sábado, 31 de mayo de 2008

"Servicio limitado", Stereotipos

Por más que las busco, hoy no encuentro mis ganas de estudiar por ningún lado, y llevo toda la mañana leyendo y enredando un poquillo...Y enredando y enredando, he encontrado que mis amigos de Stereotipos han estrenado un vídeo con un tema nuevo, Servicio limitado. Como ya sabeis esta banda coruñesa ha estado teloneando a Iván Ferreiro en casi toda su gira de presentación del disco, lo que les ha servido para darse a conocer por todo el país. Yo llevo siguiendo su carrera desde hace un par de años, me gusta mucho el pop-rock que hacen, siempre en la misma línea, creando un sonido muy característico. Si los tuviera que definir diría de ellos que suenan como sonaba el pop hace unos años, y eso es todo un halago. Es increíble la cantidad de buena música que nace en Galicia, para quitarse el sombrero.
Tuve la oportunidad de conocer a Manu, el cantante, ya que pedí en el foro de su página que tocaran una canción en el concierto de Bilbo y me la dedicaron, además, al acabar, estuve hablando con él un rato y son unos tipos muy simpáticos, de verdad. Tienen un disco de debut que merece la pena que escucheis, y su directo no tiene desperdicio, hacen un gran trabajo sin fuegos de artificio.
Les deseo toda la suerte del mundo, y estoy deseando volver a verlos en directo pero sin tener que telonear a nadie y se puedan gustar, ya que en tres cuartos de hora no hay tiempo para nada.
Os dejo con ésta inédita canción y, como siempre, espero que os guste...

"El calor del amor en un bar", Jaime Urrutia y Búnbury

No he comentado por aquí el invitado especial que va a tener el concierto de esta noche, uno de los cantantes más emblemáticos de la música española, ni más ni menos que Jaime Urrutia. Urrutia era el líder del famoso grupo Gabinete Caligari, uno de los máximos exponentes de la movida madrileña que dejó éxitos inolvidables como Camino de Soria, Cuatro Rosas o del que hablo hoy, El calor del amor en un bar. Ignoro en qué va a consistir la colaboración, supongo que subirá a cantar tres o cuatro canciones, pero el hecho de que nadie sepa quién va a telonear a Calamaro (en los carteles se puede leer "Artista invitado"), y la buena amistad que existe entre ellos me hace pensar que puede que canten juntos alguna más.
Poco puedo contar de ésta canción que no sepais, porque imagino que la habreis escuchado hasta la saciedad, al menos yo recuerdo el mítico "Bares, qué lugares!" como si hubiera estado siempre en mi vida. De hecho, ¿quién no recuerda la parodia de Martes y Trece?. Yo la he visto tantas veces, y pienso que está tan bien hecha, que no puedo evitar que cada vez que pienso en Jaime Urrutia la cara que me viene a la cabeza es la de Millán. Joder, es que se parecen...
El vídeo de hoy es una de las canciones que incluyó en Enjoy, un disco que grabó en directo en la madrileña sala Joy Slava repasando los mejores temas de su carrera con la colaboración de algunos amigos como Amaral, Pereza y Búnbury, que canta con él éste maravilloso El calor del amor en un bar, dándole, como siempre, ese toque personal sello de la casa. Enjoy es un disco muy recomendable, tanto para los que habeis seguido su larga trayectoria como para quienes no lo conozcais, ya que es una selección de sus mejores canciones, y además en directo, que a mí, al menos, siempre me gusta más.

"Estadio Azteca", Calamaro

Llegó el día C, hoy a las nueve de la noche estaré viendo mi primer concierto de Calamaro. Bilbao se ha puesto su mejor vestido, el de lluvia, para recibir al argentino, y aunque de entrada no me gustaba la idea de que hubieran cambiado el concierto a La Casilla (en un principio iba a ser en la plaza de toros), mirando al cielo me alegro, porque si no lo habrían tenido que suspender como tuvieron que hacer con el de Burjassot dos veces ya. Me extraña no estar nervioso, aunque supongo que a medida que avance el día mi estado irá cambiando, pese a que sospecho que agoté mis nervios semanales el jueves con Vetusta Morla. Y es que, pese a que me muero de ganas por ver a Andrelo, muy pero que muy bien lo va a tener que hacer para que yo salga más satisfecho de lo que salí el jueves del Antzoki. Podeis pensar que estoy loco, que mientras uno es una leyenda del rock los otros están empezando ahora, pero es lo que siento, es lo que hay.
Hoy he elegido otro tema que me apasiona de Andrés, Estadio Azteca, dedicada a un campo de fútbol mexicano que es el único que ha tenido el honor de ser sede de dos mundiales de fútbol.
A esta canción le tengo mucho cariño porque es una de las que siempre sonaban en el bar de mi pueblo cuando estaba cerrando (hace tiempo que no me quedo a ver cómo cierra), y todos nos la sabíamos y la cantábamos prendidos a una botella vacía. Es curioso que cuando he empezado a escribir el post decía que no estaba nervioso, y ahora mientras escribo y escucho la canción, estoy empezando a notar un ejército de hormigas desfilando por mi estómago.
Os dejo dejo en el Estadio Azteca, espero que os guste el partido..

Cuando era niño,
y conocí el estadio Azteca,
me quedé duro, me aplastó ver al gigante,
de grande me volvió a pasar lo mismo,
pero ya estaba duro mucho antes...


viernes, 30 de mayo de 2008

VETUSTA MORLA en concierto, 29 de mayo del 2008, Kafe Antzoki, Bilbao

Sí, por fín, ayer llegó el momento de verles en acción, tantas semanas esperando y en un par de horas que volaron se acabó, a esperar hasta la próxima. Antes de nada, quería disculparme por la baja calidad de los vídeos, pero tengo un gran problema; tengo dos cámaras, una es muy buena para las fotos, pero en los vídeos el sonido se distorsiona. La otra graba muy bien el sonido, pero la calidad de la imagen deja mucho que desear, además, eso de estar cantando, saltando y moviéndome no ayuda a enfocar. Así que como en otros conciertos me ha dado rabia que no se escuchara bien, esta vez opté por nitidez en el sonido. Queda dicho...
Me sorprendió ver el Antzoki con tanta gente, no pensaba que un jueves fuera a tener tan buena entrada, quizá ayudó que los teloneros, Whitewood, eran biilbaínos, ya que cuando estos acabaron se abrió hueco, eso sí, hasta que empezaron los Vetusta Morla. Se notaban nervios, y sobre todo una gran expectación hasta que sobre las once y cuarto saltaron al escenario los seis miembros de la banda; cantante, dos guitarras, bajo, batería y otro percusionista.

Al final no fui solo, me acompañó un amigo, y aprovechamos ése espacio libre que quedó después de los teloneros para coger un buen sitio, además, a pesar de la mucha gente que había y el calor asfixiante que siempre hace en esa sala, teníamos un hueco alrededor, ya que mi estatura hace que nadie se quiera poner detrás de mí, por lo que me rodean, por decirlo de alguna manera. Empezaron el concierto con el tema que abre el disco, Autocrítica, y desde ése mismo instante ya se vio que la voz de Pucho no tiene ni trampa ni cartón; suena igual de nítida y potente que en el disco, además comprobé con agrado cómo la gente la cantaba.
...Autocrítica...




Siguieron con la que fue una de las más coreadas, Un día en el mundo, la que da nombre al disco y ha sido elegida como single. El público ya estaba viendo de lo que son capaces estos madrileños y poco a poco se fue soltando y agradeciendo los muchos guiños que Pucho le hacía, lo cierto es que hacía tiempo que no respiraba tan buen rollo en un concierto.
...Un día en el mundo...



La banda ya había calentado motores, y a partir de ahí todo el concierto fue un viaje mágico al mundo que estos chicos nos muestran. El momento que más esperaba de la noche me pilló desprevenido, ya que suponía que Copenhage sería un regalito que nos harían al final, y la cantaron la tercera o la cuarta, no lo puedo asegurar. Ésta es una canción que se me ha clavado en el alma, es la mejor que he escuchado en muchísimo tiempo, y lo cierto es que la viví con un escalofrío permanente. Además le tengo mucho cariño porque es la primera que escuché del grupo y la que me llevó de cabeza a comprarme el disco y a obsesionarme con ellos.
...Copenhage...


Después de dejar a la audiencia helada con el nórdico frío de Copenhage, decidieron calentarla a base de guitarra y movimiento, primero con Pequeño desastre animal (una delicia) y después con una gran sorpresa; una canción que no está editada, se llama Vida no hay mucha, y simple y llanamente, es espectacular. Un ritmo altísimo de batería, guitarreo y Pucho pandereta en mano, retorciéndose como una serpiente y haciéndole el amor al micrófono. Ésta no la grabé porque me pilló con las manos ocupadas, pero robo la única versión que he encontrado en el youtube porque merece la pena que la escucheis, dan ganas de levantarse de la silla y romperse el cuello moviendo la cabeza... Por cierto, gracias a Elba por decirme el nombre de la canción.

...Pequeño Desastre Animal...


...Vida no hay mucha...


Con la gente sudando de tanto moverse, se tomaron una pausa para tocar un par de temas en acústico, uno de ellos fue "Iglús en primavera" y la otra no la podría asegurar, puede ser que "La gravedad", pero no duró mucho esta falsa tregua, porque el contraataque fue brutal cuando volvió a salir la banda al completo y tocaron "Valiente", con una introducción distinta a la del disco que nos llevó a pensa a muchos que se había confundido, pero nada más lejos de la realidad, de repente la guitarra empezó a hacer temblar los vasos de los cubatas y fue uno de los mejores momentos de la noche. De hecho, ahora entiendo la delgadez de Pucho, ¿cómo no va a estar delgado moviéndose tanto?. A partir de éste momento ya no recuerdo bien el orden de las canciones, como imaginareis no voy con lápiz y papel, y ésta cabecita loca no es precisamente ejemplo de buena memoria. Con Al respirar todos los de la sala tuvimos que contener nuestro aliento, porque la canción hacía que se rompiera el aire con cada nota.
También cantaron La marea, en una versión psicodélica con un final apoteósico en el que Pucho, con su voz, coloreaba todos los tonos que sus cuerdas vocales conocen. Me encantó también Año nuevo, tan bien interpretada que me agarró el corazón y me lo apretó sin parar hasta que acabó. A estas alturas el público ya estaba entregado y fingieron despedirse del Antzoki con La cuadratura del círculo, la canción más cañera del disco y la que más le gusto a mi amigo. Llevaban algo más de una hora y yo estaba seguro de que no podía ser la última, no me salían las cuentas, me faltaban un par de guindas para el pastel perfecto.

...Al respirar...


...La cuadratura del círculo...


Después de que el público coreara el beste bat de rigor, los Vetustos volvieron a salir para jugar la prórroga del que fue su primer partido en Euskadi. Primero con otra canción acústica, depués con Sálvese quien pueda, otra de las canciones que más gente conocía, además para esas horas la cerveza y los cubatas estaban en plena efervescencia, haciendo que el Antzoki se viniera abajo como pocas veces lo he visto.

...Sálvese quien pueda...


Para acabar, como me imaginaba, se despidieron con Saharabbey Road, un temazo que destila buen rollo, y además nos hicieron participar a todos; mientras las chicas tenían que cantar un la la la la la la la la la la la la la a los chicos nos tocaba un lo lo lo lo lo lo lo lo lo lo más grave, pero lo cierto es que todos cantamos todo, porque sabíamos que eran las últimas cucharadas de un concierto mágico y siendo madrileños como son, quién sabe cuando volveran. De todos modos, estoy seguro de que se fueron contentos por el calor que les dimos, y por haber debutado en una sala tan mítica como es el Kafe Antzoki, y como aquí tenemos gusto por la buena música, seguro que vuelven pronto, porque ofertas no les van a faltar, fijo. De éste tema no tengo vídeo, ya que decidí dejarme llevar por la locura y bailé y canté como un auténtico poseso.
En definitiva, el de anoche fue sin duda uno de los mejores conciertos a los que haya ido nunca, y no fue sino la constatación de que está naciendo algo muy grande, un grupo con un directo que no te puede dejar indiferente. Yo, al menos, estoy deseando tener la oportunidad de verlos de nuevo, tú, si la tienes, no te lo pienses ni un momento, porque harás de todo menos arrepentirte, palabra de Mikel.
Por último, quería pedir perdón porque como habreis visto, las crónicas de los conciertos no son lo mío, simplemente me remito a contar lo que sentí, para tecnicismos y reseñas ya están otros. Yo, humildemente, lo máximo que puedo hacer es recomendaros tanto el disco, que es de lo mejor de los últimos años, como su directo, que es, hablando en plata, acojonante.

Se la llevó la tormenta y el viento...



Hay sueños que son fáciles de alcanzar, y hoy me voy a la cama habiendo realizado uno. No conozco las palabras que describan cómo me siento después de haberles visto en directo. Mañana vídeos y fotos, hoy, de momento, me voy dormir con el buen sabor de boca que la marea me ha dejado.

jueves, 29 de mayo de 2008

"Salitre", Quique González

Sí, ya está confirmado, este verano me voy de vacaciones con mis amigos a Conil de la Frontera, y si para la mayoría de ellos no tiene mayor importancia, para mí lo significa todo. Para cualquier seguidor de Quique González, Salitre es todo un himno, y una de las canciones fijas en los conciertos del madrileño. Me muero por llegar allí, ponerme la canción en los cascos y fumar un poco en la ventana, para intentar sentir todas ésas sensaciones que ahora me tengo que imaginar. Me muero por pasear por la playa y oler ése salitre del que tantas veces he oído hablar y, dada mi extraña capacidad para enamorarme de desconocidas todos los días , esté donde esté, no voy a parar de buscarte ni un solo momento. Quiero conocerte y ver cómo las flores crecen en las dunas contigo y, sobre todo, quiero echarte de menos cuando me vaya y recordarte cada vez que escuche esta canción. Quiero entender Salitre en todas sus dimensiones, y quiero que signifique algo más para mí de lo mucho que lo hace ahora. Porque sé que no soy el único que soñará despierto con esta canción bajo la luna de Conil, y pienso mirar a los ojos a toda la que me cruce hasta que te encuentre y sepa que eres tú. Puede que pida mucho, y es probable que nada de lo que imagino suceda, pero así soy yo, son muchas horas escuchando esta canción con los ojos cerrados, y no, nunca me canso de perseguir sueños imposibles.

Te acariciaba el viento de poniente
te llevó a la arena bañada en salitre
te acariciaba un marinero en tierra
pero ésta vez no era yo.
Te conocí en Conil de la Frontera
nunca es primavera donde tú creciste
sigues teniendo carita de pena
pero no me miras con tus ojos tristes.
Bañada en salitre
flota en la memoria de los días grises
fumo en la ventana
veo tu silueta sobre el arrecife
Algunas flores crecen en las dunas
sube la marea y se hacen invisibles
algunas duermen a la luz de la luna
persiguiendo sueños imposibles.
Bañada en salitre
flota en la memoria de los días grises
fumo en la ventana
veo tu silueta sobre el arrecife
Ahora tendré que salir a buscarme
alguien que me arranque de cuajo la pena
de alguna manera tendré que olvidarte...
Tengo que olvidarme de alguna manera.


miércoles, 28 de mayo de 2008

"Media Verónica", Calamaro

Hace un momento estaba buscando un mechero deseperadamente y al abrir un cajón de mi mesita de noche, he visto las entradas para el concierto de Calamaro y, ahora sí, me he empezado a poner algo nervioso. Y es que hace años que lo quería ver y, aunque creo recordar que el verano pasado también estuvo aquí, me resultó imposible ir a verlo. Ví las entrevistas que ha hecho esta semana, una con Buenafuente y otra con Eva Hache, y me gustó escucharle decir que para esta gira tiene preparados conciertos de 35 canciones, con cuatro guitarras además, así que la cosa pinta bien.
Media Verónica es otra de esas canciones que espero escuchar el sábado, porque es junto a Paloma la canción que más me apasiona del argentino. Es toda una demostración de la capacidad que tiene Andrés de escribir letras que te magullan la piel, que te hacen una herida cada vez que la escuchas y, aún así, lo vuelves a hacer, una y otra vez. Tanto me gusta que, no puedo prometer que si la canta el sábado y yo llevo alguna copa de más, no se me vaya a escapar alguna lágrima, sin que nadie me vea, eso sí. ;)
Como ya sabreis, la media verónica es un movimiento que hacen los toreros, pero me voy a reservar la opinión que tengo sobre ellos, bastará decir que me declaro radicalmente antitaurino. De todos modos, en el vídeo Calamaro enseña cómo es el movimiento. Os dejo también un vídeo con un fragmento de la versión que Amaral hizo para el disco Mujeres, una voz preciosa para una genial canción.

Media Veronica despierta
le molesto la luna
por la ventana abierta.

Llego una carta desde el frente;
el cantaro se rompe
y se seco la fuente.

Va a decidir que hacer cuando despierte del todo
y borrar con la mano
lo que ayer escribio con el codo,

habra que ver
si la cronica Veronica reacciona,
la Veronica mitad
tiene muy poca maldad
pero esta cansada de esperar...

Media Veronica esta rota
no tiene muchos años
pero le hicieron daño.

Rompio una lanza por la risa,
pero no tiene prisa
y se rie muy poco.

No va a saber que hacer cuando no sople mas viento,
no sabe distinguir
el amor de cualquier sentimiento.

Quiere vivir
una vida diferente cada dia;
la Veronica mitad
esta en la flor de la edad
pero esta cansada de esperar...

En la ventana hay una nota:
el pajaro no vuela
tiene las alas rotas.

Media Veronica lamenta
que el tiempo se consume
y lo demas no cuenta.

La vida es una carcel con las puertas abiertas,
Veronica escribio
en la pared con las tripas revueltas.

Nada que ver,
no habra flores en la tumba del pasado.
La Veronica mitad
dice siempre la verdad
pero esta cansada de esperar...


...Calamaro...


...Y Amaral...

"Whole Wide World", Eric Wreckless

Este cantante de Rock&Roll inglés habría pasado totalmente desapercibido para mí de no haber sido porque ésta canción, Whole Wide World era una de las canciones que formaban la banda sonora de una comedia de uno de mis actores favoritos, Will Ferrell (sí, he dicho que uno de mis actores favoritos es Will Ferrell), que incluso la cantaba guitarra en mano en la película Más extraño que la ficción. Lo mío con esta canción fue todo un flechazo, y según la escuché me puse a buscarla, y lo cierto es que la encontré en menos de un minuto, sólo tuve que mirar la banda sonora de la peli, ;) . Es un auténtico temazo, el mayor éxito en la carrera de Eric Wreckless que alcanzó la fama de su mano a finales de los ochenta, incluyéndola en su primer disco.
La canción está llena de humor, un tipo cuenta cómo su madre le decía de pequeño que hay una chica para él en el mundo, pero que vive en Haití. Él comienza a imaginarla y repite, una y otra vez, que recorrería el mundo para encontrarla. La canción empieza muy tranquila, pero va ganando en intensidad según avanza, convirtiéndose en un estribillo muy potente.
Es bonita la idea de pensar que hay una alguien esperándonos a cada uno de nosotros, y aunque las estadísticas dicen que en el mundo hay siete chicas para cada hombre, yo renuncio a seis de ellas si me aseguran que la que queda es la de verdad, la que siempre he estado buscando. De hecho, no me importaría nada tener que viajar a las Bahamas o Haití para encontrarla, creo que soportaría el enorme sacrificio de viajar a playas paradisiacas con clima perfecto para encontrar a mi media naranja...Siempre pensaré que si algo merece la pena es moverse, buscar y luchar por quien te importa. Porque la fé mueve montañas, pero el amor mueve a las personas, o debería hacerlo...
Hoy, como estoy que tiro la casa por la ventana, no os dejo uno ni dos vídeos, hoy os dejo tres; en el primero la canta su creador, Eric Wreckless, el segundo es el fragmento de la película de Will Ferrell, y el último es una versión reciente de los gemelos escoceses The Proclaimers, que está bastante bien la verdad.

I'd go the whole wide world
I'd go the whole wide world
Just to find her
I'd go the whole wide world
I'd go the whole wide world
Find out where they hide her


...Erick Wreckless en concierto...


...Will Ferrell intentándolo...


...y The Proclaimers...

"Into the dark", Ben Lee

Para combatir éste tiempo tan revuelto que tenemos desde hace ya unas semanas, hoy me apetecía empezar el día con una canción que me transmitiera buen rollo, y he elegido ésta, Into the dark, de Ben Lee. Lee es un cantante y actor australiano, y por lo que parece uno de los personajes más famosos de su país. El año pasado logró cierto éxito en España y Europa gracias a Catch my disease, un tema que fue utilizado para más de una campaña publicitaria. Mis conocimiento sobre este artista son mínimos, y sólo he llegado a escuchar un disco suyo, Awake is the New Sleep, que si bien no es una obra maestra, tiene unas cuantas buenas canciones, como la que he elegido hoy.
Into the dark habla de un chico enamorado que se lamenta de la falta de comunicación que sufre en su relación con la chica a la que quiere. En algunos trozos de la canción me llego a sentir bastante identificado, sé que es eso de dejar claro lo que sientes y que ella no se dé cuenta, haga como que no se entera o, simplemente, pase del tema. Es difícil cuando crees que has hecho todo lo que estaba en tus manos y a pesar de todo ella hace como si no pasara nada; lo que está claro es que si muestras lo que eres y no atraes su atención, estás luchando por algo que, quizá, no valga la pena. De estas cosas nos habla Ben Lee, pero en un tono optimista, como sabiendo que, tarde o temprano, ella va a caer a sus pies. Espero que empeceis el día con la mejor de las sonrisas, saludos!

I'm Feelin' Better
Since I surrendered
You can't Climb
'Till you're ready to fall
You're not a land mine
You're not a gold mine
No you're not mine at all


"Waltz #2", Elliot Smith

Elliot Smith es un cantautor estadounidense que murió hace cinco años a la edad de 34 años, aparentemente después de hacerse el hara-kiri. Elliot fue mal chico durante toda su vida y jamás llegó a superar sus problemas con el alcohol y una larga lista de sustancias de esas que en los telediarios llaman estupefacientes. A pesar de morir muy joven y depresivo, sus muchos problemas fueron una fuente de inspiración para sus canciones y se han llegado a publicar ocho discos suyos en solitario y otros tres que grabó con una banda de amigos. Con Elliot Smith sucedió lo que pasa con muchos, que su muerte lo convirtió en mito y su mayor éxito lo alcanzó, precisamente, después de morir. Aún así, sus buenas canciones, sus exquisitas letras (estudió filosofía y ciencias políticas en la universidad) y su capacidad para tocar diversos instrumentos le convirtieron en vida en un músico muy respetado.
Como va siendo hora de ponerse el pijama y dormir, quería desearos las buenas noches con una canción suave; una canción que nos haga cerrar los ojos poco a poco, bailando un vals muy lento con los sueños, agarrándolos delicadamente de la cintura y dejándonos llevar por ellos. El Waltz #2, es una canción triste, pero destila una melancolía mágica, de ésas que convierten la tristeza en algo bonito de admirar. Muy buenas noches...

I'm never gonna know you now, but i'm gonna love you anyhow

martes, 27 de mayo de 2008

Ya es mía!



Sí, efectivamente, ya tengo la entrada, así que nada ni nadie va a evitar que disfrute como un enano el jueves. Por cierto, vaya entrada más fea, no se lo han currado nada estos chicos del Antzoki...

"Pequeño Desastre Animal", Vetusta Morla

Sí, son ellos de nuevo. Creo que jamás había escuchado el primer disco de un grupo que me haya llegado tan adentro y me haya gustado tanto (exceptuando, claro está, a Quique) desde el primer disco. No hace ni dos meses que los escuché por primera vez y me sé desde la primera hasta la última palabra de todas sus canciones. Es más, me gustan tanto que estoy deseando que publiquen más discos para escuchar más cosas suyas. Como ya sabreis, el jueves vienen a Bilbao a alegrarme la vida, y yo ahora mismo estoy haciendo tiempo para ir a comprar mi entrada, y, de hecho, me estoy poniendo nerviosísimo por el simple hecho de estar escribiendo sobre ellos. Además, están en un momento muy dulce en el que aparecen por todos los lados para recordarme que el jueves están aquí; los ví hace un par de semanas en No disparen al pianista, en el camino de mi casa a la uni me han ido poniendo carteles en todas las esquinas, en una entrevista Santi Alcanda ha llegado a decir que Un día en el mundo es el mejor álbum de debut de la historia del rock en España...vamos, que no paran, y me alegro por ellos.
Todo esto se me está juntando en la cabeza, y como veis tengo la esperanza de ver uno de los mejores conciertos de mi vida, tanto que el sábado tengo concierto de Calamaro y muchas veces se me olvida, sólo tengo en la cabeza a Vetusta Morla.
Voy a cambiarme y voy al Antzoki a por la entrada, os dejo con Pequeño Desastre Animal, una canción de la que merece la pena hasta el título, aunque como llegue y me digan que no hay entradas, lo que se va a montar es una gran catástrofe humana, aunque, os lo aseguro, con o sin entrada, el jueves los veo, vaya si los veo...

Ey! Tú! Estatua de sal
prepara tu salto mortal
hoy no te puedo calmar
pequeño desastre animal..



"La herida", Duncan Dhu

Como ya dije hace algún tiempo, Duncan Dhu es uno de los grupos que más marcaron mi infancia, y como esta tarde me ha dado por la música de mi tierra, pues os voy a dejar una de las que, en mi humilde opinión, es una de sus mejores canciones, La herida. No puedo ocultar que me encanta Mikel Erentxun, me gusta su música, su diente roto, y sobre todo que miles de personas coreen mi nombre de vez en cuando. He ido a un par de conciertos suyos y se lo monta muy bien en el escenario, porque además de cantar los muchos éxitos que ha tenido en su carrera en solitario, siempre mete algunas de Duncan Dhu en el repertorio que consiguen que el público enloquezca. Además, ahora está próximo el lanzamiento del directo que grabó en el Teatro Maria Eugenia de Donosti, y el disco promete mucho.
Lo dicho, Mikel Erentxun cantando La herida en versión acústica, que es el vídeo que más me ha gustado. Es una pena que no haya encontrado otro en el que cante con Diego Vasallo, la otra mitad del grupo, pero bueno, que quede bien claro que no me olvido de él.

Después de estar
perdido tanto tiempo,
después de ti,
después de los disparos...
Como un abrazo a traición
la herida vuelve a sangrar.

Detrás del sol,
detrás de los aviones,
como pistolas robadas al atardecer.
Como el invierno en Madrid,
así caeremos los dos.

Shalalala...
Como el invierno en Madrid,
así caeremos los dos.

Con grandes gafas de sol
y sin dejar de mirarnos
en los espejos.

Después de hacerte reír,
después del sueño más lento
como la nieve.

El corazón
de un piso abandonado
será el final
de todos los paisajes.

Shalalala...
Cuando después de perder
la herida vuelva a sangrar,
la herida vuelva a sangrar.



"Ez dut atzera egingo", Bide Ertzean

Si hay un grupo en Euskadi al que sigo con interés ése es Bide Ertzean. Algunos de vosotros los conocereís porque en su último trabajo Quique González se animó a cantar un tema en euskera dada su buena relación con el batería del grupo, Karlos Aranzegi, que actualmente es uno de los componentes de la Aristocracia del Barrio. Yo no conocía el grupo hasta que escuché la colaboración de Quique y, movido por la curiosidad, me compré el disco, lo que resultó ser un gran acierto. En Euskadi el pop-rock tiene poca relevancia, y fue muy satisfactorio encontrar un grupo que tocara este tipo de música, y además bien. Son de Tolosa (Gipuzkoa), cantan en euskera, y el disco Non dira? (¿dónde están?) es monotemático; todas las canciones están relacionadas con la guerra civil y los terribles daños que causó durante tantísimos años. Hay canciones dedicadas a las Trece Rosas, a los milicianos republicanos, al dolor, a la libertad...Pero sobre todo es un mensaje para nosotros, los jóvenes, para que nunca olvidemos qué sucedió y así no se vuelva a repetir tan cruento enfrentamiento que dividió España en dos. En ningún caso intentan abrir las heridas que aún no han cicatrizado del todo, pero se pide respeto y ayuda para todas esas familias que, por las circunstancias del conflicto, están en paradero desconocido o criando malvas en alguna cuneta o fosa común. Muchas son las madres y los hijos de fallecidos en la contienda que no tienen ni una maldita tumba a la que llevar flores, y lo más grave aún es que muchos ayuntamientos no autorizan las excavaciones de ésas fosas que muchos ancianos saben a ciencia cierta dónde se encuentran. No se trata de sacar los trapos sucios de una época en la que ambos bandos sufrieron las peores calamidades, pero mientras unos tienen sus placas y mausoleos otros tienen que llorar a sus difuntos en carreteras, barrancos y huertas. Es una cuestión de justicia, y sobre todo de humanidad.
Siento esta disertación, pero soy un enamorado de la historia, especialmente de la Guerra Civil Española. Además, éste tema, por desgracia, me resulta tristemente conocido y cercano.
La canción de hoy cuenta cómo un miliciano decide tomar las armas y salir a luchar por la libertad mientras se despide de su familia diciéndoles que volverá pronto, pese a que seguro que era consciente de que podía ser la última vez que les viera. Para el estribillo han tomado un poema escrito durante la guerra, y como resultado da una muy buena canción que os recomiendo escucheis.

"Agur maiteño
gudara noian
askatasuna zaintzera;
ez egin negar
zergatik laster
etorriko naun
etxera"


Traducción:"Adiós querida/me voy a la guerra/a cuidar de la libertad;/no llores/porque pronto/volveré a casa."

lunes, 26 de mayo de 2008

"She´s got a new spell", Billy Bragg

El otro día estaba escuchando el disco Diamante Pequeño de Ecuánimes y cuando empezó la tercera canción sentí una explosión de recuerdos en mi cabeza. La canción era Magia en tus ojos, y aunque ya conocía una versión que hizo La Granja hace algunos años, el recuerdo era más lejano aún en el tiempo, me sonaba la misma música pero la letra en inglés, y como buen detective que soy me puse a buscar hasta que la encontré; lo que yo recordaba era la canción She´s got a new spell, de Billy Bragg. No puedo deciros cuál es el recuerdo exacto que tengo, porque no es ninguno y lo son todos a la vez; la canción me recuerda a la viejísima radio que teníamos en la antigua carnicería, a mi camiseta de Koeman, a Frigopiés...Creo, pero no estoy seguro, que era uno de los temazos que mi padre tenía grabados en esa cinta que marcó mi vida, pero el tiempo y los cds se comieron las cintas, y la memoria sólo me da para recrdar cinco o seis de las canciones. El caso es que llevo tres días escuchando esta canción y sonriendo sin parar porque, joder, la verdad es que fui un niño muy feliz, y me parece increíble que el simple hecho de escuhar una canción me pueda hacer sentir tantas cosas, y tan buenas todas.
Os recomiendo que veais el vídeo, el baile de Billy Bragg no tiene desperdicio. Muy buenas noches!


What is that sound
Where is it coming from
All around
What are you running from
Something you don't understand
Something you cannot command


That's how I know
She's got a new spell
Yes, that's how I know
That she's got a new spell

What's going down
Who's moved this room from round me
Where has it gone
I fear this night will drown me
So I lie awake all night
'Cos I can't sleep with something I can't fight

The laws of gravity are very, very strict
And you're just bending them for your own benefit

One minute she says
She's gone to get the cat in
The next thing I know
She's mumbling in Latin
She cut the stars out of the sky
And baked them in a pie

She stole the scene and scenery
The script and the machinery


"A veces se me olvida", Cristina Márquez

No, no conozco a esta chica de nada, aunque no voy a negar que me encantaría. Tropecé con ella buscando alguna actuación de Quique González en la que cantara "A veces se me olvida", y lo único que me encontré fue esta muy buena versión de esta joven gaditana (creo), que se llama Cristina Márquez y tiene una voz realmene preciosa. La verdad es que no me suelen gustar las versiones que escucho de canciones de Quique, porque las tengo tan metidas dentro de mí que no las concibo sin esa voz tan característica que tiene, pero escuchar ésta canción en los labios de una chica me ha encantado. Además, le hace unos arreglos a la música que la hacen algo diferente, y me gusta.
"A veces se me olvida" era la segunda canción del álbum de debut de Quique González, y no puedo ocultar que siento una especial predilección por ella. La frase A veces se me olvida que sólo soy espectador es una de esas con las que me identifico a más no poder y me da mucha rabia que en ninguno de los siete conciertos suyos en los que he estado no la haya tocado. Pero me pasa lo mismo con Cuando éramos reyes y unas cuantas más, y supongo que tendré que resignarme porque será que no las canta porque no se las cree, como él suele confesar.
Como siempre repite mi madre, a falta de pan buenas son tortas, y como no hay mal que por bien no venga, si Quique la tocara en los conciertos, seguramente no la habría buscado en el youtube, y si no hubiera buscado, nunca habría encontrado esta versión de esta chica, ni otras cuantas canciones que canta que os recomiendo que escucheis. Si es que, el que no se consuela, es porque no quiere.

"Corazón de tango", Doctor Deseo

"A todos nos gustaría que lo bueno dure siempre pero luego dura lo que tiene que durar... normalmente más de lo debido" , con esta breve introducción empieza la canción de Doctor Deseo en el vídeo que he elegido. Éste grupo bilbaíno es uno de los grupos vascos que más éxito ha cosechado, y no sólo en Euskadi, sino en todo el país en sus más de 20 años de trayectoria. Vaya por delante que no son santo de mi devoción, o quizá estaría mejor decir que ésta es de las pocas canciones suyas que conozco, aunque no son muchas más las que he escuchado, pero Corazón de tango es una de esas canciones que están ahí desde siempre, de toda la vida. Además es un tema que suelen utilizar en muchos bares cuando llega la hora de cerrar, ya que todo el mundo conoce su estribillo y lo canta emocionado. Corazón de tango es una canción triste, tristísima, que nos dice que todo acaba, que nada dura para siempre aunque muchas veces nos lo digamos como engañándonos a nosotros mismos. Todo tiene fecha de caducidad en esta vida, da igual las ganas que le pongamos, y asumiendo esto es mucho más fácil sobrevivir a los muchos desengaños que nos llevamos. Lo mejor, como siempre, aprovechar el instante, disfrutar del presente antes de que se convierta en pasado y lo echemos de menos.

Tuviste que decirme adiós,
calles hundidas a mis pies.
Para echarte en falta
hasta la muerte.
Y yo bailando
al ritmo de mis zapatos negros
como una veleta
fiel al viento
Corazón de tango tengo
el cuerpo de jota
y soy, un aprendiz de sinvergüenza
En brazos de la soledad
vendió su alma al diablo
y tu y yo brindando
por un adiós.
Vamos a engañarnos
y dime mi cielo
que esto va a durar siempre.
Perderme en tus brazos
dulce locura,
tú mi droga más dura.


domingo, 25 de mayo de 2008

"Aves al vuelo", Pablo Valdés

Ya hablé de una canción de éste cantautor asturiano hace un tiempo, pero la de hoy, Aves al vuelo, es la que más me gusta de Pablo Valdés sin lugar a dudas. Pablo ha publicado su primer disco de estudio este año, junto a su banda, los Crazy Lovers, y lo cierto es que no está nada mal su primer trabajo. En mi opinión a las letras les falta un poquito de profundidad ya que en muchas canciones acaba recurriendo a los viejos y desgastasdos tópicos como nuestro bar, bourbon , chicas rubias, chaquetas de cuero y todas esas referencias a tiempos pasados. Temas más que utilizados por gente como Loquillo, por poner un ejemplo. Pero bueno, supongo que se va mejorando en la elaboración de los textos con el tiempo, el ejemplo más claro que he visto ha sido el último disco de Manolo Tarancón, en el que sus letras han dado un gran paso adelante en cuanto a madurez respecto a su primer trabajo. De todos modos, he de decir que Pablo suple esas carencias en las letras con muy buena música, y de esta manera el disco es de agradable escucha. Además, se puede ver desde la primera escucha que intenta llevar su sonido por la senda que Quique González marcó hace años, incluso utiliza un pedal-steel, lo que , no puedo negarlo, me fascina.
Espero que os guste la canción, yo ya tuve una época en la que no me la quitaba de la cabeza ni con aguarrás.


"Saving Grace", Tom Petty

Lo de Tom Petty me resulta, simplemente, impresionante; tiene tan sólo cuatro o cinco años menos que mi abuelo y sigue haciendo el mejor rock de Estados Unidos. La música de éste hombre de 68 años ya le gustaba a mi padre cuando tenía mi edad, y yo, treinta años después la disfruto como un enano. Y no es que escuche música antigua, no, Petty sigue publicando discos (discazos), como el último en solitario, Highway Companion, que además del típico título americano, es una perfecta muestra del rock que se ha venido haciendo en Norteamérica en las últimas décadas. Un día del verano pasado, estaba recogiendo la carnicería con mi padre y yo tenía puesto un disco con canciones que me gustaban que había grabado para intentar hacer más llevaderos los días entre jamón serrano, paletilla ibérica y solomillos cuando empezó a sonar American Girl, la que probablemente sea su canción más famosa. Mi padre me miró y me dijo, "ésta me la sé!", y vaya si se la sabía. Mi padre no entiende una palabra del inglés, pero yo no sé cómo se las apaña para saber de qué hablan las letras de las canciones que le gustan, porque desde luego a mí no me pregunta. La cosas es que sabía de qué hablaba, la canturreaba, y estoy seguro de que hizo el solo de guitarra con algún cuchillo, porque en la tienda no había nadie y yo tuve que entrar en la cámara y no lo pude ver. Me encantó eso de poder disfrutar de una canción con mi padre, estar disfrutándola los dos.
Hace poco le puse ésta canción, y él no podía creerse que fuera un tema nuevo, le parecía increíble que un hombre tan mayor pueda meter tanta caña. Y es que Saving Grace, como bien dijo Quique González, es un auténtico tiro de canción, y ésta me parece una definición exacta.
No os aburro más, os dejo con Tom Petty, para que empeceis el día con toda la fuerza que un domingo requiere, además parece que el sol me ha guiñado el ojo al subir la persiana así que disfrutad del día. Los que podais, claro.

sábado, 24 de mayo de 2008

"Alone again", Calexico

Calexico es una banda de Tucson, Arizona, que un amigo me recomendó hace ya un par de años. En su momento, para que os voy a engañar, no le hice mucho caso, pero buscando un poco tropecé con ésta canción, Alone again, con la que hice muy buenas migas desde un principio. Pasado el tiempo y movido por la curiosidad, estoy escuchando algo de este grupo y puede ser que me equivocara al no prestarle mucha atención, porque ahora me está gustando muchísimo más que cuando me lo recomendaron.
La canción de hoy me parace brutal, especialmente por el solo de trompeta que tiene. Porque, aunque no lo parezca, tengo pasado de trompetista, y no por lo que la mayoría estais pensando. Cuando era pequeño toqué la trompeta cuatro o cinco años, el problema llegó cuando me pusieron la ortodoncia, ya que al tocarla hacía la fuerza inversa que los malditos hierros que tenía en los dientes. No se perdió nada el mundo de la música porque lo tuviera que dejar, no tenía talento para hacer nada especial, pero bueno, al menos ahora tengo una razón de peso para odiar a los dentistas. Lo dicho, os dejo con el vídeo donde, por cierto, me gusta como suena la canción incluso más que en la versión de estudio.

"Te debo una canción", Ixo Rai y Enrique Urquijo

Si la música española ha sufrido una pérdida importante en los últimos años, ésa sin duda fue la del maestro Enrique Urquijo, quien, como ya sabeis, apareció hace unos diez años muerto de sobredosis en el portal de una casa madrileña. Era tan joven y tenía tantísimo talento, que es una pena saber que nunca vamos a poder escuchar las muchas canciones que, a buen seguro, habrían seguido saliendo de su corazón durante estos años. Recuerdo perfectamente el día en el que, entre tostada y tostada, escuché en el telediario de las ocho de la mañana que había aparecido muerto, no podía imaginarme que la voz que daba vida a las canciones de Los Secretos hubiera desparecido para siempre. Que alguien fallezca siempre es la peor de las noticias, pero ésa tristeza se acentúa cuando el que nos deja (dejando familia y amigos al margen) es un artista de semejante calibre, porque no sólo muere él, también su talento se apaga, y sus ideas, su voz...Nunca más escucharemos una nueva canción del que fue líder de Los Secretos y Los Problemas, pero nos dejó un amplio y extenso legado, un mundo lleno de preciosas canciones que, éstas si que no, no morirán jamás, estarán con nosotros para siempre. Hoy he elegido un tema que cantó con Ixo Rai que se llema Te debo una canción, y es una de las últimas veces, sino la última, en la que Enrique se subió a un escenario. Hace ya algunos años que se ha convertido en una de esas canciones con una carga emotiva muy intensa, la pena es que se equivocaran con el título, porque él, en vida, nos regaló un oceáno de canciones; pienso que quedaría mejor Te debemos una canción.

"Se nos iba la vida", Quique González

Nunca he tenido la suerte de estar con una chica a la que le gustara Quique González, como mucho he conseguido que le llegara a gustar alguna canción, pero nada más que eso. Pero que a las chicas con las que he estado no les gustara no me ha impedido relacionar muchos de los momentos que con ellas he vivido con determinadas canciones suyas, y esto de relacionar canciones con instantes vividos me ha llevado en más de una ocasión a no poder escuchar esos temas por miedo a que se me caiga el mundo encima. Eso es lo que me ha pasado hasta hace unos meses con Se nos iba la vida, una de las canciones que más cosas me hacen sentir del señor González. Escuchar la letra de ésta canción me transporta irremediablemente a los momentos en los que creía, estaba seguro, que lo nuestro era para siempre, que era imposible que algo tan intenso pudiera acabar. Esos momentos, cuando ya llevas un tiempo de relación, en los que todo es perfecto y nada puede hacerte pensar que las cosas cambian y que todo, absolutamente todo, termina, o como dice Drexler, se transforma. Momentos, en definitiva, en los que se nos iba la vida. Pues bien, hasta hace poco no era capaz de escuchar esta canción, sólo lo hacía en esos momentos masoquistas que todos tenemos (o al menos yo), en los que nos apetece estar tristes y darle un buen puñetazo a nuestros recuerdos en plena boca del estómago. Porque escuchar estaré consiguiendo sentirme yo mismo en las pieles de otros, en la boca de todos es muy duro cuando se echa de menos a alguien y no sabes qué es de ella. Pero, ya lo he dicho, todo cambia, y lo que antes me hacía sentir un vacío en el cuerpo como si no hubiera comido en una semana, ahora hace que se me escape una sonrisa, porque con el tiempo todo adquiere otra dimensión y yo, pase lo que pase, prefiero quedarme con las cosas buenas que con malos recuerdos. Además, con el paso de los días siempre te acabas dando cuenta de que lo que pierdes por un lado, lo ganas por el otro, siempre. El tiempo te ayuda a superarlo todo, y la mejor prueba de ello es que hoy esté hablando de ésta canción que hasta hace un tiempo me apuñalaba la memoria; hoy, simplemente, sonrío. Es más, me encantaría que Quique la volviera a tocar en el próximo concierto suyo al que vaya.
El vídeo de hoy lo grabó un amigo mío el 27 de octubre del 2006, en la Sala Rock Star de Bilbao, al que fuimos porque él nunca había visto al Kid y se moría de ganas. Os dejo también una foto que sacó que siempre me ha encantado. Pasad un muy buen día!



Se nos iba la vida al quitarnos la ropa
en aquella pensión tan pegada a la playa,
nos contamos mentiras, nos compramos promesas
nos hacían cosquillas las luces del alba.

Se vestía deprisa, encendía un cigarro,
me miraba a través del espejo del baño
y se echaba a reír.
Me ponía a tocar Si estuvieras aquí
No no woman no cry. Déjame. Stand by me
y de pronto se fue de las manos
no la he vuelto a ver
y los niños me lanzan un corte de mangas
al pasar el tren.

Y que no rocen la herida,
no me ofrezcan otro trato,
no me vayan a engañar,
es la forma más sencilla
cuando eludes tu pasado
de no, de no volverlo a pisar.

Estará como siempre en alguna frontera
persiguiendo algún tipo en mitad de la noche,
estará consiguiendo vivir de quimeras,
recordando los cuerpos, olvidando los nombres.

Estarán intentando sacarme de quicio
las miradas al sur, los recuerdos de entonces,
estaré consiguiendo sentirme yo mismo
en las pieles de otros, en la boca de todos

Y que no rocen la herida…
Y el amor es la moneda que dejamos
siendo niños en la vía del tren.
Y tu cama la autopista que incendiamos
no tan jóvenes.

Y que no rocen la herida…

Se nos iba la vida al quitarnos la ropa
en aquella pensión tan pegada a la playa



viernes, 23 de mayo de 2008

"Va a empezar a llover", Nacho Vegas y Búnbury

Ahora que estoy liado haciendo todos los trabajos que debo entregar antes de los exámenes, intento vivir con la persiana bajada para que, aunque la primavera me tire piedritas para que salga a verla, mantenerme de alguna manera al margen de todo lo que no sea estudiar. Lo que me pasa es que soy un chico inquieto, y al menor ruido que escucho corro hacia la ventana para ver qué es lo que pasa ahí fuera. Pues bien, no han pasado ni un par de minutos desde mi última carrera, y es que se oía un ruido como si alguien estuviera arrastrando el Guggenheim por debajo de mi casa, y al mirar al cielo lo he comprendido todo. Va a empezar a llover, como cantan Nacho Vegas y Búnbury en El tiempo de las cerezas. Y es desde que escuché este temazo por primera vez, cada vez que veo un nubarrón, lo canto para mí mismo, una y otra vez. Es tan buena esta canción que merece la pena sólo por el estribillo, por ese va a empezar a llover ahogado que se le escapa a Vegas . Es una canción de lo más melancólica, lo ideal para un día que va a acabar con tormenta, y me parece a mí que de las buenas. Espero que al menos, cuando llueva, lo que caiga solo sea agua, porque no hace falta que os diga que puede llover de muchas maneras, ¿verdad?. Saludos!

"Florecita", Aurora Beltrán y Amaral

Otra de las novedades del 2008 ha sido el nuevo disco de la que era cantante de Tahúres Zurdos, Aurora Beltrán, que lleva por título Clases de baile. Sin llegar a conocer en profundidad el trabajo de la navarra (ni de su grupo), Tahúres Zurdos siempre ha sido un grupo de esos al que no sigues, pero por el que sientes respeto ya que siempre que oyes una canción suya te parece, como poco buena. Lo cierto es que me ha gustado mucho el disco, sobre todo el dueto que hace con Búnbury en la canción que da nombre al álbum, y de la que no me costará mucho tiempo hablar. Pero hoy he elegido otra canción, una que denuncia la drástica situación que se vive en la ciudad mexicana de Ciudad Juárez, donde desde hace años ya, no paran de desaparecer niñas y chicas jóvenes que no vuelven nunca a sus casas, o aparecen asesinadas y violadas. Hace ya bastante tiempo que escuché hablar de este tema, y hoy leo horrorizado como desde 1993 más de 450 chicas han sido asesinadas y hay más de 600 desaparecidas. Lo más grave de todo es que, al parecer , nadie hace nada por resolver una situación tan dramática, seguramente porque las víctimas son gente pobre, gente que, por lo visto, no merece la protección y justicia de la que, a buen seguro, los de siempre disfrutarán. Poco podemos hacer por cambiar las cosas desde aquí, por eso está bien que gente como Aurora dedique una canción a esas niñas que no pueden pisar las calles sin miedo, y sobre todo a esas madres que ven a sus hijas salir de casa y se preguntan si no será la última vez que les ven, para que al menos la gente como yo, sepamos lo que sucede allí y en muchos otros sitios, donde las cosas no son tan fáciles como aquí. Aunque en el disco la canta en solitario, he escogido este vídeo porque a la ya potente voz de Aurora la acompaña la mujer que transforma las canciones, Eva Amaral, posiblemente la mejor vocalista de la península.

"I told you so", Ocean Colour Scene

Ocean Colour Scene es uno de esos grupos que emergieron con el brit pop, un movimiento musical que alcanzó la cumbre en los noventa, y que a mí, antes, tanto me gustaba. He dicho antes no porque ahora ya no me gusten el grupo o el brit-pop, pero con los años mis gustos musicales han tirado por otras sendas, y cada vez escucho menos los discos y los grupos en los que me gastaba mis primeras pagas. Y lo bueno que tiene dejar de escuchar algo por un tiempo es que, cuando vuelves a hacerlo, vuelves a vivir el disco casi como la primera vez, como si fuera el primer beso que le das a una chica. Pues esto es lo que me viene sucediendo desde hace un tiempo con esta banda de Birmingham, con la que estuve bastante obsesionado hace ya un buen puñado de años, pero a la que perdí el rastro como si me hubieran robado el móvil con su número de telefono en la tarjeta. Los perdí, y apenas los había recordado hasta que hace poco descubrí que habían sacado un disco el pasado año (además de unos cuantos más que editaron durante nuestra ruptura), y lo escuché. Y claro, fue volver a escucharlos y entender por qué me gustaban tanto. Ahora llevo unos días intentando recuperar el tiempo perdido, y he encontrado esta maravilla de canción, I told you so, que a pesar de ser nueva, me trae tan buenos recuerdos...Disfrutadla!

jueves, 22 de mayo de 2008

"Te queda mi amor", Rebeca Jiménez

Esta semana por fín ha salido a la venta el primer disco de Rebeca Jiménez, la que hasta hace poco era novia de Quique González. Digo hasta hace poco porque hace tiempo que escuché que lo dejaban, aunque me extrañó que hace un par de días me llegara un mensaje de la página web de Quique en la que me informaban de que el disco salía a la venta, incluso incluía un párrafo escrito por el cantautor en el que habla maravillas de Rebeca.
Confieso que la voz de Rebeca no me cautiva, de hecho en un principio pensaba que no tiene una voz para nada agradable, pero ha sido ir escuchando las canciones y cada vez me convence más, no puedo negarlo. Que tenga una voz menos femenina de lo habitual, por decirlo de alguna manera, la hace especial y le da un toque muy personal a las canciones. Además se ha sabido rodear de una magnífica banda con Tony jurado y Mario Raya, y cuenta con el rey Midas de la música española, Carlos Raya, un hombre que en los últimos años no para de trabajar y triunfar (Quique González, M-Clan, Fito y los Fitipaldis...).
Hoy os dejo con Te queda mi amor, una muy buena canción que interpretó en el programa musical No disparen al pianista, que, por cierto, ya ha sido condenado a los domingos, en la que podemos ver a Rebeca al piano; a alguien me recuerda...

"Playas de Natal", Manolo Tarancón

Por fín ha llegado a mis manos el último disco de Manolo Tarancón, de nombre Más allá de uno mismo, publicado en enero de este año. Es su segundo disco, y escuchándolo una sola vez se puede apreciar que ha dado un paso de gigante en su carrera. El primer disco me gustó bastante, por eso esperaba impaciente su segundo trabajo, sobre todo después de haber leído y escuchado comentarios que hablaban maravillas sobre él.
Para éste disco ha tenido la suerte de contar con el omnipresente Nacho Vegas, que colabora con él en la canción Súper 8, de la que seguro hablaré muy pronto pues se trata de un auténtico temazo.
Depués de haber escuchado unas tres veces Más allá de uno mismo, si tengo que elegir una canción es ésta, Playas de Natal, un tema con una muy buena letra (pienso que las letras de éste segundo disco están más elaboradas, sin menospreciar a las del primero, claro) y del que resaltaría sobre todo ésa guitarra eléctrica que la acompaña.
Un disco, en definitiva, altamente recomendable y que a buen seguro ayudará a Manolo Tarancón a seguir la estela de grandes como Quique González, Fabián o el mismísimo Nacho Vegas. Espero que os guste la canción, y que tengais un buen día, yo aquí me quedo....con las Playas de Natal...

miércoles, 21 de mayo de 2008

"Un día en el mundo", Vetusta Morla

Lo reconozco, sigo enganchadísimo a estos chicos. Pocas sensaciones son comparables a descubrir un disco en el que todas las canciones brillan con luz propia, y más aún cuando es de un grupo al que no conoces de nada, pues es un descubrimiento doble. Yo no he parado de escuchar Un día en el mundo desde que llegó a mis manos, y cada día puedo decir que me gustan más y más. Además tengo la suerte de que los voy a ver en directo el próximo jueves, y me muero de ganas por ver cómo suenan a escasos cinco metros de distancia, que es donde a mí me gusta estar en los conciertos (cuando no es en primera fila).
La canción de hoy, Un día en el mundo, es la que da nombre al primer trabajo de Vetusta Morla, y si bien en la primera escucha del disco no le presté mucha atención (Copenhage tenía secuestrados todos mis sentidos), con el paso del tiempo ha ido ganando peso y hoy únicamente puedo decir que es un temazo.
Aunque todos vivimos en una espiral de rutina, en un mundo que no es lo amable que debería, hay pequeños detalles (esos detalles de los que siempre hablo) que consiguen alumbrar un poco esos días tan oscuros. Ése detalle, ése gesto, eso que hace del mundo un sitio especial y agradable, eres tú. Porque, como tienes escrito en tu nombre, Algunas personas hacen del mundo un lugar especial con sólo estar en él, y una de esas personas, por si no lo sabes, eres tú.
Hoy os dejo dos vídeos; el primero muy original, va desde la nevera de Pucho hasta una Fnac de Madrid donde dan un concierto. Me encanta cómo cantan por la calle y la gente se queda mirando. Es lo que a veces me da rabia de no vivir en Madrid, nunca me encontraré a Vetusta Morla cantando por la Gran Vía...El segundo es el primer videoclip que han rodado, espero que os gusten, espero que te guste.

Por el día nos encierran en sus jaulas de cemento
y aprendemos del león.
Por las noches atrapamos corazones asfixiados
y disparos en su honor.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Consumir, producir, la sangre cubre mi nariz.
No sé dónde quedó el rumor que nos vió nacer,
pagó la jaula al domador.

Dilatamos las pupilas en encuentros con sirenas
con las piernas de neón.
Y blasfemamos por dios, prometemos por vos.
Machacamos nuestros cuerpos prietos por un sueño de cartón.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Disfrazar, seducir, ponerme guapo para ti.
No sé dónde quedó el rumor que nos vió nacer,
pagó la jaula al domador.

Mírame, soy feliz. Mírame, tu juego me ha dejado así.
Mírame, ¿qué hago aquí? Mírame, tu juego me ha dejado así.

No sé qué fue de aquel rumor que nos vió crecer
siendo la carne del león.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Engañar, seducir, ponerme guapo para ti.
No sé dónde quedó el rumor,
pagó la jaula al domador.
Mírame, soy feliz. Mírame, tu juego me ha dejado así.



...Vetusta Morla en la calle...



...y el videoclip...

"Triunfadores", Fabián

Ayer ví, gracias a la revista Efe Eme, que por fín Fabián había realizado un vídeo de una de sus canciones. El tema que ha cargado de imágenes se llama Triunfadores, y es una de las canciones de su álbum de debut, Espera a la primavera. Me hizo mucha ilusión ver que había elegido ésta canción para su primer vídeo, porque desde que me compré el disco es una de mis favoritas de largo.
Tendemos a idolatrar a deportistas, cantantes, escritores...Gente que hace cosas que nosotros admiramos, pese a que estén infinitamente lejos y sean inalcanzables. Además, son personas que dan una imagen, y nosotros nunca llegremos a saber si son dignos de nuestra admiración o no. Pero en la vida, hay muchos más triunfadores que los que vemos en la tele o en las revistas. Gente que pasa el día trabajando para que sus familias puedan vivir lo más cómodamente posible, sacrificándose un día sí y al otro también para que todo les vaya bien a la gente que les rodea. Ellos nunca publicarán un disco, ni escribirán un best-seller, pero merecen el mayor de los reconocimientos y el más profundo de los respetos. Fabián lo explica de la mejor de las maneras con un puñado de palabras; "Triunfador, yo te diré lo que es ser un triunfador. Es un tío que trabaja 11 horas al día y es capaz de salir y de beberse una cerveza sin derrochar mal humor, sin que le estalle la cabeza. Eso es ser un triunfador". Supongo que todos vosotros tendreis claro quiénes son vuestros triunfadores, mi premio se lo llevan mis padres, porque han trabajado toda la vida como animales para que a mi hermano y a mí nunca se nos olvide sonreír, y eso no hay manera de agradecérselo.
Me encanta ésta canción, y Fabián en general porque escribe con las entrañas. Sus letras son de lo más sinceras y tiene una sensibilidad que te hace entrar en el mundo de cada canción, obligándote a sentirla en primera persona.
Como ya he dicho, no perdais la oportunidad de escuchar el disco con el que debuta, estoy seguro de que me dareis las gracias por la recomendación si es que no lo habiais escuchado antes. Espero poder contaros más cosas sobre él más adelante, ya que de momento apenas hay vídeos que os pueda enseñar, y es una pena, porque el disco tiene otros tres o cuatro temas que son ingredientes básicos en mi menú del día.

martes, 20 de mayo de 2008

"Soldado 229", Antonio Orozco e Iván Ferreiro

Hacía bastante tiempo que no me paraba a escuchar ésta canción y, movido por la curiosidad y las pocas ganas de hacer algo de provecho a estas horas, me he puesto a buscar algún vídeo en el que estos dos artistas la interpretaran juntos, y todavía no me he sobrepuesto de la emoción de ver a Iván Ferreiro fundiéndose con el tema. Muy pocos artistas sienten lo que cantan como lo hace el señor Ferreiro, y a mí me resulta de lo más emocionante verlo cantar. Es espectacular cómo fuerza cada músculo de su cuerpo para hacer explotar las canciones. Me resulta imposible pensar qué habría sido de esta canción de Antonio Orozco sin la colaboración de Iván, creo que, simplemente, nunca habría existido. O eso, o quizá nunca me habría fijado en ella. El caso es que el andaluz acertó de pleno, y tendrá que estarle eternamente agradecido a Iván por alquilarle su voz de cinco estrellas aunque sólo fuera por escasos cinco minutos.
Os dejo el vídeo que tanto me ha gustado, con el habitual despliegue gestual de Iván, y un vídeo que alguien, con muy buen gusto, ha realizado con la canción. Muy buenas noches!

...Antonio Orozco e Iván Ferreiro en concierto...



...y un bonito video...

"Utopia", Alanis Morissette

Hace poco escribía un post en el que decía que la grandísima Alanis Morissette había desaparecido en cierto modo del panorama musical, y que sus últimos discos no llegaban, en mi opinión, al nivel de los tres o cuatro primeros. Pero como se suele decir, lo cortés no quita lo valiente, y he de quitarme el sombrero ante ésta canción, porque llevo un par de semanas escuchándola varias veces al día. La canción lleva por título Utopia, y habla de ése mundo con el que Alanis sueña, un mundo en el que podamos perdonar, admitir, aceptar, divulgar, alcanzar, compartir, escuchar...La verdad es que suena bien el mundo de Alanis, no me importaría pasar allí una temporada, aunque lo cierto es que cada uno de nosotros pensamos en un mundo utópico distinto; el mío sería verde, no habría coches, tendría música en las calles, poemas en las cortezas de los árboles, césped en las playas, las puertas de las casas estarían siempre abiertas, las fuentes darían Coca-cola...y seguro que el tuyo es distinto, ¿verdad?.

we would stay and respond and expand and include and allow and forgive and
enjoy and evolve and discern and inquire and accept and admit and divulge and
open and reach out and speak up

This is utopia this is my utopia
This is my ideal my end in sight
Utopia this is my utopia
This is my nirvana
My ultimate
´

"Tic-Tac", Pablo Moro

Ahora que tocan tiempos de cautiverio doméstico, las horas parecen no pasar y no dejo de mirar de reojo el reloj, como si esperara que fuera a pasar algo...Estaba guiñándole un ojo a mi muñeca izquierda cuando me ha venido a la cabeza una canción que se llama Tic-Tac y es de Pablo Moro.
Todos nosotros vivimos sometidos al paso del tiempo, aunque haya cosas que consigan que vaya más despacio; un beso, una caricia, una sonrisa...Pero el tiempo se cobra las deudas y, tarde o temprano, recupera de manera fugaz esos instantes lentos y suaves que le habíamos robado.
La canción habla de eso, del veloz e inexorable paso del tiempo, que nos lleva a todos a la misma orilla, y es por eso que debemos disfrutar de cada gramo del reloj de arena que es nuestra vida. Es, en mi opinión, una de las mejores canciones del último disco del asturiano, estoy seguro de que os gustará.

Sólo existen dos maneras
de volver dónde ya se estuvo.
Una es darse la vuelta
la otra darle la vuelta al mundo.


...Pablo Moro en acústico...



...y por si no se escucha bien...

"Paloma", Calamaro

La canción de hoy es una de ésas que tienen la extraña capacidad de arañarte un escalofrío cada vez que las escuchas, da igual cuantas veces lo hagas. Se acerca el concierto de Calamaro y lo noto cada vez más, cuando en estos días escucho canciones suyas. Siento ése estado de expectación ,la incertidumbre por desconocer si cantará mis canciones favoritas, los nervios por ver a uno de los más grandes...
No puedo presumir de haber sido fan del argentino desde siempre, pero en los últimos años es uno de los cantantes que más he escuchado. Paloma era una canción que desconocía hasta hace relativamente poco. De hecho, la desconocía hasta que Quique Gonzalez le busco un hueco para meter un fragmento en el Pequeño rock&roll del Ajuste de cuentas. En esos momentos, sólo eran unas palabras que para mí sólo existían en la canción de Quique, aunque sabía que era un fragmento de una canción del ex de Los Rodriguez. Entonces, la busqué y me encontré con ella, y me reclamó la importancia que hoy en día tiene para mí, ya que me parece algo más que una canción, un himno.
Os dejo también como regalo una versión del gigante Iván Ferreiro, un acérrimo fan de Calamaro.

...Calamaro...



...e Iván Ferreiro...

lunes, 19 de mayo de 2008

"Hey There Delilah", Plain White T´s

Hace unos días me puse a escuchar un puñado de las cientos de canciones que tengo guardadas en una carpeta llamada Para escuchar, y, una vez más, me llevé una muy grata sorpresa. Como os contaba, estaba escuchando, borrando y repitiendo canciones cuando empezó a sonar una guitarra muy suave, y poco a poco fue amaneciendo una preciosa balada llamada Hey There Delilah, cantada por Plain White T´s, un grupo del que me encantaría contaros muchísimas cosas pero al que, de momento, desconozco por completo.
La canción habla de un amor a distancia, y aunque utiliza tópicos bastante habituales y a pesar de que la voz del cantante no aporte nada nuevo, me parece una muy bonita canción, recomendable al cien por cien.

"Watching the wheels", John Lennon

Estaba echándole un vistazo al blog cuando me he dado cuenta de que aún no le he dedicado ni una sola entrada al líder de la mejor banda de todos los tiempos y uno de los personajes más relevantes del siglo anterior, el señor John Lennon. Lennon siempre ha sido mi Beatle favorito, por la vida que llevó, lo que luchó para ser quien fue, por defender todo lo que defendió y, sobre todo, por las canciones que hizo.
Ésta es, en mi opinión, la mejor canción de Lennon, siempre me he sentido muy identificado con la letra. Habla de un tipo que tiene muy claro lo que quiere hacer en la vida, y lo hace a pesar de que la gente se pas el tiempo dándole consejos y recomendándole lo que ha de hacer. Pero a él le da igual, él se queda mirando cómo giran las ruedas de los coches. Siempre es mejor observar para cuando llegue el momento de dar un paso, nunca sabes lo que te puedes encontrar. Siempre me ha parecido una metáfora preciosa para ver la vida pasar, y creo que yo, aunque de manera inconsciente, también lo hago.
Que tengais un muy buen día, yo me quedó aquí, viendo las ruedas girar...

Ah, people asking questions lost in confusion
Well I tell them there's no problem, only solutions
Well they shake their heads and they look at me as if I've lost my mind
I tell them there's no hurry
I'm just sitting here doing time


domingo, 18 de mayo de 2008

"Bus Stop", The Hollies

Bueno, parace que la cosa, poco a poco y a medida que los minutos esprintan hasta el final del día, se va aclarando (metafóricamente hablando, por supuesto) y esas lágrimas que hace unas horas quería derrochar me las guardo para una ocasión más especial, quizá un día señalado.
Estaba yo pensando en la enorme maleta que tengo que hacer ahora, ya que no vuelvo a casa hasta junio, y maldiciendo el tener que hacer el viaje en autobus. No me disgusta vijar en autobus, pero sólo si me aseguran que voy a tener dos asientos para mí, no imaginais lo duro que resulta tener piernas largas como las mías y tener que compartir asiento...es sinónimo de un par de días con dolor de rodillas. Eso sí, si voy solo me encantan esas dos horas de soledad en las que leo y escucho lo que quiero. En estas cosas estaba pensando yo cuando, como si la hubiera invocado, ésta canción ha venido a mi cabeza directamente desde los sesenta. Se llama
Bus Stop , la interpretan los británicos The Hollies y fue un auténtico éxito allá por el año 66( si mal no recuerdo ;) ). El tema en cuestión habla de un amor que surge en la parada del autobús, día tras día, bajo un estúpido paraguas. Todo el que me conoce sabe cuánto puedo llegar a odiar los paraguas, sobre todo a las personas que llevan paraguas y les da igual darte con ellos en la cara, meterte las varillas por los ojos...con tal de no mojarse. Odio que llueva y tener que ir esquivando paraguas como si estuviera en un campo de minas. Pues la canción habla de eso básicamente, y si la conozco es porque hubo un breve periodo de tiempo en el que me identificaba con ella a más no poder. No, nunca he empezado una relación esperando a un autobús, pero hubo un tiempo en el que todos los domingos, cuando volvía a Bilbao, en una de las paradas se subía siempre una chica muy guapa, que se ponía al lado mío pero del otro lado del pasillo. Nunca llegamos a hablar más de un minuto, pero siempre, siempre, nos saludábamos y nos preguntábamos qué tal sin saber después como continuar la conversación. Por esos tiempos me dio a mí con esta canción, porque pensaba que algún día, tarde o temprano, subiría con bolsas y me explicaría que es lo que había estado comprando, como sucede en ella. Pero nunca compró, o al menos no me enseñó sus compras jamás, y ahí se quedó la cosa. Ahí, aquí; dentro de mi cabeza.
Hace tiempo que no veo a la chica, porque hace tiempo que no vuelvo en autobús, así que quizá hoy me lleve una sorpresa en esa estación en la que antes tanto me gustaba parar. Recuerdo que antes me encantaba que llegara la hora de coger el autobús sólo por los nervios que pasaba al llegar a su pueblo, la emoción de saber si se subiría o no.
Hay que ver las cosas que tiene la imaginación, o estar todo el día leyendo libros y escuchando canciones en las que las vidas de gente completamente desconocida se cruzan sin parar. De momento, voy a meter unos kilos de realidad en la maleta; seguro que tengo tiempo de imaginar cuando arranque el autobús.

"Cry", Jarabe de Palo y Crissie Hynde

Hoy me he levantado de un mal humor irreversible. Y no, no es la resaca, porque no la tengo. Creo que es la suma de la lluvia, la época en la que estamos, los (muchos) exámenes que tengo que hacer antes de que llegue el verano...El caso es que hoy me he levantado triste, y nada puedo hacer para cambiarlo. Y yo, cuando estoy triste, siento ganas de llorar. Siempre he sido bastante llorón, en el sentido de que no soy de los que se aguantan las ganas o se esconden; si yo tengo ganas de llorar, lloro, más que nada porque es algo que no logro evitar. Pues resulta que hoy me he puesto a pensar y ya no recuerdo cuando fue la última vez que lloré. No sé si esto es bueno o malo, porque lloro tanto por tristeza como por alegría, pero no recuerdo cuanto tiempo llevo sin llorar. Noto como si tuviera una presa de lágrimas en el estómago y estuviera a punto de desbordarse, pero lo más triste es que no tengo motivo alguno para descargar ése mar interior que arrastro por dentro. Y, claro, llorar por llorar...
Resulta que hoy he encontrado la canción perfecta para mi extraño día, se llama Cry y la interpreta Jarabe de Palo junto a la mítica cantante de los Pretenders, Crissie Hynde, porque ellos también tienen ganas de llorar por lo que se ve. Me gusta que tenga ése toque flamenco aunque esté cantada en inglés, y la voz de Pau, com o siempre, tan especial. Os dejo, no vaya a ser que se me acabe escapando alguna lágrima... ;)

sábado, 17 de mayo de 2008

"Mis visitas", Zarra

Llevaba un tiempo con la idea de hacer esto en la cabeza, pero hasta hoy no me he decidido, yo creo que ya está bien. Hace algún tiempo tuve la suerte de conocer a un chaval gracias a una de esas redes sociales que hay en internet. Él me escribió porque vio en mi perfil que teníamos gustos musicales muy similares (sobre todo nuestra devoción por Quique González), y yo le contesté porque como él bien dice, es difícil encontrar a gente que disfrute con la música que a nosotros nos gusta. El caso es que su afición por la música consiste en algo más que tener orejas con las que escuchar, ya que él toca la guitarra, la armónica, y además compone canciones. Empezamos a hablar y me mandó unos temas que tenía grabados, y mi sorpresa no pudo ser mayor al escucharlos. A pesar de ser menor de 20 años, escribe, canta y toca con una madurez demoledora, y no hace falta mas que escuchar una canción suya para adivinar claramente sus influencias.
Yo, desde luego, me quito el sombrero ante las canciones que he escuchado suyas, porque veo que tiene a un pequeño Quique González dentro suyo, y muere por sacarlo hacia fuera. Tuve la oprtunidad de conocerlo en el concierto de Deluxe y lo que más me llamó la atención de él fueron las ganas que tiene por hacer cosas nuevas y sobre todo, lo perfeccionista que me pareció, ya que ninguna de sus canciones parecía convencerle del todo.
Hoy, desde aquí, quería echarle una mano que no sé si servirá de mucho, ya que no debe haber mucha gente que se pase por aquí, pero si lo haceis os recomiendo que visiteis su Myspace(http://www.myspace.com/zarramusic)y escucheis sus canciones, porque os vais a quedar maravillados, palabra de Mikel.
De momento hoy os dejo con Mis visitas, la primera canción que me envió, y la primera con la que me dejó boquiabierto. Espero, de corazón, que os guste.

"El indio", Facto Delafé y las Flores Azules

Últimamente estoy abriendo mi mente a nuevas músicas, y me sorprendo muchísimo al darme cuenta de que estoy lleno de prejuicios. No es que sea cerrado de mente, pero me suelo qudar con la primera impresión de todo(lo sé, no debo hacerlo), y si escucho una canción de un grupo que no me convence, difícil será que dedique un rato de mi vida a escuchar un disco completo del grupo en cuestión. El caso es que hace ya un par de meses, ví por televisión una actuación de Facto Delafé y las Flores Azules, la verdad es que ni siquiera recuerdo qué canción estaban interpretando, pero cambié a los dos minutos, porque me parecía ridícula la manera de "rapear" del chico y las voces extrañas de la chica. Me pareció uno de esos grupos demasiado underground para mi gusto. Pues bien, hace unos días no tenía nada que llevarme a los oídos excepto el último álbum de estos catalanes que, no sé por qué razón, había llegado a mis manos. Me senté, me puse a escuchar...y me quedé sin palabras. Nunca será un disco imprescindible, ni sus letras rebosan literatura, pero es un disco bonito, muy bonito. Quizá no tenga el léxico adecuado para evaluar música, pero lo cierto es que el adjetivo que mejor le viene es bonito. Son canciones cortas, y todas tienen relación con las que precede, construyendo así una especie de cuento. Las letras rebosan humor, ironía y buen rollo, y además hacen unos videoclips de lo más originales...y bonitos... ;)
Hoy os dejo con El Indio, que es lo que a todos nos encanta hacer cuando nos dejan. No os perdais el vídeo, merece la pena.

Jugando a vaqueros y haciendo un poco el Indio,
pito pito gorgorito, que me voy, que ya me ido,
que ya he vuelto, que si, que si, que si,
que a tu lado como un crio.
Que a tu lado lo rizo, a tu lado la crema,
a tu lado, lo subo, lo elevo, lo asciendo,
lo vuelo y lo planeo, peinando las nubes si,
pintando el cielo.
Hechos los hechos y dicho lo dicho,
prepararé la cena, por que estaba escrito,
por que estaba escrito,por que estaba escrito,
verdurita buena, si.
En un 2x3 o en un 3x4,
tu cara, tu retrato en mi corazón,
guardado entre sedas, como las estrellas brillo,
a tu són.


jueves, 15 de mayo de 2008

"Saharabbey Road", Vetusta Morla

A pesar de que ya hace más de un mes que los conocí y tan sólo tienen un disco que poder devorar, sigo fascinado con Vetusta Morla. Esta mañana, cuando iba camino de la universidad, he visto carteles anunciando su concierto dentro de, exactamente, dos semanas, y he sentido un vacío en el estómago, como si me estuviera asomando a un precipicio. Suelo ponerme muy nervioso cuando llega un concierto que tengo ganas de ver, pero por el concierto del día 29 se podría decir que estoy ansioso. Puedo afirmar que son el mayor descubrimiento que he hecho en mucho tiempo, y su disco, es sin duda, uno de los mejores de los últimos años. Además, por lo que veo en los vídeos, tienen un directo impresionate y la voz de Pucho, el cantante, suena igual de potente y precisa que en el disco.
Saharabbey Road es la canción que suelen utilizar para cerrar los conciertos, es animadísima además de tener una bonita letra.
En definitiva, recomiendo la canción, y el grupo por extensión; reservad 5 minutos de vuestra ajetreada vida y dejaos llevad por la calle Saharabbey, vereis como después lo veis todo de otra forma.

Se la llevó la tormenta y el viento,
nada se pudo salvar;
sólo quedó una chispa de luz,
suspira por volver a empezar...
Bebe la sal y respira las llamas,
nada nos puede tocar;
pon en tu tumba que no es el final
tu rastro no se puede borrar...


miércoles, 14 de mayo de 2008

"Santos de Madera", Marah

Marah es un grupo que estoy descubriendo estos días, y por el que me llevé un buen disgusto el otro día, ya que escuché una canción suya en los 40 Principales, y después de haber escuchado su disco un par de veces, creo que se merecen algo mejor que tener el dudoso honor de estar en la lista al lado de grandes de la música como Marc Anthony o El Canto del Loco.
Si algo me alegra de haber conocido a este grupo es ésta canción, Santos de Madera, típica guitarrera que te da buen rollo, de las que puedes escuchar al despertarte e incluso llegar a empezar el día de buen humor; qué más se puede pedir en estos días tan grises...

"Hands Clean", Alanis Morissette

Alanis Morissete irrumpió como un auténtico huracán en el mundo de la música en los noventa. Recuerdo perfectamente el éxito que tuvo Ironic, y tengo en la memoria el videoclip de la canción escena por escena.
Es una pena que haya desaparecido de la primera linea del panorama musical actual, porque si bien es cierto que ha seguido publicando discos, también hay que decir que no llegan, ni por asomo, a la calidad del mítico Jagged Little Pill, uno de los mejores de la historia para mi gusto, al menos de mi historia.
Hands Clean es la canción de Alanis que más me gusta, y recuerdo que fue viéndola cantar ésta canción en directo cuando sufrí uno de esos enamoramiento plátonicos y utópicos que a veces tenemos; suspiros por simples rostros con voz. Además, en este vídeo la veo especialmente guapa, aunque por lo que siempre les he oído decir a mis amigos, y por lo que tantísimo he discutido, no debe ser tan guapa como a mí me lo resulta. Cosas de gustos.

lunes, 12 de mayo de 2008

"Con la frente marchita", Joaquín Sabina

Antes de nada, he de reconocer que no soy un devoto de Joaquín Sabina, pero le reconozco una extraordinaria habilidad para escribir preciosas letras, otra cosa es que no me guste ni su voz ni su manera de ser. Hay canciones que sabes que no vas a olvidar nunca, y yo sé que nunca voy a olvidar Con la frente marchita. Y sé que la voy a recordar eternamente, simplemente por una frase, un puñado de palabras que dicen más que mil novelas. No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió. Así de claro, escueto y conciso. Una frase que yo llego a entender milimétricamente, y con la que me llego a identificar hasta fundirme en ella. Porque me ha pasado muchas veces, echo de menos cosas que nunca han pasado, simplemente por desear que sucedan con todas mis fuerzas.
Del resto de la canción poco hay que decir, poco importa. Habla sobre un amor hispano-argentino, que se queda en el gran charco, camino de Río de la Plata.

Duró la tormenta hasta entrados los años ochenta.
Luego, el sol fue secando la ropa de la vieja Europa.
No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca, jamás, sucedió.
"Mándame una postal de San Telmo, adiós, ¡cuídate!"-
Y sonó entre tú y yo el silbato del tren...

Iba cada domingo a tu puesto del Rastro a comprarte
monigotes de miga de pan, caballitos de lata
Con agüita del mar Andaluz quise yo enamorarte,
pero tú no querías otro amor que el del Río de la Plata.