viernes, 30 de octubre de 2009

"Variables", The New Raemon

Cuando dos genios como Lyona y el ya célebre por estos lares Ramón Rodríguez, conocido musicalmente como The New Raemon trabajan juntos, de esa unión sólo pueden salir cosas buenas, en este caso el videoclip del primer single de La Dimensión Desconocida, el último trabajo del catalán. El tema escogido es Variables, y una vez más Lyona se muestra como la mejor directora de videoclips que yo conozca, y es que no hay canción a la que esta chica ponga imágenes que no me fascine. Esta vez cambia de estilo y ha dirigido un simpático video en el que Ramón aparece como un personaje de Star Trek (perdonen mi desconocimiento los amantes de ese mundo tan desconocido para mí) y demuestra que le sobra sentido del humor y desparpajo, algo que tambié se ve reflejado en sus siempre ingeniosas canciones. Una buena manera de empezar el fin de semana, ¡pásenlo bien!.


Variables

The New Raemon Vídeo MySpace

"Horas muertas", Pablo Ager


Ayer hablaba de todo un poco con Pablo Ager, genial cantautor además de gran amigo mío, mientras me enseñaba algunas cosas que ha estado grabando que tienen una pinta estupenda. Hoy estaba buscando algún video suyo para ver si la suerte me sonreía y por una vez me ha guiñado un ojo y me ha puesto en bandeja Horas muertas, una de las canciones inéditas que ha ido escribiendo desde que publicara Incierta Memoria, recién subida a la red por HUMOISMAEL(¡gracias!). Pablo Ager tiene una forma de cantar y sobre todo escribir canciones que siempre me ha encantado, de hecho, es uno de los artistas a los que más años llevo siguiendo, desde que empezara a trastear con este invento del demonio que es internet. Ya ha pasado mucho tiempo desde que Alambradas, Miss Utopía o Gilda me partieran en dos, y me gusta ver cómo, a pesar del paso del tiempo, Pablo sigue en forma, firmando bonitas canciones como la que quiero compartir con vosotros. Por cierto, el video fue grabado en la sala Barcelona 8, y a Pablo le acompaña César Valencia a la guitarra.

... yo le grito al aire
si hay alguien ahí fuera,
alguien con quien compartir
un licor de estrellas...

Cruzando el charco

Como ya sabeis, hace unos días Alfredo González y Pablo Moro hicieron sus maletas y volaron a Colombia para participar en el Ficib (Festival Internacional de Canción Itinerante de Bogotá). El gordo y el flaco, amigos, paisanos, gamberros y sobre todo maravillosos escritores de canciones disfrutaron de unos días al otro lado del charco en el que tuvieron la oportunidad de presetar su música al publico colombiano. Apostaría a que se lo han pasado bien, pero estoy seguro de que los que más han disfrutado han sido todos aquellos que se hayan acercado a sus conciertos y hayan conocido por primera vez las fantásticas canciones de estos dos asturianos a los que no hay quien pare. Alfredo no ha descansado este año defendiendo dos discos paralelamente, y Pablo acaba de publicar su tercer trabajo, Pequeños Placeres Domésticos, un álbum al que tengo unas ganas terribles de hincar el diente pero aún no ha llegado a Bilbao, aunque me han asegurado que la semana que viene lo tendré sin falta. Os dejo un par de videos grabados en tierras colombianas, con El Flaco de Turón interpretando la preciosa e inédita Todos llevan disfraz al piano y Pablo enamorando con una de las letras más bonitas que nunca haya escrito, Tic Tac... Como los anunciaban por esos lares, Desde Asturias con amor...

"Todos llevan disfraz", Alfredo Gonález



"Tic Tac", Pablo Moro

jueves, 29 de octubre de 2009

"Take on me", Anni B Sweet


Take on me es uno de los mayores éxitos de los 80, una canción con una melodía que todos conocemos de memoria y que Anni B Sweet ha querido recuperar del pasado marcándose una preciosa versión folk. Los de McDonald´s, que por lo que se ve además de nuggetts y de hamburguesas también entienden de música (también escogieron una canción de Pájaro Sunrise hace no mucho), han decidido utilizarla para su último anuncio, en el que nos eseñan sus vacas y hablan de certificados y calidad de una manera que a mí, que soy hijo de carnicero, me hace mucha gracia. Y no, no os equivoqueis, no soy el típico que critica la llamada comida basura, me encantan las hamburguesas en todas sus variantes y engullo todo tipo de alimentos de plástico, ya veis, me gusta castigar mi cuerpo. No sé dónde lo escuché o leí, pero el titular de la noticia me hizo mucha gracia, "Anni B Sweet le pone azúcar a las hamburguesas"; la verdad es que escuchando eso se te quitan las ganas de comer y hasta de escucharla, pero le ha quedado bonita la versión, para qué engañaros, y me ha encantado esta versión acústica en un azotea... ¡buen provecho!

"Como tú me prefieras", Carlos Siles


A Carlos Siles lo conocí, como a muchos de los músicos que van cayendo por aquí, por pura casualidad, hace menos de un año. Creo que lo primero que escuché de él fue esa bonita canción que canta con Zahara y que da título al disco, Cuántas veces habré intentado que juegues conmigo, de ahí salté a Tobogán y ya con el disco en mi posesión descubrí a un tío que hace canciones preciosas. Granaíno de nacimiento, Carlos se ha convertido en un habitual de las salas más emblemáticas de la capital, y ha firmado el que para mí es uno de los mejores debuts del curso musical. Sus canciones están marcadas por el aire melancólico del piano y el cello, y su voz desprende un color nostálgico muy personal que me encanta. Además ha contado con gente como Luis Ramiro, Aroah o la antes mencionada Zahara que han querido dejar su sello en un disco al que deberías darle una escucha si no lo habeis hecho ya. Hoy os dejo con otra señora canción, Como tú me prefieras, a ver qué os parece...

miércoles, 28 de octubre de 2009

"Ordinary life", PacoVolume


Hoy, al más puro estilo alcohólico, me he tomado un Daiquiri nada más levantarme, y aunque sigue sabiendo igual de bien que ayer, tal vez mejor, creo que va siendo hora de salir y tomar un poco de aire fresco. Pocas veces me he emborrachado de tal manera de un disco, pero no sólo de Quique vive el hombre, ya tendremos tiempo de seguir hablando sobre él más adelante. Hoy, cambiando bastante de estilo, quiero compartir con vosotros otra maravilla del discazo que se ha marcado el francés PacoVolume, un tío misterioso del que conozco su primer y único trabajo y poco más. Manhattan Baby, que así es como se llama el álbum del galo, ha sido una auténtica sorpresa y es que, apareciendo de la nada y sin tener ningún tipo de referencia sobre él, me ha cautivado con un puñado de canciones fantásticas. Imposible de etiquetar en un género, diremos que hace pop en todas sus variantes, y decora todas las canciones con minúsculos detalles que las hacen más grandes aún. Como ya os dije, algo tiene que tener PacoVolume (además de un nombre fascinante) para que alguien como François Chevallier (Coldplay, Arcade Fire) haya decidido producirle este disco tan interesante y recomendable. Hoy, aunque el niño del piso de abajo haya pasado toda la noche llorando una vez más, los obreros lleven picando asfalto desde las 8 y tenga una mosca de la que soy incapaz de deshacerme posándose en mi nariz desde hace más de una hora (¿Cómo lo hacía el maestro Miyagi?), estoy de buen humor, y como el tiempo y la temperatura siguen acompañando, os voy a dejar una de esas canciones que te alegran la mañana, Ordinary life...

martes, 27 de octubre de 2009

Daiquiri Blues; Primeras impresiones


Hoy no se habla de otra cosa en el círculo de blogs y ediciones digitales de las que soy asiduo lector, Daiquiri Blues ya ha salido a la venta y un servidor es uno de los que se ha escapado en cuanto ha podido y ha ido corriendo (literalmente, vaya sudada...) a hacerse con su ansiada copia. Unas pocas horas son claramente insuficientes para evaluar un disco aunque lleve escuchándolo sin parar todo el día, pero necesito compartir con alguien todas esas sensaciones y emociones que bullen en mi interior, y después de que en el telediario haya aparecido Quique y mis compañeros hayan preguntado que quién era ese, necesito vacíarme aquí...

Para empezar, el precio del disco (14´95 euros) me parece justo, y es que es difícil encontrar un cd + dvd a este precio hoy en día, por no mencionar la relación calidad precio, un buen negocio en mi opinión.

Me encanta el diseño, con caja de cartón y libreto incrustrado. Las fotografías son preciosas, e incluso el tipo de letra me ha llamado la atención. Buen trabajo el de Fernando Maquieira, como siempre.

El dvd es precioso. Lo he visto después de comer y me ha flipado lo mucho que se lo ha currado Fernando Macaya, con un pedazo de documental de alrededor de una hora en el que nos enseña el proceso de grabación del disco desde las mismas entrañas del estudio de Brad Jones en Nashville. Te ayuda a conocer a los grandísimos músicos que han acompañado a Quique en Daiquiri Blues, y además te ayuda a entender mejor el disco en conjunto. No entiendo nada sobre imagen y esas cosas, pero me ha encantado la fotografía, el color del documental. A mí me ha gustado más que Las gafas de Mike, aunque supongo que es cuestión de gustos.

Entrando en materia, Quique, como esperaba, no me ha fallado. Es más, ha vuelto a hacerlo. Ha conseguido que me introduzca en cada rincón de su disco, imaginando cada frase, sintiendo cada melodía. Lleva todo el día centrifugándome el estómago, golpeándome donde sólo él sabe, haciéndome comprender por qué es el único que consigue quitarme el sueño el día antes de la publicación de un disco. Es muy pronto, prontísimo, para poder asegurar que es su mejor disco, pero amigos, no puede estar muy lejos de serlo conteniendo canciones como Cuando estés en vena, Deslumbrado, Restos de stock, La luna debajo del brazo, Un arma precisa, Su día libre... No hay ninguna que no me guste...

Soy un declarado admirador de Karlos Aranzegi, Jakob y Pedreira, y me daba algo de pena la disolución (¿temporal?) de La Aristocracia del Barrio, pero, la verdad, ha conseguido que no me acuerde de ellos. Es más, pienso que ha elegido los mejores músicos para el tipo de disco que quería de hacer, y el resultado final lo avala. Excelente también la elección de Brad Jones, un tío cuya sensibilidad musical me ha dejado alucinado viendo el documental, ¡qué tío!.

Quique sigue confirmando lo que muhos sabemos; ahora mismo hay pocos, muy pocos, que se le acerquen en calidad a nivel nacional. Tenemos mucha suerte de tenerlo entre nosotros, y sobre todo de conocer su música y poder disfrutar de joyas como la que nos ha regalado una vez más. Os dejo un par de canciones para los que todavía no habeis podido escucharlo; Deslumbrado y Su día libre. Qué maravilla...

"Deslumbrado"



"Su día libre"

...


ya es mío...

lunes, 26 de octubre de 2009

Canciones para el otoño IV

Ya va a hacer un mes desde que me mudara a este nuevo piso desde el que escribo ahora, y la verdad es que por el momento no me puedo quejar. Tengo la universidad a un minuto, los compañeros son gente simpática y limpia y la casa en general y mi habitación en particular están bastante bien, aún así, se podría decir que aún no he encontrado mi sitio, o que todavía no me he acosumbrado a tanta novedad. No es que vea mucho a mis compañeros, y además no son gente a la que le guste estar en la sala, son más de pasar el tiempo en sus habitaciones, jugando a la Xbox y gritando mucho sobre todo. Acostumbrado como estaba a vivir con amigos y pasar la mayor parte del día en el salón, se me hace raro pasar tanto tiempo dentro de mi habitación, pero es que la sala de estar es un desierto y la televisión, hablando claro, una mierda. Así que, por lo que veo, este año voy a pasar con vosotros más tiempo que nunca, especialmente en noches como esta en la que en la casa se ha hecho el silencio y me he quedado aquí, solo con mis canciones. Vuelvo con una nueva entrega de Canciones para el otoño, aunque a decir verdad parece que la temperatura quiere arruinarme el post porque no recordaba un otoño tan caluroso y con tanto sol... Aún así, voy a compartir con vosotros tres canciones que suenan a lluvia y hojas secas, perfectas para ir despidiendo el día de una manera suave. Empiezo con Tom Petty, un señor al que tengo tanto cariño que considero casi como mi tío el americano. Square One es el segundo corte de Saving Grace, su último disco hasta la fecha, una preciosa canción acústica que ya conocía pero nunca había caído en lo mucho que me podía llegar a gustar. Gracias por descubrírmela de nuevo... Sigo con Brandi Carlile y Touching the ground, otra de las grandísimas canciones que contiene su último y altamente recomendable disco Give up the ghost. La joven estadounidense sigue confirmando con su tercer trabajo de estudio que su éxito no fue flor de un día, y que es mucho más que la típica cantautora que consigue colocar su típica canción en la típica serie americana rollo House, Bones o Anatomía de Grey, y Touching the ground es buena prueba de ello, ya vereis. Para terminar una un tanto lacrimosa, pero emotiva a más no poder, Lies, de Glen Hansard junto a Marketa Iglova. Pocas veces una película tan sencilla ha conseguido llegar tan lejos, y es que Once, protagonizada por Glen y Marketa y ganadora de un Oscar a la mejor banda sonora, es una de las cintas que más hondo me ha calado, podría pasarme la vida viendo la escena en la que cantan juntos Falling Slowly en la tienda de música una y otra vez hasta morir...
Buenas noches...

"Square One", Tom Petty



"Touching the ground", Brandi Carlile



"Lies", Glen Hansard & Marketa Iglova

"Páginas tuyas", Fabián y Zahara

Que soy un enamorado de las versiones y colaboraciones es algo que cualquiera que pase por aquí de vez en cuando sabe. Me encanta todo lo que suponga darle una vuelta de tuerca más a una canción, más aún si el tema en cuestión es del calibre de Páginas tuyas, de Fabián, y la invitada de lujo la mismísima Zahara. Páginas tuyas, de su primer disco Espera la primavera, es una de las razones por las que el leonés es uno de mis artistas favoritos actualmente. Esa manera tan delicada de escribir e interpretar canciones tan bonitas como las que dan forma a sus discos lo han convertido en un músico indispensable para mí, y en mi mayor cuenta pendiente en cuanto a actuaciones en directo se refiere. Hoy os dejo esta colaboración, una de las más especiales que podría haberme encointrado, y es que no podían haber elegido una canción mejor para convertirse en gota de lluvia, en lágrima muerta en el cristal... Vaya par...

"Daiquiri Blues", Quique González


Ahora sí que sí, ya quedan menos de 24 horas para que las copias de Daiquiri Blues empiecen a darle color a las tiendas de música de este país y, de paso, algo de sentido a un otoño bastante extraño. Mañana por fin tendré entre mis manos el octavo disco de un tipo bajito que, sin saberlo, se ha convertido en una pieza imprescindible de mi vida. Él me conoce mejor de lo que muchos de los que me rodean lo hacen, o eso al menos puedo deducir cada vez que escucho sus canciones, tan cercanas a mí que a veces me dan miedo. Como siempre dice mi buen amigo JM, todos estamos predestinados a ciertos artistas, y el mío no puede ser otro que el señor González. Nunca me ha fallado, nunca he escuchado una canción suya que me resulte indiferente y nunca he estado en un mal concierto suyo (y no porque haya ido a pocos precisamente). Algunas de las canciones más importantes de mi vida como Conserjes de noche, Crece la hierba, Rompeolas o Se nos iba la vida llevan su firma, y si alguien merece mi plena confianza es él, porque siempre, siempre, ha respondido a mis expectativas. Y esta vez, lo sé, no será una excepción. Sabe lo que hace, y lo hace mejor que nadie. ¿Quereís mojaros los labios?, dadle un sorbo a este Daiquiri Blues, seguro que os quita un poco la sed... Mañana más, muchísimo más...

"My plan", nuevo videoclip de los Sunday Drivers


Los Sunday Drivers acaban de presentar el videoclip de My plan, el primer single de ese discazo que es The end of maiden trip. El video ha sido dirigido por Tania Verduzco y producido por Nephasto, y en él se ve a un equipo de natación sincronizada haciendo una coreografía a la luz de la luna. La verdad es que me ha gustado bastante, es original y le va que ni pintado a una canción enorme como es My plan, una de las mejores del disco, con un estribillo de esos que va contigo allá donde vayas. Me gustan los Sunday Drivers, me gusta la frescura de sus canciones y me flipa la voz de Jero Romero, una de las mejores del país sin duda. The end of maiden trip es un gran disco que quizá no ha tenido tanta repercusión como merece por haber sido publicado en verano, una época en la que la gente anda, cuando menos, dispersa, pero que seguro que estará arriba en las listas que dentro de nada se empezarán a hacer valorando lo (mucho) que ha dado de sí este curso musical. Para empezar bien la semana, My plan...

"Falling Over", Boat Beam + Havalina

Hace unos meses un par de grupos de estilos bastante opuestos se reunieron para grabar una sesión muy especial que bautizaron con el nombre de Boatlina, o lo que es lo mismo, Boat Beam + Havalina. Poco tienen que ver ambos grupos entre sí, pero hay pocas cosas que la buena música no sea capaz de unir. La verdad es que me ha encantado el video, ver cómo los dos grupos fusionan sus estilos en un mi canción favorita de Puzzle Shapes, el primer disco de Boat Beam, una formación de lo más cosmolpolita que se han marcado un debut precioso con sus originales canciones. El video, una vez más, ha sido grabado por los amigos de Bandalismo.net, y os recomiendo que lo veais aunque a estas horas del domingo la cama os esté llamando a gritos... Seguirá estando ahí dentro de cinco minutos...

Havalina + Boat Beam - Falling Over /// Exclusiva Bandalismo.net from Bandalismo.net on Vimeo.

domingo, 25 de octubre de 2009

"¿Quién dijo miedo?", Glez


La semana pasada por fin llegó a mi casa un paquete muy especial, el primer disco de Glez, el grupo que ha formado Amaro Ferreiro junto a Toni Toledo y Emilio y Suso Saíz. Demos, que así es como se llama, ha sido publicado por Warner en una primera tirada de tan solo 500 copias, y aunque todavía no he tenido todo el tiempo necesario para poder evaluarlo bien, las sensaciones que me está dejando en estas fugaces primeras escuchas son inmejorables. Todas las canciones están cubiertas de gruesas capas sonoras con un sonido muy definido, y la mano de Amaro se nota bastante, especialmente en los textos y en los títulos de las canciones (Cabeza borradora, Chan Pan, Perro Hombre Estrella...). El álbum lo ha producido Suso Saíz, quien además de ser uno de los componentes del grupo es el padre del propio Emilio, todas las canciones han sido compuestas por ellos (especialmente por Amaro y Emilio), y ha sido grabado, mezclado y masterizado por Guillermo Quero en los estudios AT Q de Madrid. En once canciones, Glez han firmado una interesantísima carta de presentación que, seguro, va a dar de qué hablar en los próximos meses. Os dejo con ¿Quién dijo miedo?, el primer corte del disco y una de las que más me han llamado la atención estos primeros días...

"Date prisa nos persiguen personajes de canción..."

Manolo Tarancón y Daniel Merino y Familia en el Cotton Club de Bilbao, 23 de octubre del 2009


Aunque con algo de retraso, poco tiempo y algo de pereza dominical, paso por aquí para contaros lo bien que se dio la tarde del viernes, un día señalado en el calendario desde hacía varias semanas y que, como esperaba, no decepcionó. Manolo Tarancón visitaba Bilbao por segunda vez, esta vez para presentar un nuevo disco, Imperfectos, gestado en Puerto de Santa María con Paco Loco a la producción. Era el primer concierto de la gira, y Manolo se trajo a su banda desde Valencia, y es que Imperfectos es un disco de rocck, y no hay mejor manera de defender sus canciones que rodeado de los mismos músicos que le han acompañado en la grabación del mismo.

El Cotton Club de Bilbao es una sala coqueta, bien situada y con un acústica bastante buena. En una ciudad en la que a menudo se echan en falta conciertos de este tipo, el Cotton parece haber querido dar un paso adelante, y por su tarima desfilarán en las próximas semanas gente como Javier Álvarez, Garrett Wall Band, Glez (el nuevo grupo de Amaro)... Es de aplaudir encontrar un rincón, por pequeño que sea, donde la buena música tiene cabida. Eso sí, el local tiene un problema; los vecinos de arriba. Ignoro los posibles roces que puedan haber entre lo dueños y la gente de arriba, pero todos los conciertos empiezan siempre a las 20:00 y acaban para las 22:00, y además los músioos deben tocar estando muy atentos a no rebasar el límite de volumen para que no acabe llegando la policía.

A eso de las 20:20 subían al escenario Daniel Merino y Familia, una banda de rock de la vieja escuela bastante conocida en la escena musical bilbaína. Los músicos que rodean a este simpático y barbudo songwriter euskaldun son auténticos veteranos del rock, grandes músicos con las manos llenas de cicatrices, curtidas en mil y una batallas musicales. Espectacular el bajista, por ejecución y por pose, el piano-hammond sonaba de lujo, y qué decir de las guitarras, tanto la de Dani como la de su compañero, geniales toda la noche. Y Daniel Merino merece capítulo aparte. Líder indiscutible del grupo, es un tío cuanto menos peculiar. Siempre digo que parece sacado de una portada de vinilo de los años 70, con su camisa americana y un guitarrón que parece pesar toneladas, pero imagen aparte, es increíble lo bien que se defiende encima del escenario; tiene una voz preciosa, toca la guitarra con gran destreza y además tiene el brillo en los ojos de quien disfruta, y mucho, haciendo lo que le gusta. Y además lo hace muy bien. En una media hora larga hizo un breve repaso a algunas de las mejores canciones de sus dos discos publicados hasta la fecha; Aveturas en la gran ciudad y Malos tragos. Así, el inconfundible aroma del rock tradicional se adueñó de la sala mientras Dani y los suyos cantaban temas como A mi aire, Menos mal que te tengo a ti, El túnel o Písale a fondo para disfrute de todos los presentes. Se fueron del escenario con un gran aplauso, jugaban como locales y habían conseguido encender a un público que tardó en entrar en la sala y al que, como suele pasar muy a menudo últimamente, le costó entrar en materia.

Después de unos minutos de espera, por fin Manolo y subió al escenario acompañado de sus galácticos; Mauri (uno de los componentes de Los Pájaros, un grupazo valenciano de americana que ya ha aparecido en este blog alguna vez) con su guitarra eléctrica, Txema Mendizábal al bajo y armónica, Alejandro Jordá con la batería y el propio Manolo voz y acústica. Una formación de banda de rock tradicional que estuvo soberbia toda la noche, aportando un sonido genial a las canciones del valenciano, que sonó con más energía que nunca,
como le exige ese disco que acaba de publicar. Manolo venía de dos duros días de intensa promoción por la capital vizcaína, pero toda esa fatiga se disolvió con los primeros acordes de Sin dramas ni lamentos, el tema con el que decidieron abrir fuego. No es ningún secreto lo mucho que había esperado una nueva visita de Manolo durante el último año, pero sin duda la espera mereció la pena. Durante una hora larga tocaron (que yo recuerde) Música fácil (impresionante la dureza del sonido), Vendaval ("y aunque vengan vientos de Levante aprendí no hay que correr, sólo esperar que pase el vendaval", ¿qué más se puede añadir?), Alfama (trallazo de canción), Y ya está bien, Dos días de tregua (cada día más bonita), Momento perfecto (lógico que sea la favorita de Manolo), Súper 8, Ahora o la melancólica Cómo me acuerdo de tí, uno de los momentos más emotivos de la velada. Un set list bien escogido, aunque yo que soy un nostálgico tal vez eché en fala alguna de las que me llevaron a descubrirlo, Caballo ganador o Calle Navellos.

Pienso que Manolo y los suyos sonaron impecables, resaltando el buen hacer de Mauri con la eléctrica y lo bien que se defiende Txema sea cual sea el instrumento que caiga en sus manos. Por los motivos antes expuestos, quizá el concierto resultara algo corto, pero suficientemente intenso como para recordarlo durante mucho tiempo. Es difícil describir la sensación de ver en directo el resultado de tantos meses de esfuerzo, desazones y trabajo. He seguido muy de cerca la gestación de Imperfectos y sé lo importante que es para Manolo poder comenzar una gira que le va a llevar por muchas ciudades de la geografía española presentando una colección de canciones que merecen la pena que os acerqueis a escuchar. Un recomendable concierto de rock que sin duda disfrutareis. Os dejo algunas fotos y videos...

"Písale a fondo", Daniel Merino



"Menos mal que te tengo a ti", Daniel Merino



"El túnel", Daniel Merino



"Música fácil", Manolo Tarancón



"Vendaval", Manolo Tarancón



"Alfama", Manolo Tarancón



"Momento perfecto", Manolo Tarancón



"Ahora", Manolo Tarancón

viernes, 23 de octubre de 2009

Manolo Tarancón + Daniel Merino

Hoy, un año después de su última visita, Manolo Tarancón vuelve a Bilbao para darle el pistoletazo de salida a la gira de presentación de Imperfectos, su último disco publicado a principios de este mes. Al contrario que el año pasado, cuando Manolo tocó en acústico con la única compañía de Txema Mendizabal, esta vez el valenciano se trae a toda la banda, la mejor manera de presentar su disco más enérgico y rockero. Por si esto fuera poco, esta tarde también voy a tener la suerte de ver a Daniel Merino, otro músico del que hablé hace nada y al que le tengo muchísimas ganas, que también tocará con su banda. El concierto es en el Cotton Club, un local de lo más acogedor, a las 20:00 de la tarde, y yo, como siempre, ya estoy nervioso perdido, dándole vueltas a qué canciones tocarán uno y otro. Esta mañana, como podreís imaginar, no he parado de escuchar los discos de estos dos pedazo músicos que dentro de un rato podré saludar, y para matar el rato y animaros a los más perezosos, os voy a dejar un par de canciones. Dos temazos para alegraros el viernes a los que vivís lejos, y también para animar a los que estais cerca, pasaros por allí, creo que lo pasaremos bien esta tarde. Pronto os contaré qué tal, ahora os dejo con El túnel, probablemente la mejor canción de Daniel Merino, y Música fácil, uno de los temas nuevos de Imperfectos en el que Manolo suena más duro de lo que nunca lo ha hecho. ¡Que tengan ustedes un buen fin de semana!

"Música fácil", Manolo Tarancón



"El túnel", Daniel Merino

"Radioactivo", Varry Brava


Sin apenas haberme dado cuenta por el ajetreo de la semana, hemos llegado por fin el viernes, y aunque sé que muchos aún estareís trabajando o apurando las últimas clases, yo ya estoy de fin de semana, y os voy a dar algo de marcha para que lo poco que os queda se os haga, al menos, algo más divertido. Llevo unas semanas oyendo hablar de ellos sin parar, han aparecido en infinidad de blogs y la opinión es unánime, aquí hay tema. Ellos son Varry Brava, un grupo que surgió entre cubatas hace ya cuatro años, cuando Aäron Sáez (un artista que ya ha aparecido alguna vez en este blog) y Óscar Ferrer fantasearon con formar una banda en la que, palabras textuales, "no faltaría baile, diversión, éxito, glamour, champagne, chicas, jacuzzis, hoteles de 5 estrellas y dinero". Tuvieron que pasar cuatro años para que el proyecto fuera cogiendo forma, y ya con Fran Gas y Fede Gas subidos en el barco, ganaron el concurso de pop rock de Orihuela y engañaron a Vicente Illescas para que se uniera a ellos. Estos cinco pecualiares músicos grabaron este verano Ídolo, su primera maqueta, que están presentando estos días. Los Varry Brava hacen música bailable, desenfadada y con toque juvenil, unos Tequila adaptados a los nuevos tiempos, descarados y con ganas de hacernos bailar. Hoy os dejo con Radioactivo, todo un temazo perfecto para empezar con ganas el fin de semana...
Si quereis saber más cosas de Varry Brava, no dudeis visitar su Myspace, o el maravilloso blog del amigo Señor Pollo, desde donde también podeis descargaros la maqueta.

"Boca en la tierra", Vetusta Morla


Cuando hace un mes estaba a punto de verles en directo por cuarta vez estaba a punto de cansarme de ellos, enfadarme con el mundo en general y no volver a escucharlos jamás. No suele suceder que un grupo de música tenga un éxito tan rotundo en tan poco tiempo (aunque llevaran nueve años tocando juntos) y, claro, esto tiene sus consecuencias, buenas y malas. Por un lado siempre me hace feliz como gente que hace música de verdad tenga su reconocimiento, y me alegra ver la diferencia de público entre el primer concierto de ellos que vi y el último. La primera vez éramos bastantes pocos los que conocíamos sus canciones, y hace unas semanas, con la Plaza del Ayuntamiento de Logroño a reventar pese a la lluvia, apenas se le escuchaba a Pucho cuando todo el mundo, entregadísimo, cantaba Saharabbey Road, todo un himno ya. Me encanta que vendan discos y que los medios les den bola, pero, como ya he dicho, el éxito tiene sus cosas negativas también, por supuesto. El tener sólo un disco en el mercado hace que las canciones se acaben desgastando, y que gente cercana, amante del reggeaton y esas músicas del demonio me digan "este sábado toca Vetusta Morla en Logroño, ¿sabes quiénes son?" duele, para qué nos vamos a engañar. Menos mal que, como pude comprobar, ellos son los mismos y siguen teniendo una energia espectacular en los conciertos. Además, poco a poco nos van enseñando nuevas canciones con una pinta estupenda como esta Boca en la tierra que os voy a dejar. Esperemos que no tarden mucho en volver a meterse en el estudio...

jueves, 22 de octubre de 2009

"Me enganchas", Vaivencida


No puede ser casualidad que dos personas me la hayan recomendado en menos de una semana, menos aún cuando se trata de gente de cuyos gustos musicales me fío muchísimo. Ella es Vaivencida, una chica a la que acabo de conocer hace un rato, pero que tiene una voz portentosa, dulce a veces, afilada cuando lo precisa. El caso es que llevo un rato viendo videos suyos y dando vueltas por su Myspace y la verdad es que la chica tiene algo especial, eso es innegable. Me gustan sus canciones y me flipa su voz, me apunto el nombre y prometo ponerme a invesigar desde ya mismo. De momento, y a falta de más información, os copio su presentación de Myspace, que me ha parecido graciosa y simpática. Os dejo también Me enganchas, una de las que más me ha gustado, a ver qué os parece...

"Marta, me llamo Marta. El café me pone histérica. Así que té, con leche, por favor. Siempre llevo las uñas mal pintadas y una vez me dijeron que la coleta al lado me quedaba bien. Además vendo caramelos, no sé fumar, canto en todas partes y hablo de Shakespeare como si estuviera vivo. No hago indie, ni pop, ni nada. Son solo golpes de tres minutos para acabar historias. O para empezarlas."

"Descalzos por el parque", Marienband

Hoy de nuevo este blog vuela hacia Asturias, y es que de allí son Marienbad, un grupo del que ya os hablé hace unos meses y al que le voy a robar una canción en esta noche de perros. Después de ganar el concurso de maquetas de los 40 Principales en el 2006, los chicos de Marienbad volvieron a grabar esas canciones casi artesanalmente para darle vida a Exterior noche, un disco que suena de lujo y tiene canciones enormes como la que hoy os voy a dejar, Descalzos por el parque. Pese a que como ya he dicho la grabación del álbum ha sido realizada de una manera bastante doméstica, Exterior noche es un disco con clase, con canciones plenamente desarrolladas y muy bien vestidas como vais a poder comprobar, ¡que os guste!.

¿Sunday Drivers o Vinodelfin?

Pese a que el título de este post puede llevar a equívocos, no pretendo ni mucho menos comparar a ambos grupos, tan distintos además. Sucede que me he puesto a mirar la agenda de conciertos, y resulta que la suerte (la mala, claro) ha querido que los
Sunday Drivers y Vinodelfin visiten Bilbao el mismo día, el todavía lejano 11 de diciembre. Los primeros tocan en el Kafe Antzoki, y los segundos en la Sala Santana 27, lo que aún no sé es a qué hora tocan ni si llevaran teloneros, lo que puede jugar a mi favor. Le hecho esta misma pregunta a más de una persona y la mayoría me dicen que no hay color, los Sunday Drivers tienen uno de los mejores directos del país, son un grupo consolidado y han publicado un disco notable, además, la mayoría ignora quiénes son los catalanes. El caso es que yo no lo veo tan claro, y es que los Sunday Drivers me gustan bastante, pero Seres Únicos es uno de los discos que más me están gustando este año, y también he leído maravillas sobre sus conciertos. Queda mucho tiempo, sí, y quizá la suerte (la buena esta vez), quiera que me dé tiempo a salir de uno y llegar al otro a tiempo, pero supongo que no caerá esa burra. Miro el calendario y me vuelvo loco pensando que si voy a uno me perderé otro, y siendo dos grupazos a los que nunca he visto y me apetece tanto hacerlo, es doble la indecisión. Por ahora, un par de razones para seguir dudando...

"I", Sunday Drivers



"Mariposas", Vinodelfin

"Keep on driving", Pájaro Sunrise


Con 25 años que tengo, hay muchas cosas que aún tengo pendientes como terminar la maldita carrera, aprender a cocinar algo más que pasta, carne y arroz y, hasta ayer, conducir. Sí, hasta ayer, esta vez a la segunda fue la vencida y no hubo bordillo ni nervios que me amargaran el examen. Ahora ya tengo un papel en el que pone que puedo conducir, sólo me falta aprender a hacerlo. Tengo la sensación haberme quitado varias toneladas de peso de la espalda, y es que entre el miedo y la pereza lo he ido dejando y han tenido que pasar siete años para aprender a arrancar un coche, cambiar de marchas o dar los intermitentes (lo de la luces ya lo aprenderé, que sólo he conducido de día). Después de tanto oír hablar de ello, por fin sabré qué es lo que se siente al escuchar un buen disco mientras conduces, y es que al haber sido copiloto durante tantos años me he acostumbrado a escuchar tanta radio y música ajena que me resulta difícil relacionar la palabra coche con buena música (perdonadme amigos conductores). Hoy voy a dejar una canción que me viene como anillo al dedo, Keep on driving, de Pájaro Sunrise, otra de esas 22 pequeñas joyas que contiene Done/Undone, el maravilloso disco de Yuri Méndez. Os dejo con la versión del disco y con otra acústica en la que se ve al leonés en mitad de una carretera porque le ha dejado tirado el coche. Una situación que, seguro, me tocará vivir muy pronto. Ahora más que nunca, precaución amigos conductores, estoy en la carretera...



miércoles, 21 de octubre de 2009

"Písale a fondo", Daniel Merino


A Daniel Merino le delatan su aspecto, y es que desde que lo ves la primera vez puedes comprobar como podría pasar perfectamente por un músico americano de los 70. Aunque es vizcaíno, Daniel tiene alma americana, y eso se aprecia escuchando cualquiera de sus canciones, con un sonido muy definido que recuerda a los Springsteen, Jackson Browne o Neil Youngque, seguro, tanto habrá escuchado, aunque él cante en castellano. Su último trabajo, Malos Tragos, es una colección de historias de carretera, botas, polvo y rubias, aunque también hay sitio para canciones más íntimas, eso si, casi siempre vistas desde un punto de vista melancólico. Además de ser un excelente guitarrista, Dani tiene una voz genial que este mismo viernes podré escuchar en directo, y es que tocará junto a Manolo Tarancón en el Cotton Club de Bilbao a eso de las 20:00 este mismo viernes, en un concierto doble al que le tengo muchísimas ganas. Por un lado veré de nuevo al valenciano, que viene a presentar Imperfectos en uno de los primeros conciertos de la gira, y por otra parte por fin veré a Dani en vivo, y es que aunque vivamos en la misma ciudad todavía no he tenido el placer. Ya os contaré qué tal se da el concierto, hoy os dejo con una de mis canciones preferidas de mi paisano, Písale a fondo...

"Por tradición", The New Raemon


Ramón Rodríguez es un músico de lo más prolífico, un tío que no para de sacar canciones sin que estas bajen lo más mínimo en cuanto a nivel se refiere. The New Raemon acaba de publicar un nuevo disco, La dimensión desconocida, un trabajo que rebosa de esa genialidad y sonido tan característicos ya del catalán, capaz de arrancar de la rima más fácil o el chiste más malo una señora canción. La dimensión desconocida ha sido producido por Ricky Falkner y Santi García, y en algo menos de media hora los diez temas del álbum desfilan elegantemente ante tus oídos, siguiendo con su costumbre de firmar temas cortos. El disco resulta algo más movido que sus anteriores, y contiene una de esas canciones que te guardas en el bolsillo para llevarla siempre contigo, Por tradición. Una canción tremendamente emocionante a la que llevo dándole vueltas todo el día y que se une a la ya amplia lista de temazos que The New Raemon lleva escibiendo desde que apareciera en el 2008 con A propósito de Garfunkel, esa pequeña joya con la que debutó en su proyecto en soliario.

"La luna debajo del brazo", nuevo videoclip de Quique González

Después de pasarme toda la mañana fuera, vuelvo a casa y me encuentro con que por fín ha aparecido el primer videoclip del nuevo disco de Quique. La luna debajo del brazo es la canción elegida para darnos algo que llevarnos a la boca en la semana que queda para que Daiquiri Blues vea la luz. El video es obra de Fernando Macaya, y aunque no es nada espectacular, le ha quedado bonito de verdad, al menos para mi gusto. Me ha gustado verle andando por las calles de Nashville, y sobre todo la sonrisa cuando ve a la chica tocando la guitarra...

martes, 20 de octubre de 2009

"Jólivuz", nuevo videoclip de Pablo Moro

Recién llegado a casa, sin mucho tiempo y con la necesidad de estar descansado mañana, me resulta imposible irme a la cama sin comentar que hoy por fin ha salido a la venta Pequeños Placeres Domésticos, el nuevo disco de Pablo Moro. Además, coincidiendo con la fecha de salida del álbum, el asturiano estrena también hoy el primer videoclip, y el tema escogido ha sido Jólivuz, el single. Pablo, que viajará a Colombia junto a su compadre Alfredo González para dar unos conciertos, presenta un nuevo trabajo, el tercero de su carrera, que seguro que responderá a las expectativas. A mi personalmente me encanta la manera que tiene de escribir, esa habilidad para contar historias que lo ha convertido en uno de mis artistas nacionales más admirados. El jueves saldré a la búsqueda del disco, mientras os dejo con Jólivuz, un tema bastante rockero que suena de miedo, ¡buenas noches!.


PABLO MORO Jólivuz

PABLO MORO Vídeos musicales MySpace

lunes, 19 de octubre de 2009

Canciones para el otoño III

Ahora que por fin ha llegado el frío, vuelvo a sentir lo bien que sienta escuchar buenas canciones al calor del hogar, mientras fuera la temperaura ya empieza a cortar en noches como la de hoy. Siguiendo con la saga de Canciones para el otoño, esta noche en la que no tengo prisa por trasnochar quiero compartir con vosotros tres que encajan perfectamente con la estación en la que acabamos de entrar. La primera, Gurarika, de Katamalo. Este grupo especial tiene un maravilloso EP acústico que se llama Bihotz Bakartien Kluba, con dos canciones que rozan lo sublime como Iruntzi dana, de la que ya hablé hace tiempo y esta Gurarika, otra preciosidad. Es un placer para mí poder dejar por aquí algo tan bonito hecho aquí, tanto que no creo que el idioma sea una barrera para que podais apreciarla. Continúo con Sandwich Time, del OK Bear de Jeremy Enigk, grabado en San Feliú de Guixols con gente como Ricky Falkner o Ramón Rodríguez (The New Raemon), un disco fantástico del que disfruté de lo lindo el pasado verano. Una canción genial, casi mágica, ya lo vereis. Para terminar, una de las versiones que Micah P. Hinson ha grabado en su último disco All dressed up and smelling of strangers, donde rescata clásicos y los viste a su gusto. Micah, pese a desafinar más de lo que un cantante profesional debería, firma un buen disco del que mi favorita es Suzanne, de Leonard Cohen. Buenas noches...

"Gurarika", Katamalo



"Sandwich time", Jeremy Enigk



"Suzanne", Micah P. Hinson

"Moondance", Van Morrison


Hoy voy a compartir con vosotros otra de esas canciones de las que considero más importantes de mi vida, Moondance, de Van Morrison. Dicen que la perfección no existe, pero esta canción no debe estar muy lejos de alcanzarla, y es que es difícil encontrar canciones así, tan exquisitamente arreglada, con una sensualidad brutal. Qué decir de la voz del tío Van, es auténtica plastilina, sugerente y dura cuando es preciso, es sin duda uno de los más grandes de cuantos pisan la tierra. Moondance era el tema que le daba nombre al disco que el de Belfast publicó en 1970, una joya que también contenía obras maestras como Caravan, Brand new day o Into the Mystic, un disco imprescindible que todo buen amante de la buena musica debería tener en su colección. A pesar de que en su día la canción no tuvo el éxito que cabía esperar, el tiempo, el juez más duro y más justo a la vez, la ha situado donde merecía, al lado de las más grandes de las últimas décadas. Cogedla, no dejeis que se la lleve el aire...

...it´s a marvelous night for a moondance...

"CookieMachine", PacoVolume


Desde que el viernes escuchara por primera vez Manhattan Baby, el álbum de debut del francés PacoVolume, tenía unas ganas terribles de pasarme por aquí y dejaros alguna canción suya, pero el fin de semana ha sido muy largo y no he tenido tiempo hasta ahora. La verdad es que no abunda la información sobre este curioso músico galo, pero puedo aseguraros que es cuestión de tiempo que todo el mundo se ponga a hablar de su disco, y es que tiene todo lo necesario para convertirse en un éxito rotundo. Manhattan Baby tiene mucho más de pop que de rock junto a algunas pinceladas acústicas, y las doces canciones que le dan forma están llenas de milimétricos matices, y unas sugerentes y misteriosas melodías que se te quedan grabadas a fuego desde la primera vez. Interpretadas en inglés, las canciones de PacoVolume tienen ese algo tan imposible de describir que te engancha al instante, desde las espectaculares CookieMachine, Everybody dies o Manhattan Baby hasta la íntima y delicada A minor piece han entrado en esta habitación rompiendo las ventanas, sin esperar a que yo se las abriera. Por cierto, el disco lo ha producido el mismo PacoVolume junto a François Chevallier (Arcade Fire y Colplay entre otros), y fue publicado antes del verano aunque me haya costado tantos meses conocerlo. Os dejo con CookieMachine, todo un temazo con un videoclip que también merece la pena, ¡que os guste!.

domingo, 18 de octubre de 2009

Love of Lesbian en el Kafe Antzokia de Bilbao (17 de octubre del 2009)

Inolvidable la fiesta que montaron ayer los lesbianos en el Antzoki, un conciertazo de principio a fin en el que regalaron al público lo mejor de su repertorio en una noche casi perfecta. Tenía muchísimas ganas de ver al fin un concierto de Love of Lesbian, y no es que no me decepcionaran, si no que rayaron a una altura superior a la que me imaginaba antes de verlos, y no eran pocas las expectativas que tenía puestas en ellos precisamente. Desde antes de entrar, cuando vi a gente que se lamentaba porque se habíanagotado las entradas, tuve la certeza de que iba a ser una gran noche. Pero antes de que los catalanes se metieran en el bolsillo al mucho público que acudíó a verles, la noche en el Antzoki empezó un par de horas antes, cuando los locales Maderacore hicieron temblar los cimientos del antiguo teatro, en una media hora atronadora. Qué caña le meten, qué bien tocan y vaya voz que tiene Luis, el cantante. Canciones como Humus, La importancia de llamarse humano, El ebanista y sobre todo Vine, ví y perdí (vaya temazo) sonaron desatadas, desbocadas, pero impecables. Hacen una música que en principio se aleja de lo que suelo escuchar, pero los chicos lo bordaron en la media hora que tuvieron, era su noche, jugaban en casa y aprovecharon muy bien la ocasión. Geniales la guitarra y el bajo, trepidante la batería y el cantante con toda una galería de registros vocales, dejaron un muy buen sabor de boca y el cuerpo del público con ganas de marcha, y quizá ese fue el problema de Brian Hunt...



Y es que Brian, definitivamente, no escogió bien el día para presentar sus canciones al público bilbaíno. Como un pez al que sacas de la pecera y se retuerce desorientado, salió al escenario con su guitarra acústica y sus pintas de buen chico que jamás ha roto un plato, y con una exquisita sensibilidad se puso a desgranar los temas de I lost my glasses (un disco, que todo sea dicho, me encanta) cuando en la sala aún temblaba por la descarga de energia de Maderacore, y el público no encajó bien la intimidad que las canciones de Brian precisan, al menos cuando son interpretadas en acústico. No creo que nadie dude del talento del británico afincado en España, pero la noche de ayer no era su momento, ni tampco el público que tenía delante (fanáticos de John Boy en su mayoría) era el suyo. I lost my glasses es un disco con temazos como Log girl, Led by Moses, Galician postcards o Happy house of death, pero ayer, únicamente acompañado por un violín que además tuvo problemas técnicos, a esos temas pareció faltarles algo, y, obviamente, también se echaron en falta las muchas colaboraciones de Russian Red. A mí me gustó, pero entiendo que la gente no conectará y, de alguna manera, lo ignoraran, estaba fuera de contexto por decirlo de alguna manera. Creo que lo que me dijo un amigo mío lo resume perfectamente; ¿es bueno?, sí. ¿Es divertido?, no. Creo que en la sala adecuada, con el ambiente necesario, escucharle tiene que ser una gozada, y no perderé la ocasión de hacerlo si en un futuro se acerca por aquí de nuevo.

"Log Girl"



Y después de unos veinte minutos que se hicieron eternos, por fin aparecieron en el escenario Love of Lesbian, un grupo que llevaba mucho tiempo sin aparecer por aquí y demostraron que tienen un directo espectacular, de lo mejorcito que yo haya visto en mucho tiempo. Consiguen conectar contigo desde la primera canción, y el concierto es una fiesta que va creciendo en intensida hasta terminar en una auténtica explosión de buen rollo. Lo dan todo y consiguen que acabes entregado, bailando, cantando y sudando sin parar como si fueras tú el que está encima del escenario. Era un concierto especial, tanto para nosotros como para ellos, y lejos de ceñirse a la moda de tocar simplemente las canciones del último disco que están promocionando, nos regalaron dos horas de grandes éxitos, el presente y el pasado de una discografía llena de temas espectaculares. Cuando el concierto ya había comenzado contaron que sólo habían venido por aquí una vez y sólo habían ido siete personas al concierto. Contaban que tenían miedo y veían Bilbao como una asignatura pendiente, un examen de recuperación, y se les veía emocionados al ver el Antzoki como en las grandes ocasiones, rendido a sus pies. Empezaron con Allí donde solíamos gritar y me sorprendio muchísimo ver como practicamente todos los que abarrotábamos la sala conocíamos hasta el último rincón de la canción, algunos llevábamos mucho tiempo esperando ver lo que estaba empezando delante de nuestros ojos, y eso se notaba. Obviamente, no recuerdo el número ni el nombre de todas las canciones, pero me emocionó muchísimo escuchar antiguas conocidas como Universos Infinitos, Los colores de una sombra o Noches reversibles, y nuevas como 1999, Las malas lenguas e incluso Miau, una de las que menos gracia me hacen, pareció tener sentido ayer. Capítulo aparte merecen algunas como Segundo asalto, que ha ido creciendo con el tiempo y que ayer se confirmó como una canción perfecta, es maravillosa. Fue una gran sorpresa que cantaran Domingo astromántico, soñaba con escucharla pero no habría apostado a que la fueran a tocar, pero como la ocasión lo merecía y además confesaron que de tanto tocar en festivales (actuaciones cortas y más enérgicas) apenas habían podido interpretarla últimamente, y el momento fue astromántico, supongo que me entendeis.
Incendios de nieve era la que con más ganas esperaba, es una de las que más me gustan de todas cuantas he escuchado este año, y fue para mí el gran momento de la noche. Todo la sala dejándonos la garganta con Santi durante diez minutos de éxtasis musical. Qué buena es la canción y qué atmósfera consigue crear en el concierto, es abslutamente espectacular. Después de la falsa despedida de rigor, los lesbianos volvieron al escenario con Club de fans de John Boy, y pocas veces había visto una locura colectiva de tal calibre, con un público cercano al delirio y un grupo que se veía cómodo y agusto, capaz de tocar durante un par de horas más. Desde ese momento hasta el final del concierto, todo empezó a parecerse aún más a una fiesta, un carnaval de disfraces, gafas estrafalarias y canciones como Marlene o Houston que nos hicieron bailar sin parar. Después de unos cuantos juegos con el público, Ritmo de la noche y Shiwa incluídos, la cosa parecía llegar a su fin cuando, en el momento en el que se estaban despidiendo empezó a sonar Algunas plantas y bajaron a bailar con nosotros, en un final de concierto perfecto, una buena manera de ilustrar la conexión entre los lesbianos y Bilbao, una ciudad que estoy seguro que no les defraudó, y fijo que esta vez no vuelven a pasar años antes de que vuelvan a pisar...
La banda en general sonó genial, Santi estuvo impecable, perfecto, manteniendo la voz hasta el último momento y sin escatimar un esfuerzo, Julián estuvo perfecto con la acústica y unos coros maravillosos, y Joanra aportó el momento bizarro cuando apareció sin camiseta y un sombrero napoleónico y se puso a fotografíar a la gente. Todo sonó genial, todos disfrutamos y estoy seguro de que nos llevamos un recuerdo inmejorable de una de las bandas que más en forma está del panorama nacional, y por fín puedo dar fe de ello. Impresionante la noche lésbica.
Os dejo algunos videos que grabé, la calidad es la de una cámara de andar por casa, y además bailo, me muevo, canto y se me ponen tíos grandes delante, pero bueno, menos da una piedra se suele decir...

"Universos Infinitos"



"Segundo Asalto"



"1999"



"Incendios de nieve"



"Club de fans de John Boy"

jueves, 15 de octubre de 2009

Looking back...

Nacido en 1984, no llegué a tiempo a la movida ni a todas esas canciones llenas de sintetizadores y melodías eternas propias de la década, por lo que, musicalmente, se podría decir que me tocó crecer con los 90´s, tan lejanos ya... Parece mentira que haya pasado tanto tiempo desde cuando despertó mi curiosidad por la música en general, y después de haber pasado decenas de etapas y haber ido saltando de estilo en estilo, uno mira hacia atrás con nostalgia cada vez que escucha ciertas canciones, banda sonora de los años en la escuela, el salto al instituto, viaje de estudios y todos esos recuerdos que nunca se borrarán. Hoy quiero compartir con vosotros algunas de esas canciones que tanto significaron para mí en su momento, y que hoy, al escucharlas, parecen sonar ya en blanco y negro. La primera, These Days, de Bon Jovi (sí, he dicho Bon Jovi). No se puede decir que fuera un fan suyo, pero es imposible calcular la de veces que he escuchado el disco que lleva el mismo nombre que la canción que os dejo. These Days me encantaba, y os puedo asegurar que, después de años sin hacerlo, estoy escuchándola de nuevo y tengo una sonrisa que me llega de oreja a oreja... Un año antes, en 1994, el grupo irlandés The Cranberries publicaba No need to argue, su disco más exitoso, e incluían en él una canción que hoy en día sigue consiguiendo ponerme los pelos de punta, Zombie. Siempre he pensado que Dolores O´Riordan tiene una de las voces femeninas más impresionantes de cuantas he escuchado, y la versión acústica que os dejo es, simplemente, perfecta. Para terminar, The Universal, de Blur, uno de los abanderados del brit pop. Estos sí que llegaron a gustarme, y de verdad además. The Great Scape fue uno de los primeros cassettes que me compré, y aún lo conservo en casa como oro en paño. Recuerdo perfectamente un día en el que paseaba con mis padres por los tenderetes de un pueblo en fiestas, ví una camiseta del grupo y me obcequé de tal manera con ella que la santa de mi madre tuvo que comprármela pese a que me estaba excesivamente grande, tanto que estoy seguro que aún hoy seguiría sobrando tela si me la pusiera...
Tres canciones que seguro que han sido parte de la historia de muchos de vosotros también, espero que las disfruteis...

"These Days", Bon Jovi



"Zombie", The Cranberries



"The Universal", Blur

"Caradura" y "Amigos de mirar", Julio de la Rosa (Acústico)


Julio de la Rosa empezó a hacerse un nombre en el mundo de la escena nacional independiente cuando, entre 1995 y 2002 fue el cantante y guitarrista de El Hombre Burbuja. Desde entonces cabalga en solitario, aunque también formó parte de Fantasma #3, un grupo que montó junto a Sergio Vinade (Tachenko) y Pau Roca (La Habitación Roja), y ha publicado tres discos desde que comenzara su carrera en solitario. Su último álbum hasta la fecha, El Espectador (2008), supuso toda una sorpresa para mí, y me descubrió a un tío con una forma de ecribir e interpretar canciones muy personal y atractiva, con un sonido peculiar y característico. Además, Julio también ha compuesto la banda sonora de algunas películas nacionales como Una palabra tuya, After o Siete Vírgenes, y ha publicado dos obras de narrativa. Este polifacético artista, natural de Jerez de la Frontera, tiene los bolsillos cargados de buenas canciones, y hoy voy a dejaros dos que interpreta en un acústico muy doméstico, Caradura y Amigos de mirar, grabado por los amigos de Lafilmvideomagazine, ¡que os guste!.

"Veranillo de San Miguel", César Pop con Leiva

Puede que a algunos no os suene el nombre de César Pop, pero este asturiano es un monstruo del teclado, además de un genial escritor de canciones. Después de tocar en algunas bandas en Oviedo en su época estudiantil, este pianista y guitarrista tocó con Le Punk durante un par de años, y después de grabar con Xoel Fin de un viaje infinito finalmente se unió a Pereza, donde aún sigue. De su imaginación han salido canciones como Estrella Polar (que escrbió con Leiva) o Magia de Iván Ferreiro, y desde hace tiempo lleva pensando en darle forma a todas esas canciones que ha ido creando a lo largo de los años. Hoy os traigo una de ellas, Veranillo de San Miguel, un precioso tema que canta junto a su amigo Leiva, que esta vez está más fino con la guitarra que con la voz, todo sea dicho. Me resulta extraño no haber hablado sobre él antes por aquí, pero como con la excusa de que nunca es tarde todo tiene remedio, con ustedes, César Pop...

"Y entender que al saltar no siempre se puede caer de pie..."

miércoles, 14 de octubre de 2009

"Momento Perfecto", Manolo Tarancón


Como todos sabeis, Manolo Tarancón ha publicado su último disco, Imperfectos, hace algo más de una semana. En esta nueva aventura discográfica, el valenciano se muestra más agresivo y enérgico que nunca, y después del íntimo y acogedor Más allá de uno mismo, ha buscado un sonido más rockero y "de banda", con un resultado espectacular. Con la inestimable ayuda del genial Paco Loco en la producción, y rodeado de un grupo de músicos impresionantes, Imperfectos es un discazo que os recomiendo que escucheis. Con la excusa de la publicación del disco, hablé largo y tendido con él el mismo día de la publicación, y me contó cómo se sentía, cómo se había gestado el álbum, su manera de ver la música, sus referencias y gustos musicales y un montón de cosas más que recogimos en una entrevista que mañana publicaremos en SextoHombreDigital. Una buena oportunidad para conocer mejor al autor de canciones como Playas de Natal, Vendaval, Ahora o Alfama, que son una parte esencial de la historia de este humilde blog. Os dejo con Momento Perfecto, uno de los grandes temas de Imperfectos...

"Tú me llevas", Zahara


Suena el teléfono, y Nice Thick Feathers me indica que eres tú la que está al otro lado. Cojo y, entre el tumulto, puedo escuchar perfectamente la voz de Zahara cantando Tú me llevas, tu canción favorita. Al final no he podido ir contigo, pero a 307 kilómetros de distancia (ni uno más ni uno menos) no me hace falta una video-llamada para imaginarte con esa sonrisa que sólo tú tienes, bailando y cantando, alumbrando el cielo de Zaragoza con esos ojos color arcoiris llenos de ilusión. Es difícil de entender, pero aún más complicado explicar la de emociones que pude llegar a sentir mientras, separados por centenares de kilómetros, respiramos la misma canción que tantas veces hemos escuchado y cantado juntos durante unos minutos. La música es una de las partes más importantes de mi vida, y haber encontrado a alguien a quien se le escapan las lágrimas al escuchar una canción como tantas veces me pasa a mí es algo mágico. Quizá nunca comprendas lo importante que ha podido llegar a ser una simple llamada de teléfono, pero yo siempre estaré aquí para recordártelo. Tú me llevas es la primera canción que subí al blog de La Fabulosa Historia y hoy repito, y lo seguiré haciendo, imaginando que, al otro lado de la voz de la chica fabulosa, estás tú, riendo y cantando... Me alegro muchísimo de que lo pasaras bien, pero más me alegra que llamaras en el momento preciso, cuando Zahara, sin saberlo, cantó para nosotros. Tú me llevas...

Pablo Moro


Pablo Moro es otro de los artistas que viene con ganas de agitar la recta final de este curso musical del 2009, y es que ya sólo quedan ocho días para la publicación de Pequeños Placeres Domésticos, su tercer disco después de Emepetreses y Smoking Point. Yo le conocí con su primer álbum, y desde entonces le he seguido en todo cuanto ha hecho, y además he tenido la suerte de verle en concierto dos veces, y he podido comprobar que además de un excelente arista, es un tío, hablando claro, de puta madre. Si algo especial tienen las canciones es que nunca mueren, siempre existen mientras alguien las siga escuchando, y las de Pablo son eternas. El tiempo las pondrá a la altura que merecen, y es que este asturiano ha escrito algunos de los mejores temas de la música española de los últimos años, aunque no suene en las radios y los medios en general no le den la importancia que merece. Él ha llenado mi cabeza de imágenes, historias y frases que ya nunca van a salir de aquí dentro y es por eso que espero su disco con unas ganas terribles, sabiendo que, una vez más, encontraré canciones para toda la vida. Hoy, por si aún os faltan razones para abrirle las puertas a su música, voy a daros tres, rotundas a más no poder. Tres temas que demuestran que a la hora de escriir canciones, pocos pueden o saben hacerlo como él. La primera, El último vals, en mi opinión una de las mejores canciones de rock de los últimos tiempos, y una de las que más arriba estaría en una lista de mis preferidas de toda mi vida. La segunda, Tic Tac, con una de las letras más bonitas que conozco y para terminar, Vodka y caramelos, la que más me gusta destrozar cuando me ducho y saco brillo a mis oxidadas cuerdas vocales.
Casi se me olvida, en la página web de Pablo ya se pueden escuchar Aldrin, Exhibicionistas, Jólivuz y Dolores Club, algunas de las canciones de Pequeños Placeres Domésticos, un disco del que seguro hablaré largo y tendido... cuando lo tenga en mis manos.

"El último vals"



"Tic Tac"



"Vodka y caramelos"

"La luna debajo del brazo", adelanto del nuevo disco de Quique González


Por fín, como caído del cielo, ha aparecido el esperado adelanto de Daiquiri Blues, La luna debajo del brazo ni más ni menos. Una vieja conocida que en un principio grabó como uno de los temas de Autopista hacia el zulo bajo el nombre de I´m coming, pero que finalmente se ha quedado para él. Qué decir de la canción, desde que ayer la subiera a su flamante nueva página web la he escuchado decenas de veces, y cada vez que le doy al play vuelvo a notar el vértigo de sentir mis pies al borde del más profundo de los precipicios; un nuevo disco del tipo que más horas le ha robado a mi vida. Todo está preparado para que el próximo 27 de octubre vea la luz Daiquiri Blues, y yo sólo pienso en bebérmelo de un trago...
Por cierto, los amigos de Efeeme han colgado la portada del disco, y ya de paso un saludo a los amigos del blog Gustos Sencillos, que han sido quienes han subido la canción al youtube...

"Estoy llegando ya... I´m coming..."