miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Tenía pensado dejaros alguna canción, pero la verdad es que es que no se me ocurría ninguna que viniera bien para el último día del año. Eso, y que apenas tengo tiempo estos días de parar por aquí y que, por qué mentir, quiero aprovechar estos días en casa para otras cosas. Así que me paso por aquí únicamente para desearos a todos que paseis una noche mágica e inolvidable, y que el 2009 venga cargado de ilusión, salud, sonrisas, paz y, sobre todo, muchísimas canciones. La canción de hoy, elegidla vosotros, Feliz año nuevo!!

martes, 30 de diciembre de 2008

"Rain king", Counting Crows

Tenía un poco olvidados a los Counting Crows últimamente, la banda norteamericana liderada por Adam Duritz que será conocida por los siglos de los siglos por ser los autores de Mr. Jones, una de las mejores canciones de las últimas décadas, indispensable en mi vida a más no poder. De todos modos, es injusto que mucha gente sólo les conozca por ésa canción o por Accidentally in love (Shrek), porque son un grupo que desborda calidad, tienen un directo arrollador y un puñado de canciones muy buenas y recomendables. Rain king es una de ellas, un tema sobresaliente que en su versión original tiene cierto aire a la ya mencionada Mr. Jones, especialmente por lo trepidante de la melodía y lo enérgica que resulta, aunque no he encontrado en el Youtube un vídeo en el que la interpreten al modo del disco.
Rain King fue publicada en el primer disco de la banda August and Everything after en 1993, el mismo álbum en el que publicaron Mr. Jones, la canción que les ayudó a sonar por todos Estados Unidos, para luego, como es lógico, exportar su música al resto del mundo. La banda se caracteriza sobre todo por la abundancia de guitarras (en ocasiones hasta tres), la estilizada y profunda voz de Adam y, como he dicho antes, por hacer unos directos que enamoran, de los que no te dejan indiferente.
Os dejo con una bonita versión acústica de Rain King que, pongo la mano en el fuego (nunca viene mal con este frío ;) ), os va a encantar... ¡Que tengais un buen día!

Don't try to bleed me
I've been there before and I deserve a little more


"EL campo de tu atención", Nacho Cano

Imagino la cara de sorpresa que tendreis algunos después de leer el nombre de Nacho Cano en el título del post pero no, ni me he vuelto loco ni me he equivocado. En las últimas semanas se está hablando mucho del que fuera componente de Mecano porque está preparando un nuevo musical para el año que entra que se llamará A. No puedo decir que sea o haya sido un gran fan de Mecano, pero soy de los que opinan que es impagable el beneficio que estos le hicieron al pop en nuestro país y en el extranjero por extensión. Fueron auténticas estrellas sin complejos, y durante años arrasaron con canciones que rompían los hasta entonces estereotipados esquemas de la música pop española. Mucha culpa de este éxito la tuvo Nacho Cano, encargado de los teclados y la faceta electrónica de la formación, compositor, entre otros temas, de bombazos musicales como Hoy no me puedo levantar, Maquillaje o La fuerza del destino, todas ellas de sobra conocidas. Cuando en 1998 la banda decidió disolverse (según se dice por las desaveniencias entre Nacho y su hermano), el siempre inquieto Nacho se volcó en sus proyectos en solitario. En 1999 publicó un disco llamado Amor Humor que, la verdad, no sé cómo ni por qué llegó a mis manos, pero me encanta, y más después de haberlo re-descubierto últimamente. Nacho es el autor de las canciones, pero no canta en ninguna de ellas, contando con voces invitadas que le den color a sus composiciones. El disco irradia los dos ingredientes que anuncia el título, y si bien podemos encontrar preciosos temas de amor como Sube sube o El campo de tu atención (la que os dejo hoy), también hay temas desgarradores como Historia de un secuestro, y otros llenos de humor como La historia de Bill Clinton contada para niños, interpretada por, conteneos la risa, Los Morancos.
A lo largo de Amor Humor Nacho Cano se muestra como lo que es, un ingeniero de caniones, un estudioso de la música pop que lleva la ambigüedad por bandera , capaz de diseñar planos musicales mucho más complejos de lo que en principio pueden llegar a parecer. Llevo un mes más o menos en el que todas las canciones que he escuchado a lo largo de mi vida, todas, han adquirido otro sentido. Mejor dicho, han adquirido sentido. Es como si todas las canciones que había escuchado hasta ahora estuvieran dobladas y ahora, de repente, las estoy alisando, viéndolas y sintiéndolas en todos sus pliegues, disfrutando de ellas y, sobre todo, entendiéndolas. Sólo hacía falta un rostro, un ser que le diera forma y sentido a la música, ahora, las canciones, tienen cuerpo, ojos, labios... Y suenan más bonitas y mejor que nunca...
Dejad los prejuicios a un lado y dadle una oportunidad a ésta canción, os gustará, seguro... Y si no, ¡pues me la guardo para mí! ;)

lunes, 29 de diciembre de 2008

"Vida no hay mucha", Vetusta Morla

Son los triunfadores del año, para mí, para vosotros y para todo el mundo en general. Elegí Copenhague como mi canción favorita del año y Un día en el mundo como el mejor disco, la misma elección que habeis hecho vosotros con vuestros votos. Me comentan que incluso ayer aparecieron en el telediario, y por Logroño corre el rumor de que el sábado actúa en el Palacio de los deportes un grupo cada vez más conocido que tiene un directo brutal. Y así es, el sábado a partir de las 21:30 de la noche los chicos de Tres Cantos visitarán por primera vez la vecina La Rioja, y, cómo no, allí estaré, con todos mis amigos. Al tratarse de un festival, la misma noche actuarán también Magnífico y Joe Bataan y los Fulanos, grupos que desconozco, igual que ignoro el orden en el que aparecerán en el escenario. Yo, por si acaso, estaré allí desde que abran las puertas, porque quiero que la distancia entre mi posición y la de los seis componentes del grupo sea mínima... ;) De hecho, es muy probable que os traiga por aquí una pequeña sorpresa relacionada con Vetusta Morla, aunque de momento y a falta de confirmación, me lo guardo, ya os iré contando.
Hoy os dejo con una de las canciones que más me gusta del grupo, pese a no estar incluída en Un día en el mundo. Vida no hay mucha me dejó completamente alucinado cuando les ví en concierto en el Antzoki, y me muero de ganas por volver a escuchar esa descarga de guitarras y fuerza en directo de nuevo. Vida no hay mucha es una de las canciones más potentes de la banda, y es todo un espectáculo ver a Pucho fundiéndose con ella, entregando hasta el último gramo de adrenalina que le corre por el cuerpo. A los que vivís cerca de Logroño o en la capital riojana, os aconsejaría que por nada del mundo os perdierais el espectáculo que, seguro, van a dar el sábado, y a los que vivís más lejos o estais ocupados... ¡ya me encargaré yo de daros envidia!. ;)

VUESTRO mejor disco del 2008

Si antes era el turno de enseñaros cuál habeis elegido como canción del año, ahora toca hacer balance de cuáles han sido para vosotros los mejores álbumes del 2008. ¡Gracias de nuevo por haber participado!


1. Un día en el mundo, Vetusta Morla 41 votos (31%)



2. Dudas y Precipicios, Alfredo González 29 votos (22%)



3. Hellville de Luxe, Enrique Búnbury 13 votos (10%)



4. Reconstrucción de Deluxe y Esta vida pide otra de Tachenko 9 votos (6%)




5. I love your glasses, Russian Red 7 votos (5%)

VUESTRA mejor canción del 2008

Ayer se cerró el plazo para que votarais vuestra canción preferida de éste año al que le quedan dos telediarios. Lo primero que quiero hacer es agradeceros a todos vosotros que os hayais pasado y hayais dado vuestra opinión, no pensaba que fuera a votar tanta gente. Me encanta saber lo que pensais, y me alegra mucho ver cómo los resultados coinciden, y bastante, con mis propios gustos. Muchas gracias, de verdad, aquí teneis las que para vosotros han sido las mejores canciones del año;

1."Copenhague", Vetusta Morla 34 votos (25%)



2. "Retruque", Alfredo González 16 votos (11%)



3. "Desmejorado", Pablo Ager 14 votos (10%)



4. "Cigarrettes", Russian Red 12 votos (8%)



5. "Toda la verdad", Iván Ferreiro 8 votos (5%)

sábado, 27 de diciembre de 2008

"Las gafas de Mike", Alfredo González

Una de las cosas más positivas en el ámbito musical de éste 2008 que nos deja ha sido la rompedora aparición del asturiano Alfredo González. Sí, lleva años en esto de la música, pero su Dudas y Precipicios ha supuesto su irrupción definitiva, y estoy seguro que en el 2009 las cosas le van a empezar a ir rodadas, porque sus canciones lo merecen. Ya os dije que para mí Dudas y Precipicios es el segundo mejor disco del año, sólo superado por Vetusta Morla, el grupo que ahora mismo está rompiendo esquemas, y me alegra ver cómo en la encuesta (que por cierto, acaba mañana), vuestros votos coinciden con mi opinión y le estais situando muy arriba, donde merece.
Hace algunas semanas Alfredo me comentó algo que me tiene en vilo, y es que por esas cosas que tiene el destino, durante el año que entra va a hacer una gira acústica en compañía de Manolo Tarancón ni más ni menos, que, de momento, les llevará por unas cinco ciudades de la geografía española. Para mí, Manolo y Alfredo son dos de los nombres propios del 2008; Alfredo, como os he dicho, ha sido la gran sorpresa del año, mientras que Manolo con su Más allá de uno mismo se ha confirmado como lo que ya venía apuntando, un tío que hace canciones de verdad, con unas raíces americanas muy marcadas y que suena de lujo (y lo he podido comprobar). Verles a los dos en acción tiene que ser espectacular, así que, como sé que de vez en cuando os pasais por aquí, ya sabeis, ¡Bilbao debería ser una visita obligada!.
Os dejo con un tema de Alfredo que no aparece en el Dudas y Precipicios y que defiende al piano (es pianista profesional). La canción se llama igual que una de Quique González, y es que el madrileño es algo más que una inspiración para de el de Turón, algo fácilmente apreciable al escuchar su música. ¡Saludos!

"Downtown train", Tom Waits

Tom Waits es uno de los mayores descubrimientos que he hecho en los últimos años. Sí, sé que escucharle es casi una obligación y que no he descubierto América precisamente , pero no podía imaginar que detrás de esa voz rugosa y rasgada se escondieran canciones tan increíbles como ésta que os dejo, Downtown train. Los temas del californiano desprenden a menudo olor a alcohol y tabaco, y la influencia de gente como Charles Bukowsky es palpable y evidente en sus letras. Su voz, grave y desgarrada como pocas, es el perfecto hilo conductor, la ejecución sonora perfecta de su literatura. Imposible de encasillar en un género concreto, Waits es el autor de otro de esos discos que no debería faltar en ningún sitio, Closing time, una auténtica joya, un trabajo esencial para cualquier amante de la buena música.
Os dejo con una actuación de 1986 en la que Waits interpreta Downtown train con su guitarra y un contrabajo susurrando a sus espaldas, espectacular. Espero, como siempre, que os guste, ¡saludos!

"Pequeño decimal (amaneceres)", Fabián

Hace unos días, paseando por Citylights, me encontré con una sorpresa de lo más agradable, una nueva canción del leonés Fabián que jamás había escuchado. Pequeño decimal suena, como todos los temas de éste cantautor, perfecto. Es impresionante el espacio que es capaz de llenar con su guitarra y su voz solamente, y adoro la sensibilidad que desbordan cada una de sus canciones. En el 2007 publicó su primer disco, Espera la primavera, que me he cansado de recomendaros, y ahora está trabajando en el que será su segundo trabajo y que tiene pensado publicar a lo largo del 2009 que ya está doblando la esquina. Creo que no hay ningún artista ahora mismo en el que tenga puestas tantas esperanzas como en él, y espero que esta vez la gira le traiga por Euskadi, donde, por cierto, se le escucha, y bastante.
Pequeño decimal es una canción muy en la línea de las que salen del alma del leonés, perfecta para escuchar recién levantado cuando fuera nieva y hace un frío que rompe los cristales, ideal para calentar el corazón desde primera hora de la mañana. ¡Buenos y navideños días!

viernes, 26 de diciembre de 2008

Quique González en el Kafe Antzoki de Bilbao, 23 de diciembre del 2008



Han pasado ya dos días desde el increíble concierto y aún no he salido del estado de emoción en el que me sumergí desde el primer acorde. Era mi octavo concierto, la octava vez que veía a Quique en vivo, y puedo asegurar que jamás había hecho un concierto mejor conmigo entre el público. Fui al concierto con la intención de no grabar nada, y acabé grabando todo lo que pude y un poco más, quería guardarme cada instante de magia para toda la vida, para poder saborearlo siempre que me venga en gana. Ya sabeis que los vídeos que graba mi cámara no son excelentes precisamente, pero lo compensa el sonido, bastante aceptable, y lo más importante al fin y al cabo.
La web del Antzoki ya avisaba desde un par de días antes que no había entradas, así que os resultará fácil adivinar el ambiente que se respiraba en la sala, el de las grandes ocasiones, con un público ansioso del madrileño después de 365 días exactos sin pasarse por la capital vizcaína. Pero antes que Quique actuaban los Chicktones, el grupo liderado por Fernando Macaya, invitados por el Kid para éste y algún otro de los pocos conciertos que le quedan por ofrecer de esta larga gira. Conocía la música de los cántabros, pero no imaginaba que con una guitarra, un contrabajo y una batería pudieran llegar a sonar tan bien. El rollo rockabilly que llevan me encanta, Mac es un genio a la guitarra, un cowboy de los pies a la cabeza, y cumplieron a la perfección la siempre complicada tarea de distraer a un público ansioso por ver a un artista que no eres tú. Entre sus canciones me gustó mcho escuchar Esperándote, el tema en el que Quique colaboró en su anterior disco, y un regalo que nos hizo a todos los presentes, una canción de Autopista hacia el zulo que sonó genial y pronto subiré.



Se despidieron los cántabros y entonces sí que sí, ya no había vuelta atrás, ya sólo faltaba que Quique y su Aristocracia del barrio subieran al escenario y encendieran Bilbao, y lo hicieron bastante puntuales por cierto. Pronto aparecieron Quique, Javi, Karlos y Jacob y empezó la magia. Yo apostaba con Zarra cuál sería la primera canción, él apostaba por Hay partida y yo por Cuando éramos reyes (la que más eché en falta), pero nos sorprendió a todos al ritmo de Pájaros mojados. Todo olía bien, la voz de Quique sonaba clara y nítida, lucía una enorme sonrisa de complicidad y estaba claro que todo lo que quedaba por delante iba a ser especial, mucho además. Siguió con Caminando en círculos, y para esta segunda versión ya se podía comprobar como ha ido evolucionando la banda desde la última vez que los ví, Javi Pedreira está mucho más suelto y lleva las canciones a su terreno, a su sonido, y eso me encanta. Quique, cada vez más melenudo, parece ir dejando de lado esa timidez que le hacía esconderse detrás de su flequillo y está cogiendo unos aires de rock-star que me fascinan. Se le ve suelto, con más confianza que nunca, y eso se nota sobre todo en su manera de jugar con las canciones. Pronto Karlos empezó a romper la batería con la impresionante Kamikazes enamorados, una de las canciones que más ganan en directo. Quisiera hacer una mención especial al trabajo del tolosarra con la batería, su forma de vivir las canciones, y esa fuerza que le da lo hacen indispensable en esta banda, y es en canciones como ésta cuando te das cuenta de lo muchísimo que aporta.

Pájaros mojados


Caminando en círculos


Kamikazes enamorados


No os lo he avisado antes, pero, como siempre, tendreis que perdonar que no recuerde el orden exacto de las canciones y que, por supuesto, me deje algunas en el tintero, pero esto es lo que hay... ;)
Después de semejante comienzo, yo era incapaz de articular palabra, no podía quitar la vista de Quique, no quería perderme ni un detalle, y el primer gran escalofrío de la noche me llegó al adivinar el comienzo de Crece la hierba, una de las canciones más bonitas que ha escrito y que, si no recuerdo mal, jamás le había oído tocar. No había estrella que ardiera entre Quique y yo que me impidiera estar cerca de él, tal era mi estado de emoción que había veces en las que pensaba que tocaba para mí, que no había nadie más a mi alrededor. ¿Quién necesita una canción de amor cuando se tiene la violencia en vena?. Yo sólo necesitaba sus canciones, y cuando tocó la nueva versión de Palomas en la Quinta yo estaba seguro de que no podía haber días más grandes por mucho que él lo repitiera. Ésta canción suena de miedo en vivo, y es otras de las que nunca le había escuchado cantar en directo por muy extraño que parezca.

Crece la hierba


Palomas en la Quinta


Cuando apenas llevábamos seis canciones yo ya le comentaba a Zarra que jamás había visto un concierto de Quique en el que todas las canciones sonaran tan exageradamente bien (y no precisamente porque haga malos conciertos), a esto ayudaba el Antzoki, una sala con una acústica magnísfica donde Quique siempre se siente como en casa, y por qué no decirlo, un público entregadísimo que no se cansó de aplaudirle y jalearle. Sonó El campeón, un tema que no imaginaba que fuera a formar parte del set-list y que me encantó disfrutar, para dejar paso a Por caminos estrechos y romper mi corazón con la nueva versión de Nos invaden los rusos, mi canción favorita del último disco. Quique, sentado en su piano-coche envolvió la noche bilbaína en papel de regalo y me hizo estremecerme. Siempre digo que pocas cosas en el mundo pueden hacerme sentir como un concierto de Quique, y es escuchar canciones como ésta en directo lo que hace que me sienta así. La Aristocracia del barrio son sin duda la mejor banda que he tenido el gusto de ver en directo; Karlos lleva los latidos de las canciones en sus baquetas, Jacob son los suspiros, los secretos, Javi es la rabia y la elegancia, y Quique, el alma. Suena tan natural, tan perfecto, que incluso me da un poco de miedo, ¿cómo una simple canción puede desordenarme todo lo que tengo dentro?. Increíble, como siempre, el solo de Javi Pedreira, tan injustamente criticado por los más puristas y tradicionalistas seguidores de Quique, pero que a mí, qué quereis que os diga, me parece sencillamente el mejor. No había recuperado la respiración todavía cuando el madrileño decidió darle otro puñetazo a mi estómago con Rompeolas, una canción que me hace echar de menos algo que nunca he tenido ni, obviamente, perdido. Rompeolas me pone triste y me humedece los ojos, menos mal que continúo con Avería y Redención, porque mi corazón, como todos los pájaros, estaba mojado. Se levantó del piano y el Antzoki se lleno de luciérnagas azules con Vidas cruzadas, una de las más coreadas por el entregado público.

El campeón


Nos invaden los rusos


Rompeolas


La noche ahora tiraba por el camino de en medio, por el del rock, y qué mejor canción que Suave es la noche para que la gente, definitivamente, rompiera a sudar. Quique, escueto en palabras como siempre, decidió hacernos su particular regalo navideño, y nos dijo que en algunos conciertos tocaban la versión que se había votado por internet y que, por supuesto, el del martes era uno de ellos. Nos la dedicó a todos los que votamos en la web, así que se me hizo más especial aún si cabe, Paloma chocó frontalmente con mi corazón, y es que es una de mis canciones favoritas. De hecho, me hizo más ilusión vérsela tocar a Quique que a Andrés el año pasado, y fue gracioso ver como el Kid amagaba a ratos imitando la voz de Andrelo, un gran amigo suyo además de referente musical. Después de la explosión que supuso la versión, Quique decidió no darme tregua y atacó con Piedras y Flores en una increíble versión, para continúar con la trepidante Hotel Los Ángeles. Y aquí llegó el momento, Quique se soltó la melena y, desnudo, sin guitarra, se puso a cantarla con toda la energia del mundo para en mitad del tema y ante el asombro de sus compañeros de banda, sentarse al piano, disfrutando como un niño de su escenario y sus canciones.

Suave es la noche


Paloma


Flores y Piedras


Hotel Los Ángeles


Nos sorprendió a todos sentándose de nuevo al piano para interpretar el ya convertido en himno Pequeño Rock&Roll y, sobre todo, Calles de Madrid, otra que jamás hubiera esperado escuchar. Continúo con el que fue el primer single de su carrera, Personal, e invitó a Macaya a subir al escenario para hacernos un descosido con Te lo dije, que sonó brutal con la guitarra extra del cántabro. Creo que fue en este momento cuando se despidieron por primera vez, aunque nadie se lo creyó y volvieron a salir en seguida. Pedreira lo rompió con su solo en Hay partida y llegó El Momento. Quique contó como a su primer concierto en Bilbao hace ya diez años sólo asistieron 12 personas, y ahora se le veía emocionado con todo el Antzoki a sus pies. Y me la regaló, Los conserjes de noche sonó de una manera que jamás lograré quitarme de la cabeza. La suerte es una ramera de primera calidad, pero a mí últimamnete me sonríe como nunca. Podía masticar cada una de las palabras que la componen y, para qué os voy a engañar, no lloré, pero fueron más de una lágrima la que se me suicidó desde los ojos. Los momentos en los que Quique callaba y nos dejaba cantar fueron algo más que mágicos, podía sentir toda la intensidad de la canción corriendo por mis venas, inolvidable como pocas cosas he vivido.

Calles de Madrid


Personal


Te lo dije


Los conserjes de noche



El concierto entraba en su fase final, y Quique nos ofreció un Se nos iba la vida, defendiéndola solo con su guitarra, como en los viejos tiempos. Salitre tenía que sonar, y así fue, además con un guiño a Bide Ertzean, el grupo de Karlos. Me gusta tocar con Bide Ertzean, Non dira? repetía para goce los muchos seguidores de los guipuzcoanos que había en la sala, y la guinda del pastel la puso con La ciudad del viento, el último estremecimiento de la noche. Los aplausos, como era de esperar, se prolongaron por casi diez minutos, y es que habían sido alrededor de dos horas y media de concierto, con una banda entregada. Creo que se llevó el más merecido de los aplausos, y su sonrisa tímida indicaba que, en efecto, había disfrutado de la noche, incluso lanzó su chaleco al público, lástima que lejos de mi alcance... ;)

Salitre


La ciudad del viento


En definitiva, probablemente el mejor concierto en el que jamás haya estado, o al menos en el que más cosas me ha hecho sentir, eso sin duda. Una noche perfecta que me ha dejado las ganas de volverlo a ver muy pronto aunque ahora vaya a descansar un tiempo. La única pega, ése público que se pasa el concierto pidiendo una determinada canción, les da igual que esté sonando otra, ellos la siguen pidiendo. Joder, si lo único que te gusta es Salitre, te pones el disco en casa y lo machacas, pero cuando empiezan las canciones, qué menos que callar y respetar a los que tienes al lado y, sobre todo, al artista, ¿no?. No, no soy un cascarrabias, pero es que tenía a unos al lado...
Espero que aunque atropellada y precipitada, esta crónica haga que al menos os podais hacer una idea de lo que se vivió en el Antzoki la noche antes de Navidad, y lo que os perdisteis aquellos que pudisteis y no quisisteis ir, zoquetes... ;)









miércoles, 24 de diciembre de 2008

¡FELIZ NAVIDAD!


Pues eso, que hoy es un día especial donde los haya, y desde el estado de shock que me causó el concierto de Quique de anoche os quería desear que paseis unas muy felices fiestas. Disfrutad de todas esas cosas a las que durante el año no damos tanta importancia, comed y bebed hasta que no podais más, y no os guardeis ni una sonrisa, estos días no.
Estos días pasaré sensiblemente menos por aquí, la crónica de lo de anoche está pendiente, y la haré en cuanto el espumillón y el turrón me dejen un rato, de todos modos, os aseguro que anoche Quique, Karlos, Javi y Jacob fueron más grandes que nunca, y contribuyeron a que estas navidades del 2008 que se avecinan sean las mejores de cuantas he conocido... Os dejo con un regalito, como siempre no se ve muy bien, pero se escucha más que decentemente, y os va a encantar... Paloma...

martes, 23 de diciembre de 2008

Un ratito con Luis Ramiro


Así es, no había comentado nada por aquí porque apenas había tenido tiempo de encajarlo y porque, la verdad, no entendía muy bien en qué consistía. Me explico, el viernes, antes de irme a Laguardia como todos los fines de semana, ví asombrado que tenía un mensaje de Luis Ramiro en mi Myspace que me invitaba a estar hoy a las cuatro menos cuarto de la tarde en la puerta del majestuoso Hotel Domine de Bilbao, uno de los mejores de la ciudad. Luis actuó ayer por la noche junto a Kepa Junkera en el Teatro Arriaga, y esta noche repite, y como montar un concierto en Bilbao siempre es difícil para un cantautor, quería aprovechar y tocarnos unas canciones a sus seguidores vascos. Tuve que leer el mensaje varias veces para cerciorarme de que era verdad, que por fín iba a tener la oportunidad de verle en directo y de conocerle, en un concierto privado además. Así que allí hemos ido Txema (mi compañero de piso, seguidor obligado de todas las veces que les pongo la música en casa) y yo, sin saber muy bien qué era lo que nos íbamos a encontrar. Amablemente nos han metido en el pub del hotel, una sala moderna y pija a más no poder, acorde con el hotel, y a los pocos minutos ha aparecido Luis con su guitarra al hombro y una sonrisa que no le ha abandonado en el poco más de una hora que ha estado con nosotros. No estábamos más de veinte personas, ilusionadísimos todos por poder verle por fín por estas tierras, nerviosos (al menos yo) por tenerle sentado allí, entre nosotros, como uno más. Nos ha explicado que tenía poco tiempo, tenía compromisos pero muchas ganas de tocarnos unas canciones, dejándonos incluso la posibilidad de elegir cuáles. Teníamos prohibido aplaudir o montar escándalo para no molestar a los excelentísimos huéspedes del hotel, y costaba muchísimo no hacerlo cada vez que terminaba una de sus canciones, aún así, nos hemos portado muy bien, que no se diga.
Disfrutando de un café con hielos y algún que otro cigarro, Luis se ha puesto manos a la obra, sin enchufes. La verdad, nada de lo que he visto esta tarde me ha sorprendido, sigo la trayectoria de Luis desde hace años, y todo son elogios a sus conciertos, y los muchos vídeos suyos que había visto demostraban que en vivo, gana, y mucho. Hoy lo corroboro, es espectacular.
Entre los primeros temas ha cantado Relocos y Recuerdos, una de las mejores canciones del cantautor para un servidor, y también El reloj, un tema al que, como siempre os digo que me pasa, no le había prestado mucha atención. Hoy, en un atmósfera tan íntima y personal, todas y cada una de sus canciones me han parecido maravillosas, y durante algo más de una hora he sido incapaz de pensar en nada que no fuera lo que me decía su voz. Ha empezado a preguntarnos qué canciones queríamos que tocara, y me he sorprendido al vencer mi timidez y adelantarme a todos para pedir Amanda, la niña de mis ojos entre sus canciones. A Luis, que le pidiera ésa canción le ha pillado en fuera de juego, es muy antigua y me ha asegurado que llevaba años sin tocarla, reía sorprendido por mi propuesta, pero Amanda, ésa niña de siete años y un día, es muy especial para mí, no imaginais cuánto.

Relocos y recuerdos


El reloj



Perdonareis que no respete el orden estricto de sus canciones, pero mi memoria es un sonajero, y alguna incluso no la conocía, o no sabía su nombre. Aclarado esto, ha continuado con canciones como Humano y Perfecta, muy de mis gusto las dos, hablando continuamente con nosotros, preguntándonos si se escuchaba bien, si estábamos cómodos... Y vaya si se escuchaba bien Luis... Pronto ha llegado uno de los momentos que más me ha gustado de la tarde, cuando ha cantado Mayo de 2002, ¡y sin que nadie se la pidiera! ;) Siempre he adorado ésta canción, cuenta una historia preciosa, y no de castillos, príncipes y princesas, una de verdad, de las que pasan realmente. Ha sido una pena que la ciudad de Bilbao no le ofreciera buenos nombres de parques para colocarlos en la letra, pero es que los nombres vascos, ya sabeis... ;).

Humano


Perfecta


Mayo del 2002


Otra de las canciones que yo necesitaba escuchar era La sirena, y por supuesto, la ha cantado, envasándome el estómago al vacío. Esta historia (de las que desgraciadamente no suceden) en la que un chico se enamora de una sirena siempre me ha enternecido, igual que Puta, que ha estado a punto de arrancarme alguna lágrima. Ha estado hábil Txema pidiéndola, era parte del malvado plan que nos traíamos entre manos, aunque no se acababa de creer el título de la canción y pensara que se la estaba intentando jugar.

La sirena


Puta


Romper y Los números son algunas de las otras canciones que han sonado en la atípica e improvisada sala de conciertos, y cuando Luis ya no tenía más tiempo y ha descartado Mi canción definitiva por larga, me he dicho ¡ésta es la mía!, y le he pedido Dos coplas, otra de mis debilidades. La ha cantado, por supuesto me he emocionado, y esta vez sí, hemos estallado con un sonoro aplauso de agradecimiento ante el buen hacer del madrileño. Lo mínimo que podíamos hacer para agradecerle el gesto que ha tenido con todos nosotros.

Romper


Dos coplas


Ha sido uno de los conciertos más especiales de mi vida, por las especiales circustancias y sobre todo por lo poco que me lo esperaba. Me quito el sombrero ante la simpatía de Luis Ramiro, que ha demostrado que, por encima de su música, es un buen tío, que se preocupa por los que escuchamos sus canciones. Como cantautor, no he descubierto nada, hace años que me encontré con sus canciones, pero nunca podré expresar lo agradecido que estoy por éste gesto tan amable. En marzo saldrá a la venta su segundo disco, espero que tenga suerte, aunque seguro que no le hará falta. Espero que la próxima vez sea en una sala grande, como merece...










"American girl", Tom Petty

Sí, otra canción que repito. American girl es una canción que me obliga irremediablemente a coger algo que en mi imaginación pueda ser una guitarra y volverme loco gritándola. En Estados Unidos, más que una canción, es un himno. American girl es esencia de rock sin cortar, traída directamente desde América, la del norte. Es una inyección de guitarras, con uno de los mejores solos que yo (ignorante en estas cosas) conozca. Adoro a Tom Petty, y mucha culpa de ello la tiene ésta canción, por qué negarlo.
Este fin de semana estaba viendo vídeos de música con mi hermano y se quedó pasmado al comprobar lo bien que sonaba Tom Petty en directo, parecía como si estuviera grabado en estudio, me decía asombrado. El caso es que el video era de hace unos cinco años, unos veinticinco años más tarde de que publicara esta canción con sus inseparables Heartbreakers. Tom Petty nunca ha venido a Europa, pero desde hace tiempo se viene oyendo que es posible que aparezca por aquí este verano. Sí, por aquí, en Bilbao exactamente, ¿dónde si no?. ;) Como sabeis los últimos años se viene celebrando el BBK Live, un festival que cada año tiene mejor cartel, con los mejores músicos que uno pueda imaginar, y cuando el río suena, agua lleva, así que seguro que, por lo menos, están intentando traerlo. Os dejo, como la otra vez, dos vídeos con 20 años de diferencia, para que luego me digan que el tiempo pasa igual para todo el mundo...

1978



2008

"Heart of gold", Neil Young

Neil Young es un cantante canadiense que roza la edad de la jubilación, aunque supongo que sobran las presentaciones, ¿quién no lo conoce?. Lleva más de cuarenta años en la música, y en sus espaldas lleva el peso de más de cincuenta discos publicados en solitario, con The Still-youngs Band, Buffalo Springfield y con Crosby, Still y Nash. ¡Cincuenta!. Es uno de los artistas más relevantes de la historia de la música, un icono, un referente para más de cuatro generaciones de rockeros. Mi padre y el tuyo lo escuchaban, tú y yo lo hacemos y mucho tendrán que cambiar las cosas (las cosas o los padres ;) )para que mis hijos no lo sigan haciendo. Discos como el Harvest o el On the beach son tesoros que no deberían faltar en la colección de un buen amante de la música, de la de verdad, la que no tiene trampas ni trucos.
Ésta es la primera entrada que escribo sobre Young, y es por eso que he decidido dejaros con la que para mí es una canción que para el mundo, Heart of gold. Un melenudo y joven Neil, con una sola armónica y su guitarra consiguen que no sea capaz de pensar más que en lo que escucho, lo que dice...

"Piedras y Flores", Quique González

Esta noche apenas he pegado ojo; me metí a la cama todo lo tarde que pude en previsión de mis nervios mañaneros, pero me he pasado la noche como un niño de tres años el día de Reyes, mirando el reloj cada pocos segundos, cerrando los ojos y deseando con todas mis fuerzas que pasara el tiempo y llegara el momento de abrir mi regalo. Hoy toca Quique, y acabo de volver de la Fnac de comprobar lo que suponía; no hay entradas. No queda sitio, y además he confundido a un hombre con el Kid y menos mal que me he dado cuenta de mi error antes de abalanzarme sobre él. Esta noche promete. Ha pasado casi un año, 351 días para ser más exacto, desde la última vez que pude disfrutar de un concierto del madrileño y hoy, como el buen turrón, Quique vuelve a un Antzoki repleto de gente ansiosa por recibir la más agradable felicitación navideña. Podrán llamarme fanático, iluso e incluso infeliz, pero siendo sincero, muy pocas son las cosas que me llenan tanto como un concierto del Señor González. Sus canciones son mi vida, su música inunda todos los rincones de mi día a día, y el hecho de que sea la celebración de su décimo aniversario en esto de la música hacen que me encuentre en un estado de agitación que no podeis llegar a imaginar.
Esta noche toca Quique, y los Chicktones antes, que no es moco de pavo. El grupo cántabro liderado por Fernando Macaya (uno de los mayores culpables de Avería y Redención #7) teloneará a su amigo y paisano circustancial, y no estaría mal que se marcaran alguna canción juntos. No sería la primera vez que colaboran, de hecho Quique cantó con los Chicktones en una canción del último disco de los santanderinos, Esperándote, un temazo. Me quedo aquí con mis nervios, os dejo con Piedras y Flores, una de las mejores canciones de Quique en la que cuenta con la colaboración de Fernando Macaya. Quique, Karlos, Jacob, Javi... nos vemos esta noche. A vosotros, ya sabeis, os lo contaré... ;)

Piensa en mí;
tal vez necesite tu amor
para mojarme los labios...


lunes, 22 de diciembre de 2008

"Runaway", The Corrs

No sé por qué, pero hace un momento he recordado cuando, allá por 4º de la ESO o primero de bachillerato más o menos (joder, ya ha llovido) gané el concurso de poesía de mi instituto. La verdad es que gané más de un año, más por la poca gente que se presentaba que por la nula calidad mis poemas de rima fácil, el caso es que el maravilloso premio era, además de un magnífico diploma de cartulina que guardo con cariño, un cd. Fernando, mi profesor, estuvo preguntándome todo un día qué disco que quería, y la verdad es que no sé por qué pero elegí uno de The Corrs, el grupo irlandés formado por los hermanos Corrs (obviamente). No se puede decir que sea un fan de este grupo, pero mentiría si no dijera que me encantan sus canciones, llenas de violines y aires celta, sugerentes y dulces como pocas. La fusión que hacen de la música tradicional de su país conjugada con ése toque pop siempre indispensable para llegar al gran público los han convertido en una de las bandas de más éxito de Europa en los últimos años.
Si me tengo que quedar con una canción de los irlandeses, no dudo ni un instante en guardarme en el bolsillo Runaway, un tema que siempre que lo escucho me pone la piel de gallina. Ahora, sin ir más lejos, la estoy ecuchando mientras escribo y me cuesta pensar del nudo que se me hace en el estómago. Sí, últimamente estoy sensible. Y contento también. Y no, no me creo que ésta canción no os parezca preciosa, así que, disfrutadla...

"Two parts in one + La marea", Depedro, Vetusta Morla y Julián Kanevsky

Hacía ya un tiempo que ví éste vídeo y pensé en dejarlo por aquí, pero una vez más mi memoria de pez me jugó una mala pasada y ha tenido que ser el azar (el mismo que me ha esquivado en el sorteo ;) ) el que me lo haya vuelto a poner delante. Es un video especial, en el que el 50% de Vetusta Morla(Pucho, David y Guillermo), Depedro y Julián Kanevsky interpretan primero Two parts in one (temazo de Jairo) y después La marea, canción de los de Tres Cantos. Cuando he leido el nombre de Julián Kanevsky y he visto su larga melena estaba seguro de que lo conocía, pero he tenido que echar mano de Google para comprobar que, efectivamente, el argentino es guitarrista de Andrés Calamaro, y lo ha sido de La Cabra Mecánica y Def con Dos, entre otros. Esta unión de artistazos se dio hace unos meses en el programa de Radio 3 Tresfusión, bajo la atenta mirada de Santi Alcanda, un declarado enamorado de todos estos chicos. No es por dar envidia y no, la organización del Actual no me paga, pero Vetusta Morla es otro de los grupos que estarán en el festival de la capital riojana, igual que Depedro, como os he dicho esta mañana.
Two parts in one es una de las mejores canciones del disco de Jairo Zavala, que como ya os he dicho muchas veces es un trabajo más que recomendable, además, en acústico y con la voz de Pucho y la percusión de Indio, amén de esos prodigiosos dedos que están a las guitarras, suena mucho mejor. De La marea no hace falta que os diga nada, algo más que una canción, uno de esos temas que parecen detener el mundo cuando suenan... ¡Espero que s guste!

"Fuera del cielo", Carlos Chaouen

Hablando el otro día con un amigo, me comentaba que no le gustaba la producción de los temas del nuevo disco de Carlos Chaouen, tuvo la suerte de verlo en directo este mismo año y asegura que sus canciones ganan más al desnudo, con una simple guitarra. Como nunca lo he visto en directo (no por mucho tiempo) no pude rebatir, pero lo que sí que hice fue aprovechar el viaje a Bilbao para escuchar el Horizonte de sucesos, el último disco del gaditano que como quien dice está recién salido del horno. Ya os dije que el disco iba ganando enteros a medida que le iba dando escuchas, pero ayer por fín lo disfruté como lo que es, un discazo en toda regla. A mí, al contrario que a mi amigo, me encanta la producción, ése toque más guitarrero y rockero, que en alguna fase de alguna canción llega a recordar incluso a Extremoduro (os lo juro). De las letras de las canciones no hay mucho que decir, las ha escrito Carlos Chaouen, y con esto todos nos entendemos.
He estado escuchando el disco una vez más, decidiendo cuál es mi canción preferida de Horizonte de sucesos, y aunque lo suyo me ha costado, creo que Fuera del cielo gana por un hocico, como en las carreras de caballos. Creo que es la canción ideal para engancharse a éste último proyecto del cantautor andaluz, y una buena pista para los que dejais lo de comprar los regalos a última hora, y es que, definitivamente, el Horizonte de sucesos merece un hueco en vuestra estantería...

Eres para mí
risa de arlequín y caramelo...


"Perfect time", Russian Red y Depedro

Estamos a un pasito de la Navidad, supongo que ahora muchos de vosotros estareis pegados a la radio o la televisión esperando a que uno de esos niños cantarines diga vuestro número y os cambie la vida. Espero que tengais mucha suerte, yo, la verdad, no creo en la mía, no en ésta. La suerte tiene muchas caras, y a mí, en lo referente a los juegos de azar, siempre me la vuelve. El caso es que ya no hay marcha atrás, en un par de días estaremos con nuestras familias, y los Santa Claus, E.T.E., Willow y compañía asaltarán nuestras televisiones. Las luces de Navidad brillan con más fuerza si cabe estos días, y la gente corre frenética con miles de bolsas en las manos, mientras Papá Noel engrasa en trineo y los más pequeños sacan brillo a sus zapatos y miran por la ventana nerviosos. Sí, estamos en Navidad, puedo olerlo y me encanta.
Seguro que estas Navidades van a ser muy especiales para Lourdes y Jairo, más conocidos como Russian Red y Depedro musicalmente. El 2008 que se acaba ha sido el de su consagración; Lourdes se ha convertido en la diva folk nacional por excelencia gracias a ése discazo que es I love your glasses, y Depedro (que acaba de volver de girar como guitarrista con Calexico), se ha hecho un hueco en la escena musical española con un señor disco grabado en Arizona que desborda calidad. Musicalmente enamorados de forma recíproca, Lourdes y Jairo han decidido grabar una canción especial para estas fechas. Perfect time es un tema que han compuesto conjuntamente, y han contado también con la colaboración de músicos de la anteriormente mencionada banda norteamericana Calexico. Sin llegar a ser un villancico o canción navideña al uso, Perfect time tiene una luminosidad y una ternura que la hacen ideales para estos días. Además, da la casualidad de que el día 6 de enero les voy a ver a ambos en el Actual de Logroño, me encantaría que la cantasen... La verdad, no he dejado de escucharla en toda la mañana, es una canción deliciosa que, apuesto lo que querais, os va a encantar a todos, seguro...

you always keep in mind
you always know the magic word
the perfect time
the proper voice
the perfect one you are...

domingo, 21 de diciembre de 2008

"El sonido de lo inevitable", Manuel Cuesta

Desde que abrí el blog, son muchas las personas que me han preguntado de dónde había sacado el nombre. No, como ya sabreis o imaginais, no es de mi cosecha, tomé el nombre de una canción del cantautor sevillano Manuel Cuesta. Siempre me encantó El sonido de lo inevitable, y además de ser una gran canción esas simples cuatro palabras me dicen muchísimo, así que no lo dudé ni un momento a la hora de elegir el título de éste rincón. El caso es que tampoco fue Manuel Cuesta el creador de éstas palabras, y si lo sé es gracias a mi hermano. Manuel Cuesta es un declarado admirador del mundo del cómic y la ciencia ficción (de hecho, está trabajando en un disco de temática cómic), y tomó la inspiración de la película Matrix. No sé si de la primera, segunda o la tercera parte, yo me quedé en la primera entrega y, la verdad, no recuerdo haber oído esas palabras... Pero cuando le comenté a mi hermano que había abierto un blog que se llamaba El Sonido de lo Inevitable, no tardó en preguntarme si lo había sacado de Matrix, una de sus películas favoritas por cierto. Me hizo gracia comprobar como el sevillano le robó a la película lo que yo le robé después de su canción...;)
Y eso, desvelado el secreto, os dejo con la canción, seguro que os gusta...



sábado, 20 de diciembre de 2008

"Sucedáneos", The New Raemon

The New Raemon ha vuelto a la carga, sin apenas darnos tiempo a reaccionar, cuando estábamos poniendo por las nubes A propósito de Garfunkel, ataca de nuevo con La invasión de los ultracuerpos, un 10" con seis nuevos temas. Ramón Rodríguez no es tío corriente, no hay más que escuchar sus canciones para darse cuenta de que le sobra inteligencia, y la reparte en forma de humor e ironía. Comentaba que Con la invasión de los ultracuerpos pretendía hacer canciones algo más alegres que se salgan de esa melancolía que empapaba la mayoría de las canciones de A propósito de Garfunkel, y aunque el disco empieza bien, con una canción pop que va subiendo de intensidad y que suena increíblemente bien, paso a paso las letras giran hacia esa melancolía tan característica del catalán. Los seis temas que componen La invasión de los ultracuerpos están al alto nivel que Ramón firmó en su debut, y convierten éste vinilo (porque sólo ha sido publicado en vinilo) en otra joya imprescindible que nos deja éste 2008.
Sucedáneos es el tema que abre el disco, una canción con fuerza pop y juegos de palabras, algo muy habitual en The New Raemon. Es una gozada escuchar las canciones del catalán, que dota de sarcasmo a las situaciones más cotidianas, y a los sentimientos más encontrados. Me ha hecho mucha gracia, al buscar información, que Ramón cite a su abuelo y a Martes y Trece como principales influencias, y es que, como he dicho al principio, éste Ramón no es un tío corriente...




viernes, 19 de diciembre de 2008

"¡Chas! Y aparezco a tu lado", Supersubmarina

Me obceco, lo sé. Si me da por un grupo o canción lo escucho y lo escucho hasta desgastarlo o, en el peor de los casos, aborrecerlo. Hace dos días os dejé una canción del emergente grupo Supersubmarina, y la verdad es que estos días no he parado de escuchar sus canciones, especialmente ésta que os dejo, ¡Chas! Y aparezco a tu lado, un clásico de Álex y Cristina de finales de los 80. Puede que el motivo por el que me gusta tanto ésta canción sea por todos los recuerdos borrosos e imprecisos que me trae a ma memoria, aunque sólo tuviera tres añitos escasos.
1987 fue mi primer año en la escuela con todo lo que ello supone, y también el año en que nació mi hermano. Los recuerdos que tengo de ésa época (si es que los tengo y no son producto de años y años de imaginación), son muy pocos; el día que me escapé de la escuela y me presenté en la carnicería de mi padre, mi hermano, diminuto, en la cuna, una pequeña puerta que había en la cocina (no sé para qué) por la que asomaba mi cabeza y le preguntaba la hora a Don Pimpón (¡!), y poco más... Y también recuerdo canciones, y puedo cerrar los ojos, volver 21 años atrás y escuchar el tema de Álex y Cristina sonando en la televisión... Sí, después de ésta regresión temporal, ahora si que tengo claro que la versión de Supersubmarina me gusta precisamente por todos los recuerdos que han aflorado en un momento de mi cabeza.
Como bien sabeis, Álex y Cristina fue un dúo que tuvo muchísimo éxito cuando en 1987 presentaron su primer disco en el que aparecía éste tema, lo que les ayudó a subir como la espuma y representar a España en el festival de la OTI de 1988. Sobra decir que Cristina, la dulce niña que cantaba, se ha convertido hoy en la fatal Christina Rosenvinge, a la que por cierto pronto veré en directo.
De Supersubmarina poco os puedo contar que no hiciera hace 48 horas, en los últimos días están en boca de todos y todo apunta a que pueden ser una de las más agradables sorpresas del 2009 que está a punto de empezar. Ganas de dar guerra y talento, desde luego, no les faltan...





Y, para los nostálgicos, que seguro que no sois pocos...

"Creo en tí", La Media Luna

Os hablé hace tiempo de Susu, una chica donostiarra que musicalmente toma el nombre de La Media Luna y actualmente reside en Barcelona. Sé que hay algo que le une a Shuarma, ex-Elefantes, pero no tengo claro si su relación va más allá de lo profesional o simplemente se reduce a la música. El caso es que el segundo disco de La Media Luna es una auténtica gozada, a caballo entre el pop acústico y la fusión, las canciones de Susu pintan paisajes agradables de visitar con los oídos. Calma es un disco para escuchar relajado, para dejarte llevar por la suave voz de la guipuzcoana. El amor es el tema que predomina en sus canciones, pero sin dejar de lado otros aspectos como la protesta social, envuelta, eso sí, en papel de regalo. Es un disco de distancias cortas, como ella misma lo define.
Creo en tí es una canción sencillamente espectacular, una puerta abierta hacia otra dimensión, toda una declaración, las palabras que siempre me hubiera gustado que me dedicaran. Porque es importante que te quieran, pero que crean en ti es, simplemente, básico y esencial. La confianza que te da saber que hay alguien que está dispuesto a saltar por un precipicio a ciegas de tu mano confiando en tu paracaídas es vital. Y yo, yo creo en ti, ¿tú?... ¡Espero que os guste!



jueves, 18 de diciembre de 2008

"Pare taxi", Paco Bello

Estaba poniendo un poco de orden en los cajones de mi habitación cuando me he encontrado una tarrina de cds a la cual le había perdido la pista (y no, no la estaba buscando). Tres años son muchos años de desorden, y para rato recordaba que en el fondo del cajón que menos utilizo fuera a encontrar tanto material como he hecho, y es que no imaginais la de discos y canciones que tenía comprimidas, algunas de ellas tan cubiertas de polvo que me costaba reconocerlas. Entre las muchas canciones que he reencontrado y que os iré dejando por aquí he dado con ésta, Pare taxi, una canción de Paco Bello que hacía años que no escuchaba, desde que tuve una época en la que, al mínimo momento en que no pensaba en nada automáticamente me ponía a tararearla. No sé si ha sido un buen descubrimiento, ya que recuerdo que mi hermano la odiaba visceralmente, y como después de tanto tiempo me sorprenda escuchándola o cantándola, quien sabe cuál puede ser su reacción... ;)
Paco Bello es un cantautor y poeta residente en Madrid a pesar de haber nacido en Málaga. A los quince años ya había montado un grupo de jazz-pop de versiones, pero pronto dio rienda suelta a su vena creativa y se puso a escribir canciones. En 1995 publicó No hay problemas de la mano de Sony, un disco de quince canciones entre las que se encontraba la que os dejo, Pare taxi. A pesar del prometedor debut, no fue hasta 1999 cuando sacó a la calle su siguiente trabajo, para ello cambió de nombre artístico para llamarse Nauta (igual que el nuevo disco) y también de sello discográfico. En el año 2001, tras un fallido proyecto en el que se atrevía con la guitarra eléctrica, Paco Bello se unió a Raúl Hernández para formar Doctorgrillo, y durante los cinco siguientes años estuvieron tocando sin parar por salas de conciertos y publicando un total de cinco maquetas que vendían en sus actuaciones. Ya en el año 2007, después de un periodo de retirada y reflexión, volvió a los escenarios como Paco Bello, con un puñado de canciones compuestas durante su letargo musical que ha grabado en un par de maquetas en directo en el Búho Real pero sin público. Durante éste año también ha publicado un libro de poemas con un título que me ha maravillado, El olor del bosque ha roto mi computadora, saciando así su sed de literatura, su alma de escritor.
Podría haberos dejado muchas otras canciones de Paco, pero Pare taxi tiene la especial cualidad de arrancarme una sonrisa cada vez que la escucho, y esta tarde, cuando llevaba tanto tiempo sin escucharla, me está empezando ya a doler hasta la cara. Está bien que las canciones hablen de amor o tristeza, son los motores que mueven el mundo, los sentimientos más palpables que tenemos al alcance todos los días (casi nadie le canta a la envidia o la avaricia, por ejemplo), pero también es bueno que existan canciones que, de vez en cuando, nos saquen de esos tópicos. Pare taxi es una de ellas, un tema lleno de humor que nos cuenta lo que pueden llega a ver los ojos de un taxista en un día de trabajo en la gran ciudad, y es que, ¿qué no habrá visto un taxista?.



"Solitary man", Johnny Cash y Tom Petty

Solitary man es una de las mejores canciones que uno pueda tener el gusto de escuchar. Publicada en un principio por Diamond en 1966, Johnny Cash la retomó en el 2000 para el que sería su tercer disco para el sello American Recordings, y para hacer aún más especial la versión pidió la ayuda a su amigo Tom Petty, quien canta junto a él. Antes de grabar American III; Solitary man (el disco en el que está incluída la canción), Cash sufríó una grave neumonía que le obligó a cancelar varios conciertos de su gira, y dicen que por este motivo versionó la canción I won´t back down de Petty. El disco incluye otra joya como es la versión de One, de U2, pero es por la canción que os dejo, Solitary man, por la que Cash recibió el Grammy al mejor cantante country masculino. Como toda palabra que diga sobra sabiendo que después vais a escuchar esta obra de arte, me callo, espero que os guste...



"Cuéntame", Elefantes

Es típico eso de no saber apreciar algo en el momento preciso, pasa con las personas, y con la música, por supuesto, también. Mientras Elefantes estaban en activo no pasé de escuchar Que yo no lo sabía y alguna canción suelta más, sin llegar jamás a profundizar en su discografía. Ahora que están separados y no tengo la posibilidad de verlos en directo o esperar con ilusión nuevos trabajos, me he vuelto un loco de la música de la banda que lideraba Shuarma. La verdad es que el aragonés es un artista que me encanta, tiene talento y una voz que transmite muchísimo, muy marcada. Cuéntame es una canción a la que en su día no le presté atención, pero esta mañana me he sorprendido cantándosela al cuello de mi camiseta sin parar. Una pena la disolución de éste grupazo, menos mal que las canciones sólo dejan de existir cuando nadie las escucha... Yo, de momento, tengo los oídos bien abiertos...

miércoles, 17 de diciembre de 2008

"Quiero que te quites la ropa", Perro Flaco

Pensaba que el día ya no me podía dar más de sí musicalmente cuando, hablando con Charly (visitad su blog, Quadrophenia, muy recomendable), me ha comentado que este sábado Manolo Tarancón tocaba en Madrid con Perro Flaco. Me ha preguntado si conocía a éste último, y le he contestado la verdad; he oído hablar de él bastante en los últimos meses, pero no he escuchado ni una sola de sus canciones. Charly me ha envíado al Myspace del canario, y con la primera canción que ha sonado, automáticamente ha llamado mi atención. Quiero que te quites la ropa es un tema que suena al mejor Ariel Rot, una canción rockera y directa que habré escuchado unas diez veces desde que la he descubierto hace una hora escasa. Perro Flaco es el proyecto de David Negrín, un chico de 25 años nacido en Santa cruz de Tenerife que puede decir orgulloso que, pese a su juventud, ha compartido escenarios con dos gigantes de la música nacional como Quique González e Iván Ferreiro. Es un habitual de las salas de conciertos madrileñas, y a principios del 2008 publicó un EP bajo la producción de Paco Morillas y Manolo Tarancón, quien, como os he dicho, compartirá concierto con él en Barcelona 8 el sábado. Como supongo que tendreis ganas de comprobar cómo suena, os dejo con la canción en cuestión, yo ya la tengo en mi cabeza para los próximos días, seguro... ;)

"Ciento cero", Supersubmarina

Hace una semanas mi amiga Leixuri me recomendó que escuchara las canciones de un grupo llamado Supersubmarina, conoció a uno de los miembros hace años y me dijo que, amistad aparte, sonaban muy bien. Ayer un lector me los volvió a recomendar, y aunque ya los escuché cuando me los recomendó Leixuri, volví a visitar su Myspace, y esta vez no se me olvida hablaros de ellos, porque todo apunta a que van a dar guerra los próximos meses. Supersubmarina son un grupo de Baeza que acaba de publicar el que ha sido su primer trabajo discográfico, un EP llamado Ciento Cero que ha salido del horno éste mismo mes de diciembre. Hacen un rock enérgico, guitarrero y con un punto gamberro, en la onda de los Pereza aunque con algo más de fuerza, más duros. Desde finales del verano han compartido escenario con artistas de la talla de Vetusta Morla, Iván Ferreiro, Russian Red o Marlango, y esto sin duda les ha ayudado a ir adquiriendo esa experiencia tan necesaria para avanzar en el siempre empinado mundo de la música. Sus canciones, intensas, tienen ése toque pop que estoy seguro que les ayudará a aparecer en radios y televisiones muy pronto, tiempo al tiempo.
Tienen una versión de Chas y aparezco a tu lado de Álex y Cristina que me tiene algo más que fascinado, y la que os dejo, single del EP, es un temazo en toda regla, una descarga de guitarras que, como anuncian en la primera frase, te vomitan en la cara. Espero, como siempre, que os guste...

"To die a happy man", Gary Louris

Gary Louris es un guitarrista y compositor norteamericano que nació en Toledo (Ohio), y que a pesar de tener muchos años y tablas en el mundo de la música, ha presentado su primer disco en solitario este mismo año. Durante dos décadas llevó junto a Mark Olson el peso de los míticos e indispensables The Jayhawks, una de las mejores bandas de rock de la historia, y ahora presenta Vagabond, como ya he dicho su primer trabajo en solitario, producido por Chris Robinson ni más ni menos. Dicen que Gary tuvo mucho que ver en la inclinación hacia el pop de los últimos años de la banda, y en Vagabond pueden encontrar una prueba que sustenta esa teoría, porque además del folk-rock por el que se mueve el disco en general, se adivinan ciertos matices y tendencias más pop, por decirlo de alguna manera. Sea como sea, para los que no somos puristas o no entendemos de etiquetas musicales, Vagabond es un disco que me ha sorprendido muy gratamente esta mañana mientras me empapaba de la diaria lluvia bilbaína, muy agradable de escuchar, aunque la verdad es que no era poco lo que esperaba de éste hombre. Gary, por cierto, tiene una casa en la gaditana localidad de Puerto de Santa María, cerca del estudio del productor Paco Loco, amigo con el que no duda en colaborar de vez en cuando.
Os dejo con To die a happy man, la canción que más me ha gustado esta mañana, aunque he de decir que la he escuchado en el momento en el que la lluvia caía más fuerte, y yo soy muy sugestionable... He subido el volumen todo lo que mi reproductor da de sí, y confieso que, como estaba cerca de mi casa, estaba deseando que todos los semáforos estuvieran en rojo para apurar unos instantes más el momento. Espero que os guste.



"Corazón", Carlos Chaouen

Ya llevo un par de semanas escuchando el nuevo disco de Carlos Chaouen, Horizonte de sucesos, y si bien al principio me pareció algo extraño y de difícil entrada, tal y como esperaba ha sido ir dándole escuchas y sucumbir, una vez más, a los pies del cantautor gaditano. Hoy, hasta que no haya profundizado en sus nuevos temas, os dejo un clásico. Llevo años pensando que nadie en éste país es capaz de escribir canciones como lo hacen Quique González y Carlos Chaouen. Estos dos artistas están en una dimensión superior a los demás a la hora de componer, sumergirme en cualquiera de sus letras me resulta tan atrayente como la mejor de las novelas. Saben ver las cosas a través de mis ojos, le ponen letra a las cosas que pasan por mi cabeza y, en definitiva, escriben como siempre me hubiera gustado hacerlo a mí.
Corazón es una de las mejores canciones del tovador andaluz, especialmente en la versión que se marca con el arrolador Kutxi Romero, cantante (además de excelente poeta) de los rockeros Marea, que con su voz cigarrera le da un toque especial al tema. No estaría mal poder hablar con el corazón de vez en cuando, y es que a veces no dice nada y otras no calla. El mio, chilla. Y me interrumpe constantemente...

A veces dudas de mis buenas intenciones
Y haces bien para evitar los empujones
De los abismos de la acera que me nutre
De tanta sanguijuela que chupa mis canciones

No es que este lejos, es que estoy en una nube
Que con levante o con poniente que se anude
Baja a beber en los estanques que me subes
Y va ensamblando flores en tus latitudes

Tengo la piel como navaja de reyerta
Tengo la espalda pa llevarte siempre a cuestas
Y ahora administro mi desayuno de setas
Y ya tengo el aguita para hacer la fiesta

Y yo que enciendo una hoguera
Quemo mis ojeras
Me planto en una maceta
A ver si me riega
Tu llanto de arena
Y viene la primavera

Y tu que dices, corazon
Que no se me acomode el amor pa cuando estalle
Y tu que dices, corazon
Que me tiendas al sol en plena calle
Y tu que dices, corazon
Que el tiempo es la fragua que aprieta mis alambres
Y tu que dices, corazon
Que te calles

A veces tengo la cabeza como inerte
A veces tengo la certeza de tenerte
Y me endulzaron las heridas con los peces
Y tengo una pecera solo pa beberte

Alquilo vuelos sobre abismos apaisados
Y me desvelo cuando huelo el rasurado
Que es el otoño en esa luz de tu geranio
Te cambio los miedos por unos bocados


Carlos Chaouen y Kutxi...



...y Carlos, más íntimo...