domingo, 14 de junio de 2009

"Do you wanna be my baby?", Per Gessle


Hoy la memoria me ha vuelto a hacer una de sus jugadas maestras. Todos tenemos la cabeza llena de recuerdos, buenos y malos, a los que recurrimos siempre que queremos, o involuntariamente. Hay otros que, en cambio, están escondidos, agazapados, esperando que el más inperceptible de los sonidos, imágenes u olores nos lleven a ellos. Hoy estaba en mi habitación con la ventana abierta, y a eso de las 9 ha parado en el paso de cebra que hay justo debajo de mi casa un coche con la música a tope, venía o iba de fiesta, y llevaba reggeaton a todo volumen. Me he levantado para cerrar la ventana, y de entre la ristra de obscenidades machistas que salían del interior del coche, una frase ha volado desde los múltiples y gigantes altavoces que seguro tenía hasta mis oídos, Do you wanna be my baby?. La pregunta, típica y recurrente como la que más, ha parecido sonar más alto que cualquier otra palabra, y al escucharla he podido oír el metálico crujir de los mecanismos de mi cerebro trabajando a toda marcha. He comprobado que me salía humo de las orejas, e involuntariamente he empezado a tararear un estribillo que no conseguía identificar, Do you, do you, do you, do you, do you wanna be my baby?... No podía parar de repetirlo, al principio sin seguir ninguna melodía concreta, hasta que la frase ha ido adquiriendo musicalidad y forma. Mosqueado a más no poder, rabioso por no saber qué cantaba, he decidio echar mano del Youtube y he escrito la pregunta que me estaba atormentando, sin mucha esperanza la verdad. Cuando he visto que la búsqueda coincidía con una canción de Per Gessle, he sabido que había encontrado lo que ansiaba, y ha sido darle al play y sufrir una de las regresiones temporales más fuertes que recuerde. Me he visto en el parking de un centro comercial de Logroño al que solía ir con mi madre, enfadadísimo con ella, solo, esperando que volviera de hacer sus interminables compras. En las manos, un cubo de palomitas que ella siempre me compraba por hacerle compañía en tan aburridas tareas y una cinta de cassette que había sacado de casa. He podido vivir de nuevo el momento en el que introducía la cinta y escuchaba ésta canción que había grabado de la radio, rebobinando una y otra vez sin descanso. Cantando, disfrutando de las palomitas y deseando que, por una vez, mi madre se tomara todo el tiempo que quisiera. Quién me iba a decir a mí que 12 años después fuera a acordarme de un momento tan insignificante, pero si se me ha quedado almacenado de esta manera, quizá es que sea más importante de lo que imaginaba, y de lo que me imagino ahora...
Dejando los recuerdos a un lado, Per Gessle es un cantante sueco al que conoceis mejor de lo que pensais, ya que, junto a Gun-Marie Fredriksson formó el dúo Roxette. La canción pertenece a The world according to Gessle, publicado en 1997 y uno de los cinco que ha grabado en solitario desde 1983. Una canción que nunca pasó a la historia, pero que desde que la he rescatado hoy, forma parte de la mía...

4 comentarios:

Edu Vázquez dijo...

Hey Mikel , al tio en solitario no lo conocia , pero , joder, que recuerdos Roxette, tenia temazos tio ¡¡¡
Sleeping in my car siempre me encanto y cuando lo oigo tb tengo ese tipo de regresiones jeje
Mola el tema este

un asludo amigo ¡¡¡

Mikel dijo...

Ey Edu!
No te creas que conzco a Per Gessle, éste su único tema que he escuchado!
Roxette molaban mucho, a mi me encantaba "How do you do?"!
Un abrazo!

gessleworld dijo...

Jaja Hacer canciones con estribillos pegadizos provoca eso justamente, tararear una frase sin saber de donde la sacaste!
Adoro a Gessle, ahora lanzó un nuevo trabajo como solista internacional Party Crasher Ojalá en un tiempo más los tenga tarareando otra vez
Saludos

Mikel dijo...

Hola Gessleworld!
Qué curioso, no tenía ni idea de que hubiera sacado algo nuevo, intentaré hacerme con él!
Salud!