miércoles, 18 de septiembre de 2013

"La Infinita", La Casa del Árbol

Foto tomada de www.aforolimitado.com
Descubrí a La Casa del Árbol hace ya unos meses en Madrid, en un concierto de Fabián que ellos abrían. La verdad es que no eran las mejores condiciones para conocer a un grupo; el sonido de la sala dejaba bastante que desear y, siendo sincero, mi estómago ebullía por las ganas de ver por primera vez al leonés en directo acompañado de su banda y seguramente no les presté toda la atención que merecián. A pesar de ello, al volver a casa, no pude resistir la tentación de darle unas cuantas vueltas a Venga a Nosotros tu Reino, el primer y único LP de la banda hasta la fecha que, por cierto, produjo el mismísimo Ricky Falkner, toda una eminencia que a etas alturas  no necesita presentación, y comprobé que, como os comentaba, seguramente debía haber estado más atento en el concierto. La Casa del Árbol es un proyecto que gira en torno a la figura de Josh, cantante y alma máter de la banda, que consigue darle ese toque misterioso y místico a las canciones que sin duda es uno de los fuertes del grupo. De las once canciones que forman el primer trabajo de los madrileños llama la atención especialmente La Infinita, una canción cuya melodía se te mete por el cuello de la camisa desde la primerísima escucha y cuesta horrores abandonarla (o que te abandone), dejar de tararearla a cada instante en que dejamos el piloto automático del cerebro activado. Hoy, como no podía ser de otra forma, quiero compartir con vosotros esta señora canción que, por supuesto, llevo tarareando desde la primera palabra del post en una preciosa versión acústica. Dadle al play, valientes.