de los silencios, como si todo el mundo estuviera en pause, Sigh no more adquirió una nueva dimensión, una más. Me resulta imposible ponerme a escuchar el disco y no meterme en él, como si yo fuera un protagonista más que vive entre sus canciones. Algo parecido a lo que sucede cuando lees una novela y acabas quitándole el lugar al protagonista para convertirte tú en el eje de la historia. No sé si es que me siento identificado con las letras de estos cuatro tipos de Londres, o es que, simplemente, hacen música para mí, el caso es que para cuando aparqué el coche estaba sudando y con esa sensación de poder llorar en cualquier momento azotándome. Y no, ni la había jodido, ni estaba triste, ni siquiera arrepentido por nada... Pero ¿es alguien capaz de escuchar una canción como esta sin sentir como se te va rompiendo en pedazos todo lo que tienes dentro?.

4 comentarios:

Pedro dijo...

La gallina de piel con este minirelato, Mikel, porque a mí me pasó algo parecido con "Winter winds" escuchándolo en un vuelo Londres-Girona hace un mes y medio, cuando los estaba conociendo.

Gromit dijo...

Mmm...
Curioso...
La mejor copiloto que se puede llevar es la buena música (aunque una buena chica siempre viene bien también).
A mi también me tienen enganchado, y en especial (igual que al comentario anterior) "Winter Winds". El "repeat" se vuelve loco ya cuando empieza la canción...

ashworth dijo...

hola mikel!!!! feliz año!!

la intro de este tema es clavadita a una cancion de david gray, babylon, que es un temazo!!! seguro que la conoces! y si no es asi escuchatela que merece la pena!


saludos!!

Mikel dijo...

Ay amigo Pedro!
Todo lo que te debo por haberme descubierto este grupo!
Gracias, gracias y gracias! ;)

Gromit, mejor una buena copiloto, eso sí, con buen gusto para la música a poder ser!

Ashworth!
Feliz año igualmente!
Qué bueno verte por aquí, qué tal?
Si te soy sincero, no conozco la canción de la que me hablas, pero la escucharé, no lo dudes!
Un abrazo!